miércoles, 14 de abril de 2021

MANUEL GÓMEZ PARRA : ENTREVISTA CON UNA LEYENDA VIVA DE LA MINA CERRO VÉRTICE DE FLUORITA EN CERRO MURIANO (CÓRDOBA)

Entrevista y Fotos : José Manuel Serrano Esparza 

ENGLISH

Manuel Gómez Parra, legendario minero de la Mina de Fluorita en Cerro Vértice (Cerro Muriano), que trabajó en ella entre 1971 y 1989, concedió amablemente la entrevista que ofrecemos a continuación.

Manuel Gómez Parra sujetando entre sus manos un gran cuarzo con abundantes y muy bellos cristales octaédricos y cúbicos de fluorita  extraída en 1986 de la galería " El Chaparral" en la Mina Cerro Vértice (Cerro Muriano). 

- ¿ Dónde nació usted ? 

Manuel Gómez Parra

Nací en Almodóvar del Río (Córdoba) el 7 de Febrero de 1948. Mis padres se llamaban Antonio y Carmen.

- ¿Qué edad tenía usted cuando empezó a interesarse por la minería?

Manuel Gómez Parra

Empecé a sentir pasión por la minería cuando tenía 18 años. 

- ¿ Dónde se inició su actividad profesional como minero ? 

Manuel Gómez Parra

Fue en la mina de plomo de la Finca Cabeza Pedro, en el pozo Francés y Corchetillas, en Almodóvar del Río. 

Manuel Gómez Parra delante de la gran cantera de cuarzo, granito y fluorita de Cerro Vértice (Cerro Muriano) el 10 de Abril de 2021, veinte años después de su última visita a la zona. Este gran minero profesional y excelente persona trabajó en esta zona, que conoce en profundidad, durante dieciocho años de su vida, entre 1971 y 1989.

    - ¿Cuál fue el origen de la Mina de Fluorita de Cerro Vértice en Cerro Muriano?  
                                    
Manuel Gómez Parra : 

A mediados de Marzo de 1969 el eminente ingeniero de minas Esteban Márquez Triguero encontró el filón de fluorita " El Chaparral " en la zona de Cerro Vértice (Cerro Muriano).

Los tremendos conocimientos y experiencia del mítico prospector nacido en Torrecampo (Córdoba) el 25 de Abril de 1932 hicieron posible la génesis en la zona de Cerro Vértice del que iba a convertirse en uno de los más importantes yacimientos de fluorita del mundo. 

Otra imagen del gran cuarzo con abundantes y muy bellos cristales octaédricos y cúbicos de fluorita extraída en 1986 de la galería " El Chaparral" en la Mina Cerro Vértice (Cerro Muriano). 

El hallazgo fue de una gran relevancia, ya que la fluorita es un muy codiciado mineral de trascendental aplicación como fundente en la metalurgia del hierro y del acero, además de utilizarse como fuente de flúor y ácido fluorhídrico, en el esmaltado de la cerámica, en la fabricación de algunos tipos de vidrios ópticos, en la fabricación de la fibra de vidrio, en la obtención del zinc y del magnesio e incluso en la fabricación de los elementos ópticos de prismáticos de muy alta calidad como los Zeiss Victory FL, presentados en 2004 (que significaron un antes y un después en la reducción de las aberraciones cromáticas) y los prismáticos Victory HT (que también tenían lentes con fluorita, y cuya aparición en 2012 supuso la génesis de una transmisión de luz de más del 95% por primera vez en la historia). 

Es además un mineral de gran belleza, muy apreciado por los coleccionistas y que en la naturaleza presenta una notable variedad de colores. 

Además, la belleza de las diferentes formas cristalinas y tonalidades que puede presentar la fluorita es verdaderamente espectacular.

Esteban Márquez Triguero percibió claramente el enorme potencial del Filón " El Chaparral" y vendió a la empresa UNISUR S.A los derechos de concesión minera por un millón de dólares. 

Desde un principio, UNISUR S.A fue consciente de la gran rentabilidad que podían generar tanto la cantera de Cerro Vértice como el filón " El Chaparral ", además de unas muy importantes posibilidades de creación de puestos de trabajo para personas de la zona.

Durante el año 1970 la zona de Cerro Vértice fue un hervidero de prospecciones iniciales, todo tipo de pruebas, etc.

Y en 1971 se inició la explotación de la Mina de Fluorita de Cerro Vértice, especialmente su filón " El Chaparral " . 


- ¿Cuándo se incorporó usted a la Mina de Fluorita de Cerro Vértice? 

Manuel Gómez Parra

Fue en Octubre de 1971. Yo había estado muchos años trabajando en una mina de plomo en Almodóvar del Río (Córdoba).

En 1969 yo ganaba aproximadamente 4.000 pesetas al mes, que era un buen sueldo para la época, pero a principios de 1971 UNISUR S.A contactó conmigo, me explicaron el gran proyecto que deseaban desarrollar en la Mina de Fluorita de Cerro Vértice y me pidieron que trabajara con ellos, ofreciéndome un sueldo de 10.000 pesetas al mes, más del doble de lo que ganaba en la mina de plomo en Almodóvar del Río, por lo que no me lo pensé y llegué a Cerro Muriano en 1971 con mi esposa Teresa de los Ríos. Así que llevo medio siglo viviendo en este pueblo, al que amo profundamente.

Veinte años después de su última visita a la zona de Cerro Vértice (Cerro Muriano) en el año 2000, Manuel Gómez Parra se aproxima a la entrada de una de las galerías de acceso a los filones de fluorita.

- ¿Cuál fue el motivo por el que UNISUR S.A contactó con usted en 1971 y le animaron a unirse a su proyecto en la Mina de Fluorita de Cerro Vértice cerca de Cerro Muriano? 

Manuel Gómez Parra

UNISUR S.A tenía en Cerro Vértice desde 1970 a un ingeniero y a un facultativo de mina, pero me dijeron que necesitaban a un minero con mucha experiencia en minería de interior por subniveles.

Yo tenía en esos momentos abundante experiencia como perforador y barrenero, así como organizador de equipos de trabajo, por lo que probablemente me adecuaba al perfil profesional que estaban buscando, en el que se precisaba también una constante verificación de las medidas de seguridad, entre las que se incluía no sólo el entibamiento, sino muchas más cosas, como el perfecto alineamiento de las mangueras de alimentación y el fijarlas a los hastiales siempre que fuera posible, sin olvidar la verificación periódica de fugas de aire y aceite. 

El admirado minero Manuel Gómez Parra cerca de la entrada de una de las galerías de acceso a los filones de fluorita de la Mina Cerro Vértice. Nacido en Almodóvar del Río (Córdoba) en 1948, durante los años sesenta trabajó en una mina de plomo de su tierra natal, hasta que en 1971 UNISUR, S.A, conocedora de su gran talento, experiencia e intuición como minero, le contrató para su Mina de Fluorita de Cerro Vértice, donde realizó con gran nivel una amplísima gama de tareas que le hicieron virtualmente insustituible, hasta el punto de que la empresa decidió alquilar el antiguo Cortijo Tres Puentes, de 300 m2, próximo a la mina para que Manuel Gómez Parra estuviera en todo momento lo más cerca posible de las galerías y filones de fluorita, optimizando al máximo su importantísima labor. Hombre sencillo, noble y de sólidos principios, el carácter altruista de este experimentado minero, siempre intentando ayudar y enseñar a sus compañeros de profesión, así como su devastador sentido del humor, le hicieron granjearse desde un principio el cariño y respeto de los habitantes de Cerro Muriano, pueblo en el que lleva residiendo medio siglo.   

- ¿Cuáles eran los diferentes trabajos que hacía usted como minero ? 

Manuel Gómez Parra :

Barrenar, perforar, trabajar con la pala y la locomotora para acercar los vagones al pozo.

Manuel Gómez Parra junto a tres enormes cuarzos en la zona de Cerro Vértice (Cerro Muriano). 

- ¿Cuántos años trabajó en la Mina Cerro Vértice de Fluorita cerca de Cerro Muriano? 

Manuel Gómez Parra

Dieciocho años, desde 1971 hasta 1989. 

- ¿Ha vivido usted siempre en el pueblo de Cerro Muriano? 

Manuel Gómez Parra :

No, desde 1971 hasta 1989 viví en el Cortijo Tres Puentes, una gran casa de piedra antigua de 300 m2, situada cerca de la Mina de Fluorita de Cerro Vértice y que fue alquilada por UNISUR, S.A a su propietaria Josefina de la Torre Escobar para que yo pudiera estar lo más cerca posible de las galerías y optimizar así la supervisión de muchas cosas. 

Además, a pocos metros del cortijo estaba una de las paradas de los dos autobuses que tenía UNISUR, S.A para transportar a los trabajadores de la mina de los distintos turnos y a los niños al colegio : uno que venía desde Córdoba y otro desde Espiel. 

Este cortijo tenía su propio camino para entrada de coche, pozo de agua y una pequeña zahúrda construida con ladrillos.

Fue una época maravillosa. Viví en esta gran casa con mi mujer y mis hijos durante dieciocho años, hasta que en 1989 me trasladé con mi familia a Cerro Muriano, donde vivo desde entonces.

Manuel Gómez Parra caminando a través de uno de los senderos de acceso a las galerías de la Mina de Fluorita Cerro Vértice, cerca de Cerro Muriano. Este histórico minero se sabe de memoria cada metro de la zona.

- ¿ Cuál fue en su opinión la relevancia de la gestión de la explotación de la Mina de Fluorita de Cerro Vértice por UNISUR, S.A ? 

Manuel Gómez Parra

Fue muy importante, porque UNISUR, S.A exportaba el mineral a Sevilla, a los altos hornos de Vizcaya y también a varios países extranjeros, ya que era una fluorita de gran calidad. 

A diario salían aproximadamente cuarenta camiones, cada uno con unas 12 toneladas de mineral de espatoflúor de la Mina de Cerro Vértice, procedentes sobre todo de los filones  " El Chaparral " y " Perseverancia " .

Fue también la época de apogeo del transportista Alejandro Díaz Polo, que llevaba el mineral de fluorita en camiones hasta el puerto de Sevilla y desde allí lo exportaba en barco a distintos países extranjeros.

- ¿ Es cierto que los cuarzos ahumados de Cerro Vértice están entre los más bellos del mundo ?

Manuel Gómez Parra

Manuel Gómez Parra sujetando entre sus manos un fabuloso cuarzo ahumado de gran tamaño extraído de la galería " El Chaparral " de la Mina de Fluorita en Cerro Vértice (Cerro Muriano) en 1980. Los amantes de la geología conocen bien la fascinación que producen los minerales, pero también valoran el duro trabajo que hay detrás de esas piezas tan maravillosas, porque la forma de arrancarlas de la tierra es arriesgando la vida en el interior de una mina.

Sí, esa siempre fue una de las características más peculiares de esta mina. Sus cuarzos ahumados son bellísimos, como consecuencia entre otros factores del color de la tierra y de la arcilla. 

Imagen de otro espléndido cuarzo ahumado extraído de la galería " El Chaparral " de la Mina de Fluorita en Cerro Vértice (Cerro Muriano) en 1982. La belleza de los prismas ahumados de estos bellísimos minerales es verdaderamente impresionante.

El cuarzo es el mineral más abundante en la zona. Hay muchas variedades de él : amatistas, lechosos, grises, de color rojo, ahumados, etc.

La fluorita surge la mayoría de veces incrustada en cuarzos masivos, muchos de los cuales son de gran tamaño.

Siempre fue así desde el descubrimiento de mena de espatoflúor en el distrito de Cerro Muriano en los filones " El Chaparral " y " Perseverancia " a partir de 1969. 

La fluorita aparece habitualmente en forma de cristales cúbicos sobre matriz de cuarzo ahumado o lechoso. 


- ¿Cómo se realizaban las perforaciones? 

Manuel Gómez Parra

Con mucho cuidado, porque era la labor más importante para poder definir los recursos y reservas de la zona.

Las medidas de seguridad eran extremas, tanto en las perforaciones de pura extracción de mineral de fluorita como en los sondeos y estudios hidrogeológicos, geotécnicos y de viabilidad económica. 

Asimismo, era necesario un profundo conocimiento y experiencia en los distintos sistemas de arranque del mineral, ventilación y entibación, así como del manejo del utillaje, etc. 

Otra imagen del gran cuarzo con abundantes y muy bellos cristales octaédricos y cúbicos de fluorita extraída en 1986 de la galería " El Chaparral" en la Mina Cerro Vértice (Cerro Muriano). La fluorita es uno de los minerales con mayor cantidad de usos, incluyendo cerámica, vidrio, esmaltes, industria química, metalurgia (como fundente en la producción de hierro y acero, para eliminar impurezas), e incluso óptica del más alto nivel, ya que la calidad de este mineral es tan enorme que se aplica en el diseño y fabricación de ópticas fotográficas del máximo nivel que generan imágenes muy nítidas, como por ejemplo los famosos objetivos Canon L autofocus profesionales para cámaras réflex formato 24 x 36 mm, que se benefician de la excelente transmisión de la luz infrarroja y ultravioleta por parte de la fluorita sintética fabricada por Canon (que emula en gran medida las propiedades de la fluorita natural) que incorporan sus elementos ópticos, en sinergia con su muy bajo índice de refracción y baja dispersión. Es decir, la mayoría de grandes teleobjetivos de color blanco utilizados por fotógrafos en competiciones como Champions League, Campeonatos del Mundo de Fútbol, NBA, FIBA, Juegos Olímpicos, etc, llevan elementos ópticos de fluorita tallados con gran precisión.   

- ¿De qué color era la fluorita que se extraía en la Mina de Cerro Vértice? 

Manuel Gómez Parra

Generalmente verde o amarilla, asociada a cuarzos masivos, aunque a veces aparecían con otras tonalidades.

- ¿Aparecían más minerales además de fluorita y cuarzo?

Manuel Gómez Parra

Sí, a veces aparecían barita, galena, calcopirita, óxidos de hierro, óxidos de manganeso y ortosa en cristales pequeños.


- Las galerías de la Mina de Fluorita de Cerro Vértice fueron siempre famosas. ¿Cuáles son en su opinión sus características más definitorias? 

Manuel Gómez Parra




Son galerías de gran tamaño y muy profundas en las que se extrajeron muchísimas toneladas de espatoflúor y cuarzo durante muchos años. En su interior hay cristales de fluorita dentro de geoditas de cuarzo, así como cristales con prismas ahumados.

Pero desde que finalizó la actividad de la mina en 1989, ha habido varios derrumbes en el interior de estas galerías, debido a la cercanía y ampliación de la cantera, de tal manera que es muy peligroso entrar en ellas.

Incluso, en 2008 murió a consecuencia de un derrumbamiento de rocas un joven coleccionista de minerales que entró en una de las galerías de Cerro Vértice, por lo que se decidió cerrar el acceso a estas galerías. 

Dichas galerías pertenecen a la antigua explotación de fluorita que hizo UNISUR, S.A y en la que yo trabajé durante dieciocho años, por lo que no tienen nada que ver con la cantera a cielo abierto que existe hoy en día a una distancia de aproximadamente 900 metros de ellas. 


- ¿ Cómo se realizaba la extracción de mineral de fluorita en la Mina Cerro Vértice ? 

Manuel Gómez Parra : 

Era una labor nada fácil, porque el mineral de fluorita aparecía incrustado a cuarzos masivos o granito, por lo que había que entibar constantemente hastiales difíciles, apuntalando cada excavación o perforación con maderos o armazones metálicos para evitar riesgos. 

Tras la extracción de las mineralizaciones filonianas intragraníticas de fluorita o de fluorita con cuarzo mediante barrenos de dinamita (porque el filón tenía entre dos y tres metros de anchura según la zona), se trituraba el mineral en planta, se molía con molino de bola metálico hasta que alcanzaba el lavadero de explotación, el mineral con los reactivos subía a lo alto del agua, se realizaba la separación gravimétrica y se desarrollaba un circuito de flotación en el que se conseguía un enriquecimiento de CaF2 del 96,5 %, hasta alcanzar el producto final, que era de una gran calidad e impresionante poder refractario. 

En cada relevo se sacaban cincuenta o sesenta vagones. 

- ¿ Cuál fue el motivo del abandono de la Mina de Fluorita de Cerro Vértice en 1989? 

Manuel Gómez Parra : 

A finales de los años ochenta, entraron en liza nuevos mercados emergentes en el sector de la fluorita en países como Canadá, México, Sudáfrica y China.

La baza principal de la Mina de Cerro Vértice era la gran calidad de su fluorita y la dinámica artesanal de muchas de las fases de su extracción y posterior tratamiento.

Pero estos nuevos países emergentes en el ámbito de la fluorita tenían muchísimos más recursos económicos que nosotros y pudieron ofrecer unos precios más baratos, por lo que cada vez se hizo más difícil para la Mina de Fluorita de Cerro Vértice poder competir.

Asimismo, la red de distribución internacional de fluorita de los países mencionados anteriormente era muy potente, ya que disponían de abundante cash-flow para invertir y grandes plantillas en diferentes continentes.

Pero la calidad de la fluorita de la Mina de Cerro Vértice (Cerro Muriano), en especial su famoso filón " El Chaparral" de gran pureza, fue siempre un referente mundial, así como la espectacular belleza de sus fluoritas sobre cuarzo y sus cuarzos ahumados. 

Y desde un punto de vista diacrónico hay que destacar las también extraordinarias geodas de fluorita de las minas La Collada y Berbes en Asturias. 

Además, España ha estado diacrónicamente casi siempre en el quinto lugar entre los países productores de fluorita a nivel internacional, y la Mina de Fluorita de Cerro Vértice siempre tuvo mineros de gran nivel, como Manuel Puerto García " Caracoles " , Manuel Durán Sánchez, el Zapatero de Espiel, Antonio Ortiz Ortiz, Juan Armansa y muchos otros. Incluso, en Cerro Muriano tenemos a Rafael Obrero Jurado, que es un reconocido facultativo de minas con gran experiencia.

- ¿Con qué herramientas se realizaban las perforaciones en las distintas galerías de la Mina de Fluorita de Cerro Vértice ?

Manuel Gómez Parra :

Con martillos perforadores neumáticos utilizados manualmente por mineros y cuya barrena va hueca por dentro para sacar el detrito que va haciendo y lleva también agua para que no haya polvo. 

Asimismo, se utilizaba maquinaria pesada jumbo (que tenía brazos articulados hidráulicos y era muy útil para hacer los orificios que permitían introducir los explosivos con los que se excavavan los túneles) que  precisaba operarios muy cualificados, ya que durante los años setenta y ochenta en que la Mina de Fluorita de Cerro Vértice alcanzó su apogeo productivo, no existían todavía sistemas operativos computerizados. 

- ¿Qué herramientas utilizó usted durante su trayectoria profesional como minero ?

Manuel Gómez Parra

El martillo neumático perforador, la máquina de cargar mineral, la locomotora para los vagones, las palas y muchas otras. 

- ¿Cómo se vence el miedo a la muerte cuando se está a tanta profundidad? 

Manuel Gómez Parra : 

Todas las profesiones tienen sus riesgos en mayor o menor medida.

Cuando mis compañeros y yo estábamos dentro de la mina no pensábamos en eso, no teníamos conciencia de ello, intentábamos hacer las cosas lo mejor posible.

Era un trabajo físico muy duro, en turnos de ocho horas diarias, e intentábamos reducir riesgos todo lo posible, supervisando constantemente las medidas de seguridad en todas las fases de perforación, entibación y extracción. 

Pero en todo momento lo considerábamos como un trabajo más. 

- ¿Cuáles eran sus turnos de trabajo en la Mina de Fluorita de Cerro Vértice cerca de Cerro Muriano? 

Manuel Gómez Parra

Había tres turnos, dependiendo de los días : de 6:00 h a 14:00 h, de 14:00 h a 22:00 h y de 22:00 h a 6:00 h. 

Es decir, según las semanas estaba por las mañanas, por la tarde o por la noche, aunque estuve mayormente en el turno de mañana. 


Manuel Gómez Parra con el casco de minero que utilizó durante los años setenta y ochenta en la Mina de Fluorita Cerro Vértice (Cerro Muriano). Cada producto extraído de la mina alberga con frecuencia una impresionante historia humana y tecnológica. 

- ¿ Cuál ha sido en su opinión la trascendencia de la minería en la Historia de la Humanidad ?

Manuel Gómez Parra

Sin duda la minería ha sido un factor clave en el progreso de la Humanidad, hasta el punto de que sin ella no podría entenderse la historia del hombre sobre el planeta Tierra tal y como la conocemos, porque la ingente cantidad de materias primas minerales se convirtieron desde los tiempos más remotos en algo fundamental para la evolución de nuestra especie, con una constante búsqueda de nuevos materiales que definió la vida en las más diversas sociedades, continentes y épocas.

No es pues de extrañar que hoy en día, por mencionar sólo algunos ejemplos, la industria del vidrio, la cerámica, el acero, el cemento, el cobre, el aluminio, una amplia variedad de objetos ornamentales, etc, han tenido su origen y desarrollo en la minería. 

De hecho, casi todo lo que usamos hoy en día procede de los minerales, incluso en el ámbito de la más avanzada tecnología digital, como por ejemplo los smartphones de gama alta que incorporan el codiciado coltán, roca que contiene dos minerales : la columbita y la tantalita, combinados en proporciones no definidas. 

Por otra parte, minerales obtenidos en minas como el hierro, manganeso, selenio, calcio y otros, son ingredientes fundamentales en la nutrición humana, por lo que los alimentos ricos en ellos ayudan a fortalecer las células, luchar contra los virus y potenciar el sistema inmunológico.

Y la paulatina mejora de la tecnología minera ha generado el que la sociedad moderna y los mercados tengan una gran dependencia de la minería que proporciona los minerales.

- Además de su impresionante trayectoria como minero profesional, usted siempre ha sido muy conocido en Cerro Muriano por su gran talento como mecánico y en el ámbito de la electricidad. ¿Fué ésto una vocación paralela a la de minero? 

Manuel Gómez Parra :

Sí, desde muy niño me fascinó la mecánica, los motores de coches y motos, así como la electricidad. Poco a poco y de modo autodidacta adquirí buenos conocimientos que pude poner en práctica gracias a la confianza de personas de Cerro Muriano y sus alrededores que confiaron en mí y a los que les estoy muy agradecido.