martes, 12 de julio de 2011

CERRO MURIANO: HALLADA Y UBICADA UNA NUEVA FOTOGRAFÍA HECHA POR CAPA O GERDA TARO EL 5 DE SEPTIEMBRE DE 1936

Texto: José Manuel Serrano Esparza. LHSA
ENGLISH VERSION

elrectanguloenlamano.blogspot.com ha podido descubrir una nueva fotografía, realizada por Capa o Gerda Taro el 5 de Septiembre de 1936, y que ha permanecido durante 75 años prácticamente desconocida, y erróneamente ubicada como hecha en Madrid en 1936.

Se trata de una fotografía hecha en la Finca de Villa Alicia


aproximadamente 1 km al suroeste del pueblo de Cerro Muriano, el 5 de Septiembre de1936, en torno a las 12:30 del mediodía, y en la que se aprecia a dos milicianos, uno de aproximadamente cuarenta años de edad, que viste boina clara, camisa blanca, pantalón negro, rebeca oscura abrochada únicamente en la zona próxima al cuello, y otro mucho más joven, en primer plano, que ocupa la mitad izquierda de la imagen y que lleva sobre su hombro derecho una gran manta con algunas rayas blancas, camisa blanca (cuya manga derecha podemos ver por debajo de la manta, ocupando el borde inferior izquierdo de la fotografía) y cuyo mentón, labios, nariz y pómulo derecho aparecen iluminados, al igual que la parte delantera y superior de su gorro de miliciano anarquista - coronado por borla-, que lleva bordado en su zona superior derecha la hoz y el martillo, que no indica su pertenencia al partido comunista, sino que es un símbolo que era utilizado también con frecuencia en las gorras anarquistas de la CNT y de la FAI junto con las letras U.H.P (Unión de Hermanos Proletarios).

Esta fotografía aparece en el libro ROBERT CAPA Cuadernos de Guerra en España (1936-1939) de la Colección Imagen, Sala Parpalló Diputación Provincial de Valencia Edicions Alfons El Magnànim Institució Valenciana D´Estudis I Investigació de 1987, y aunque en el libro el pie de foto explica que la imagen fue hecha en Madrid en 1936 (un error comprensible, no sólo por lo prolijo de la identificación y ubicación, sino porque el encuadre muy cerrado y la mirada hacia arriba de ambos milicianos hace pensar que se trata de un mítin en gran ciudad), en realidad corresponde a la serie realizada por Capa y Taro en la Finca de Villa Alicia, Cerro Muriano, el 5 de Septiembre de 1936 y sobre la que ya informamos en:

http://elrectanguloenlamano.blogspot.com/2011/04/cerro-muriano-identificacion-y.html

El elemento más importante para la identificación ha sido el miliciano de aproximadamente cuarenta años que viste boina clara y que es la misma persona que se aprecia en la primera foto (mitad superior izquierda) del periódico inglés The Illustrated London News del 24 de Octubre de 1936, en el que aparecen varias fotografías hechas por Gerda Taro y Robert Capa, descubrimiento realizado por elrectanguloenlamano.blogspot.com.

En dicha fotografía, este miliciano con boina clara está justo debajo de otro combatiente civil anarquista tocado con gorra oscura de la CNT o la FAI (de la cual sólo se aprecia aproximadamente una cuarta parte) que se distingue sobre todo por llevar un enorme pañuelo blanco sobre su cuello (a su izquierda aparece un miliciano anarquista con camisa blanca de manga corta y gorra militar, que está mirando a Gerda Taro; y justo detrás de la boina se halla un miliciano andaluz con el típico sombrero claro de esta zona de España).

Todos ellos están escuchando atentamente las palabras que les dirige un jefe miliciano, que trata de insuflarles ánimo antes de la batalla que comenzará muy pronto y en la que tendrán que luchar contra las tropas del General Varela, en especial los legionarios y los temidos tabors de regulares del coronel Sáenz de Buruaga que intentarán una maniobra envolvente a través de la vertiente norte de la loma de Las Malagueñas y una ulterior penetración a través de la Finca de Villa Alicia tratando de envolver también la cota Torreárboles por su vertiente norte, enlazando con los legionarios.

Todo lo cual es conocido por los oficiales de Estado Mayor leales a la República y presentes en la zona, en especial los comandantes Bernal, Balibrea, Aviraneta y el capitán Castañeda, que han estado preparando la defensa de Cerro Muriano desde muchos días antes, conocedores del inminente ataque que las tropas franquistas lanzarían sobre ellos para liberar de presión a Córdoba capital, por lo que han situado abundantes contingentes de milicianos y soldados regulares republicanos no sólo defendiendo las cotas de Las Malagueñas (donde se encuentra el puesto de mando avanzado republicano en la zona con Juan Bernal, Balibrea y Aviraneta) y Torreárboles, sino también en la Finca de Villa Alicia (donde se halla el capitán Castañeda asesorando a los milicianos anarquistas), zona de máximo riesgo de maniobra envolvente enemiga, que hay que intentar defender a toda costa para evitar que las tropas franquistas caigan sobre la espalda de los defensores de las cimas de Torreárboles, que están ya desde hace horas defendiéndose del ataque de una de las tres columnas franquistas sobre la vertiente sur de esta colina.

Una vez más, puede constatarse la tensión y preocupación en los rostros de hombres civiles, sin apenas instrucción militar ni pericia en el manejo de las armas, pero que están dispuestos a enfrentarse a las tropas profesionales del Ejército de Africa, con muchos años de experiencia en guerra colonial en Marruecos contra los durísimos hombres del Rif.

En la imagen se vislumbra también parte de otros tres milicianos que aparecen en la anteriormente mencionada fotografía del The Illustrated London News del 24 de Octubre de 1936:

a) Justo encima de la boina, el miliciano que lleva un gran pañuelo blanco alrededor de su cuello, y cuyo rostro excede los límites de la fotografía.

b) Justo sobre la parte superior central de la manta que descansa sobre el hombro izquierdo del miliciano con boina clara, vemos el comienzo de la manga corta del hombre con camisa blanca y gorra de plato militar (fuera de imagen, al igual que la zona alta de la cara a partir de la nariz hacia arriba).

c) Justo a la derecha del extremo del hombro izquierdo del miliciano con boina clara, se aprecia parte de la mitad derecha del cuerpo de otro miliciano que vista boina negra y que en la fotografía del London Illustrated News de 24 de Octubre de 1936 aparece con la parte trasera de su boina oscura -iluminada por el sol- casi tocando la gorra militar que lleva el miliciano con camisa blanca y gorra militar probablemente capturada durante el asalto a un cuartel en las semanas precedentes.

A destacar también el hecho de que en esta imagen en que aparece el miliciano con boina clara -junto a otro miliciano más joven con la hoz y el martillo en su gorro anarquista-, se aprecian con mayor detalle que en el número de The London Illustrated News de 24 de Octubre de 1936 tanto la correa portafusil de cuero colgada sobre la zona de su hombro izquierdo más próxima al cuello, como lo que parece ser una escopeta de caza de cartuchos calibre 12 de dos cañones, parte de la cual sobresale por encima de la parte trasera de la boina clara del miliciano.

En esta fotografía hay una evidente pérdida de resolución y nitidez no sólo en bordes y esquinas, sino también prácticamente en toda la superficie de la imagen.

Teniendo en cuenta que Cziki Weisz era capaz de hacer soberbias copias en papel a partir de negativos formato 35 mm con una ampliadora Leitz Focomat 1 VIWOO Model 1934,


parece claro que la calidad original a la hora de realizar cualquier ampliación sobre papel, habría sido bastante mayor si el negativo original de la fotografía hubiera sido un fotograma de formato medio 6 x 6 cm (debido a que el tamaño de superficie de negativo mucho mayor - 400% más que el 24 x 36 mm- generalmente tiene una influencia decisiva a la hora de obtener una calidad de imagen superior si se la compara con un negativo de 35 mm) y Cziki Weisz hubiera hecho la ampliación con una Leitz Focomat II y objetivo 95 mm f/4 VOORT,


que era lo que utilizaba para hacer las copias en papel a partir de los negativos de formato medio 6 x 6 cm expuestos por Gerda Taro con su Rolleiflex Standard que albergaba rollos de 120 con capacidad para 12 disparos.

No obstante, pudo ocurrir también que dicha hipotética copia en papel fotográfico realizada a partir de un negativo 6 x 6 cm de Taro y utilizada en fotomecánica para hacer la placa de medio tono en libro en 1987, no estuviera en muy buen estado por diferentes razones, con lo cual la calidad de imagen en reproducción en el libro se vió afectada.

Así pues, en mi opinión, con respecto a la autoría de esta nueva fotografía recién ubicada por elrectanguloenlamano.blogspot.com y que aparece en el anteriomente mencionado libro de 1987 en tamaño 15.8 x 19 cm -, existen tres hipótesis:

a) Robert Capa, si la fotografía fue impresa en el libro de 1987 -recortando por los lados y editando en formato casi cuadrado- a partir de un copy negative del contacto vintage 24 x 36 mm en papel realizado por Cziki Weisz a partir de un negativo original formato 35 mm Kodak Nitrate Panchromatic de sensiblidad Weston 32, equivalente a aproximadamente ISO 40, expuesto por Capa en la Finca de Villa Alicia, Cerro Muriano, el 5 de Septiembre de 1936 con su Leica III (Model F) 1933-1939 y objetivo Leitz Summar 50 mm f/2 no revestido, ya que la calidad de imagen obtenida por Imre Weisz en muchas copias vintage ( sobre todo en tamaños aproximadamente 18 x 24 cm y 24 x 30 cm) que hizo a partir de negativos de 35 mm expuestos por Capa en Agosto y Septiembre de 1936 en España, es muy superior, sacando provecho además Imre Weisz de la sinergia entre la bombilla de 75 watios de alta potencia de la ampliadora Leitz Focomat 1 y el muy luminoso para la época objetivo Varob 5 cm f/3.5, usado con frecuencia a plena abertura, siendo ambos aspectos esenciales a la hora de compensar los relativamente poco sensibles papeles fotográficos de entonces con la obtención de los tiempos de exposición más cortos posibles, consiguiéndose los mejores resultados en las ampliaciones con magnificación entre 2 x y 10 x, es decir en copias entre aproximadamente 4.8 x 7.2 cm y 24 x 36 cm.


b) Gerda Taro, si para la reproducción en el libro de 1987 se utilizó como punto de partida una copia vintage en formato cuadrado o casi cuadrado realizada por Csiki Weisz a partir de un negativo 6 x 6 cm expuesto por Gerda Taro con su Rolleiflex Standard Leverwind con objetivo Carl Zeiss Jena Tessar 75 mm f/3.5 no revestido en la Finca de Villa Alicia, Cerro Muriano, el 5 de Septiembre de 1936, y que pese a estar realizada originalmente con papel Ilford Hard Glossy, pudo haberse deteriorado con el paso del tiempo.

c) Robert Capa, si para la reproducción en el libro de 1987 se utilizó como punto de partida una copia vintage en formato cuatro tercios - algo que Emerico Imre Weisz hacía con frecuencia, ya que este aspect ratio se adecuaba mejor a las páginas de la mayoría de publicaciones- realizada por Csiki Weisz a partir de un negativo de 35 mm expuesto por Bob con su Leica III (Model F) 1933-1939 con objetivo Leitz Summar 50 mm f/2 no revestido, pero que fue reproducida en el libro editándola en un formato casi cuadrado 15.8 x 19 cm.

d) Gerda Taro, si la reproducción de la fotografía en el libro de 1987 fue realizada a partir de un contacto original hecho por Csiki Weisz a partir del negativo de formato medio 6 x 6 cm expuesto por Taro, siempre y cuando dicho contacto se halle incluído en uno de los ocho cuadernos de contactos de Capa y Gerda Taro ubicados en los Archivos Nacionales de París.



Imre Weisz, hombre de confianza en cuarto oscuro de Capa y Taro, era un extraordinario experto en revelado de emulsiones 35 mm y formato medio, así como gran positivador y un buen fotógrafo, que se había convertido en uno de los máximos exponentes de la transición del tambor de revelado FIMAN (1925-1939, adecuado sobre todo para película ortocromática, y que constaba de un cilindro de vidrio y una bandeja con marco de metal y manivela, cuyo accionamiento manual permitía ver el progreso del revelado bajo luz oscura) al tanque de revelado Leitz Correx Cordo (1933-1939), mucho más apropiado para las emulsiones pancromáticas usadas por Robert Capa (Eastman Kodak Panchromatic Nitrate de 35 mm hecha en Rochester, Nueva York);Agfa Gevaert Panchromatic de 35 mm fabricada por Agfa-Gevaert N.V en Mortsel, Bélgica; Eastman Kodak Nitrate Panchromatic Super-X 35 mm; panchromatic Agfa Isopan ISS 35 mm; Eastman Kodak Nitrate SS Panchro 35 mm y Agfa Isopan Ultra 35 mm), Gerda Taro (durante 1936 rollos 120 de formato medio Agfa Gevaert panchromatic expuestos como negativos de 6 x 6 cm con su Rolleiflex Standard; y durante 1937 hasta su muerte en Brunete: Eastman Kodak Panchromatic Nitrate 35 mm expuestos con una Leica que consiguió a principios de su último año de vida) y Fred Stein (Eastman Kodak Panchromatic Nitrate 35 mm y Agfa Gevaert Panchromatic 35 mm) y notablemente más optimizado para revelados rápidos y elaboración de contactos de 35 mm que permitieran evaluar las imágenes para su selección, algo de vital importancia sobre todo para las gestiones de Maria Eisner.

El tanque de revelado Leitz Correx Cordo, de 14.5 cm de diámetro y 9.5 cm de altura, estaba hecho de Tenacit, un plástico de muy alta calidad y no corrosivo. Incorporaba una espiral fabricada también en plástico de altas prestaciones y tenía una entrada a través de la cual podía ser llenado con revelador y solución de fijado y posteriormente vaciado a plena luz del día, de tal manera que la única fase necesaria en cuarto oscuro era la introducción de la película en el tanque de revelado Correx. Ello significaba a efectos prácticos que el revelado, el lavado y los baños de paro y fijado podían realizarse bajo luz natural ambiente, con las múltiples ventajas que ello generaba.

Csiki Weisz, experto laboratorista y positivador de Robert Capa, del que era gran amigo desde su adolescencia en Budapest, al igual que con Kati Deutsch. Fue el hombre clave a la hora de realizar excelentes revelados y contactos de los negativos de 35 mm de Capa y de 6 x 6 cm de Gerda Taro, así como copias vintage de muy alta calidad en distintos tamaños. Era además un buen fotógrafo, entusiasta del uso de todo tipo de equipo Leica. Aquí aparece sujetando una Leica II (Model D) 1932-1948 con objetivo Nickel Elmar 5 cm f/3.5 y parasol Leitz FISON early version en color negro con tornillo ajustable y la inscripción Ernst Leitz Wetzlar grabada. Foto: Fred Stein. 1935. © ICP New York

Si a todo ello unimos que Csiki Weisz utilizaba para hacer los contactos con los negativos 24 x 36 mm de Capa una ampliadora Leitz Focomat 1 VIWOO autofocus modelo 1934 con un objetivo Varob 5 cm f/3.5 (que era en realidad un Elmar 5 cm f/3.5 standard diseñado por Professor Max Berek y al que se había dotado de marcas para su uso como objetivo de ampliadora con valores de exposición relativos de 1, 2, 3, 4, 6, 10, etc, en vez de los valores geométricos convencionales, llevando las cifras grabadas sobre el anillo de aperturas de diafragma, destacando además por ofrecer una calidad de imagen aceptable a distancias largas y medias, pero excelente a las más cortas para las cuales estaba optimizado como objetivo para ampliadoras Leitz Focomat),









se entiende la gran consistencia de calidad en resultados que conseguía el amigo desde la adolescencia de Capa y Kati Deutsch al crear contactos de 35 mm a partir de los negativos originales 24 x 36 mm de Capa.

Csiki Weisz tenía asimismo una amplia experiencia y dominaba los principios fundamentales de iluminación con luz difusa con ampliadoras Leitz, que lograban una notable uniformidad luminosa sobre toda la superficie del negativo y reducían al máximo posible la reproducción de marcas y defectos que pudiera presentar el fotograma (algo muy frecuente con las ampliadoras en las que la luz pasaba a través de un condensador) incluso en tamaños de copia 24 x 30 y 30 x 40 cm, con lo que se evitaba tener que realizar retoques.


Tal y como se explica anteriormente, la fotografía que encabeza este artículo, ubicada recientemente, pudo ser impresa en el libro editado en Valencia en 1987, tomando como punto de partida el contacto 24 x 36 mm realizado por Csiki Weisz en París en Septiembre de 1936. En tal caso, se produjo una pérdida de calidad al ser muy grande el factor de ampliación, pero la notable calidad de imagen del contacto hecho por Imre Weisz en papel habría permitido ampliar la foto hasta un tamaño 15.8 x 19 cm, obteniendo una calidad de reproducción en mi opinión aceptable, lo cual tendría a mi entender bastante mérito, ya que al hacer un reencuadre casi cuadrado, la superficie útil de contacto 24 x 36 mm utilizada al ampliar es menor, sin olvidar que en 1987 no había los muy sofisticados medios digitales de impresión existentes hoy en día.


No obstante, existe también la posibilidad de que esta fotografía fuera impresa en el libro editado en Valencia en 1987 tomando como punto de partida una copia vintage hecha por Csiki Weisz y de la que se hizo un copy negative utilizado en fotomecánica, ya que en el prólogo del libro se menciona un fondo de 120 fotos de Capa en papel (relativas sobre todo a Barcelona en 1936 y a la batalla del Río Segre en 1938, parte de las cuales fueron publicadas en Life y en Picture Post en 1938) que durante la ocupación alemana de París fueron entregadas a un periodista inglés, que a su vez los entregó a una amiga. Los negativos originales de dichas fotos desaparecieron durante la II Guerra Mundial. El periodista murió y después de la guerra, la mujer se instaló en Ibiza, llevándose las fotografías, que permanecieron prácticamente en el olvido durante 50 años, hasta ser recuperadas en 1985 por Patricia Strathern e incorporadas al fondo Robert Capa organizado por su hermano Cornell en Nueva York. Quizá la foto objeto de este artículo, hecha por Capa en la Finca de Villa Alicia, Cerro Muriano, el 5 de Septiembre de 1936, podría haber estado en este fondo.

Igualmente, en el prólogo del libro se menciona que se han incluído algunas fotos de Capa y Taro desconocidas o que no se habían vuelto a publicar desde los años de la Guerra Civil Española, y que provienen de un rico fondo gráfico conservado en el Dosier de la Resistance Nationale de Ivery sur Seine, cerca de París, por lo que tampoco se puede excluir la hipótesis de que esta foto de Capa recién ubicada y hecha no en Madrid, sino en la Finca de Villa Alicia, Cerro Muriano, estuviera incluída en dicho dosier.

Si esta fotografía fue reproducida en el libro editado en Valencia en 1987 a partir de una copia vintage original en formato cuadrado o casi cuadrado como esta 15.8 x 19 cm, en mi opinión existe una alta probabilidad de que la fotografía fuera hecha por Gerda Taro con su reflex binocular Rolleiflex Standard, y Csiki Weisz hiciera una copia casi cuadrada a partir de un negativo original de formato medio 6 x 6 cm expuesto por Gerda Taro en la Finca de Villa Alicia, Cerro Muriano, el 5 de Septiembre de 1936.

Sea como fuere, lo que está claro es que el paso del tiempo está confiriendo a la figura de Csiki Weisz una dimensión e importancia absolutamente fundamentales para poder entender la producción fotográfica y vicisitudes de Robert Capa y Gerda Taro durante la Guerra Civil Española, ya que fue él el hombre de confianza de Robert Capa en cuarto oscuro, que reveló los negativos expuestos por Capa y Taro, realizando además los contactos y copias vintage de los mismos en distintos tamaños.


No en vano, Csiki Weisz es la figura más importante en la elaboración, historia y preservación de La Maleta Mexicana, porque fue él la persona que reveló entre 1934 y 1939 los 126 rollos de película de 35 mm que contiene (46 expuestos por David Seymour "Chim", 45 por Robert Capa y 32 por Gerda Taro) que contiene, fue él quien hizo los contactos, fue él quien hizo las copias en papel, etc, y también fue Imre Weisz quien introdujo los 126 rollos de película de 35 mm uno por uno en cada una de las tres cajas cuidadosamente preparadas por él y que constituyen la denominada Maleta Mexicana, que salvó él también en primera instancia, ya que poco antes de partir el 15 de Octubre de 1939 desde Francia hacia Estados Unidos a bordo del barco Manhattan para reunirse con su muy amada madre Julia, su hermano Cornell y Edith (esposa de Cornell) en el brownstone de West Eighty-Ninth Street en Nueva York, Robert Capa dejó la custodia de los aproximadamente 4.500 negativos de fotografías hechas durante la Guerra Civil Española por él, Gerda Taro y David Seymour "Chim" -y que se hallaban en su estudio del número 37 de la calle Froidevaux de París-, a Csiki Weisz, que con gran meticulosidad preparó tres cajas de bombones (de color rojo, verde y beige) con pequeños compartimentos de cartón conteniendo cada uno un rollo de negativo y cuidadosamente clasificados - que constituyen lo que se conoce como Maleta Mexicana -, e introduciendo poco después todo en una mochila que fue escondida en el sótano de un consulado latinoamericano en Francia, yendo finalmente a parar a manos del General Francisco Aguilar González, Embajador de México ante el Gobierno de Vichy durante 1941-42, y tras muchas vicisitudes que duraron décadas, las decisivas gestiones y tenacidad de la comisaria fotográfica y directora de cine Trisha Ziff, consciente de su enorme importancia histórica, permitieron la definitiva recuperación y salvación de la Maleta Mexicana, que fue entregada por su hijo Julio Ernesto Patrick al ICP de Nueva York el 19 de Diciembre de 2007 en un acto muy emotivo y simbólico - es hijo de un exiliado español de la Guerra Civil-, once meses después de la muerte de Csiki Weisz, fallecido el 17 de enero de 2007 a las 19:00 h de la tarde en Ciudad de México a la edad de 95 años.

Es muy importante destacar la decisiva importancia de los contactos y copias vintage realizados por Csiki Weisz en París a partir de los negativos originales de Capa y Taro.

No hay que olvidar que en esta época dorada del fotoperiodismo, los contactos tenían una misión clave: la rápida evaluación de las imágenes que permitiera la selección de las mejores fotos por parte del editor, así como las subsiguientes ampliaciones tal cual o los frecuentes reencuadres e incremento del contraste.


Los contactos son la forma óptima de constatar como trabaja un fotógrafo, del mismo modo que los negativos son su bien más preciado, lo cual fue la esencia del nacimiento de la prestigiosa Agencia Magnum en 1947, cuyo máximo impulsor fue Robert Capa, si bien la génesis conceptual de la mítica cooperativa fotográfica de profesionales de la imagen tuvo tres puntos de inflexión fundamentales:

a) Cuando durante el verano de 1932, trabajando como ayudante en el laboratorio de la Agencia Dephot en Berlín, Andre Enrö Friedmann tuvo ocasión de ver los negativos del impresionante reportaje de una boda real realizado por Harald Lechenperg en el Punjab (India), quedando entusiasmado al contemplar poco después los contactos, en lo que fue el inicio de su enorme pasión fotográfica. Bob comprendió a partir de ese día, que el tesoro más valioso de un fotógrafo eran los negativos originales y los contactos.

b) Cuando Bob trabajó en París durante el mes de agosto de 1934 como ayudante de laboratorio, revelando carretes y positivando para Kurt y Hans Steinitz, propietarios de la agencia fotográfica Agence Centrale, que se quedaron en prenda con muchos de sus negativos, al no serles entregada su parte de dinero por Pete Petersen, amigo de Capa en la agencia Dephot -que carecía en ese momento de laboratorio en la capital francesa- y que le contrató para que revelara sus negativos de coches de gama alta e imprimiera cientos de copias en tamaños grandes. Pasado algún tiempo, Bob supo que los Steinitz, molestos por el impago de las horas de alquiler de laboratorio por parte de Petersen, habían tirado sus negativos a la basura, hecho que afectó profundamente a Capa.

c) Cuando una vez llegado en tren a París en Septiembre de 1933 con su gran amigo Imre Weisz, Bob, plenamente consciente de la enorme importancia de los negativos y los contactos, y de que a diferencia de su hermano Cornell (buen laboratorista y positivador) y su amigo Csiki Weisz (excelente laboratorista y positivador) él no destacaba en las labores de cuarto oscuro (algo de lo que también se había dado cuenta Andre Kerstész en Mayo de 1934, si bien detectó el gran potencial como fotógrafo del joven Endre), puso toda su confianza en Csiki Weisz, dejando en sus manos el revelado de sus carretes de película de 35 mm, así como la elaboración de contactos y copias en papel fotográfico a partir de los mismos.

d) Cuando Capa envió desde China el 27 de Julio de 1938 una carta a su amigo de la Agencia Dephot de Berlín Ladislaus Glück, en la que sugería constituir una asociación de fotógrafos con David Seymour Chim y Henri Cartier-Bresson.

En otro orden de cosas, volviendo a la fotografía objeto del presente artículo, este mismo miliciano de unos cuarenta años de edad, con boina clara, camisa blanca y rebeca oscura abrochada sólo en su zona superior, aparece también en la fotografía de la página 71 del libro Capa: Cara a Cara Fotografías de Robert Capa sobre la Guerra Civil Española, Editorial Aperture, y en las páginas 84 y 85 del libro Robert Capa Obra Fotográfica de Editorial Phaidon, escrita por el verdadero especialista en Capa Richard Whelan (máxima autoridad en Robert Capa y Alfred Stieglitz de todos los tiempos), aunque sólo vemos en ella dos tercios de su cara de perfil y su boina clara que toca el brazo izquierdo del miliciano anarquista con gorro agrietado que fue la pieza clave para el descubrimiento de que las fotos que aparecen en el número de 24 de Octubre de 1936 del periódico inglés The London Illustrated News fueron hechas por Robert Capa y Gerda Taro también en la Finca de Villa Alicia, Cerro Muriano, el 5 de Septiembre de 1936, un descubrimiento realizado también por elrectanguloenlamano.blogspot.com

Si añadimos a ésto el hallazgo de muchas nuevas fotografías desconocidas hasta hace poco de refugiados que huían del bombardeo franquista del pueblo de Cerro Muriano, así como las ya conocidas, y la ubicación de todas ellas, fruto del esfuerzo y sudor de años,

http://elrectanguloenlamano.blogspot.com/2010/05/hay-personas-que-incluso-despues-de-su.html

creemos que queda claro el gran papel fotoperiodístico desempeñado por Robert Capa y Gerda Taro,
http://elrectanguloenlamano.blogspot.com/2010/08/gerda-taro-centenario-de-su-nacimiento.html

que estuvieron en los lugares y momentos adecuados y arriesgaron sus vidas notablemente en varios momentos distintos para captar las imágenes con sus cámaras, escribiendo aquel día una de las páginas más brillantes en la Historia del Fotoperiodismo.

Copyright Text: José Manuel Serrano Esparza. LHSA
Inscrito en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de Madrid.

Otros artículos sobre Robert Capa y Gerda Taro en Cerro Muriano:
Cerro Muriano: Descubierta y Ubicada una Nueva Fotografía hecha por Robert Capa el 5 de Septiembre de 1936: Momentos de Premuerte (I I)

Cerro Muriano: Identificación y Ubicación de Cinco Fotografías Más Hechas por Capa y Taro y aparecidas en el Illustrated London News del 24/10/1936

Descubierta la Ubicación de Tres Fotografías Más Hechas por Robert Capa en Cerro Muriano y sus Proximidades

Dos Fotografías Más Hechas por Gerda Taro en Cerro Muriano y Desconocidas hasta Ahora, Descubiertas y Ubicadas: Momentos de Premuerte