lunes, 22 de octubre de 2018

SÍ, ES ÉL : ROBERT CAPA EN ACCIÓN IDENTIFICADO POR EL FOTÓGRAFO XAVIER DE LA CRUZ EN UNA FOTOGRAFÍA HECHA POR FRANK SCHERSCHEL EN EL FRENTE DE NORMANDÍA EN JUNIO DE 1944 POCO DESPUÉS DEL DÍA D

José Manuel Serrano Esparza

                                                                                                                     © Frank Scherschel / Life

elrectanguloenlamano.blogspot.com ha podido verificar el descubrimiento realizado por el fotógrafo Xavier de La Cruz, que ha identificado a Robert Capa en acción, fotografiando a un grupo de soldados alemanes prisioneros en el frente de Normandía, en una imagen realizada por el fotógrafo de guerra de Life Frank Scherschel.

                                                              Análisis de la imagen realizado por elrectanguloenlamano.blogspot.com

Este hallazgo es de una enorme importancia y confirma una vez más la gran profesionalidad, amor por su profesión y lucha permanente por conseguir las mejores imágenes posibles de Robert Capa, en constante movimiento para buscar diferentes ángulos de toma, siempre lo más cerca posible del epicentro de la acción.

Así pues, el 100% del mérito de este trascendental descubrimiento corresponde al fotógrafo Xavier de La Cruz, y de ello se hace eco hoy 22 de Octubre de 2018 el periódico La Vanguardia de Barcelona, en artículo firmado por Lara Gómez Ruiz.

Pero aunque todos los indicios apuntaban a ello, era necesario verificar sin margen para la duda que se trata de Robert Capa, analizando la imagen.

Y en estos momentos podemos afirmar prácticamente con certeza que el hombre que aparece flexionado, con su rodilla derecha en tierra y fotografiando con una cámara de 35 mm es Robert Capa, tal y como afirmaba Xavier de la Cruz.


La cámara que está usando Robert Capa disparando a pulso es una Contax II telemétrica formato 24 x 36 mm, creada por Hubert Nerwin en 1936, que va dentro de su estuche de cuero Zeiss ever ready, colgada de su cuello por la correa de transporte y acoplada a un objetivo Carl Zeiss Jena Sonnar 5 cm f/2 diseñado por Ludwig Bertele.


Pero la prueba definitiva es la cámara de formato medio 6 x 6 cm Rolleiflex Model RF111A que cuelga junto al muslo derecho de Capa y cuya manivela plateada de avance de película es plenamente visible en el reencuadre selectivo de la imagen de Frank Scherschel que hemos realizado.

Vista lateral derecha de una cámara de formato medio 6 x 6 cm Rolleiflex Model RF111A como la utilizada por Capa en el Frente de Normandía (Francia) en Junio de 1944. Puede apreciarse la gran palanca plateada de avance de película.

Vista frontal diagonal derecha de una cámara de formato medio 6 x 6 cm Rolleiflex Model RF111A como la utilizada por Capa en el Frente de Normandía (Francia) en 1944.

Por otra parte, en dicho encuadre selectivo, la acutancia de la película de blanco y negro con abundante grano utilizada por Frank Scherschel ha permitido discernir la gran ventana del visor de la Zeiss Ikon Contax II que está usando Capa mientras Frank Scherschel le hace la foto.

Por otra parte, el mencionado encuadre selectivo, también ha permitido identificar la gran bolsa de cuero que llevó Capa durante toda la campaña de Normandía, colgada de su hombro izquierdo, con la que aparece en varias imágenes que existen del gran fotoperiodista de guerra húngaro de origen judío.

El propio John G. Morris me comentó hace años durante varias entrevistas en París que Capa siempre llevaba esa bolsa de cuero llena con otra Contax II, películas de 35 mm y rollos 120 de formato medio, mapas, comida, chocolate, etc.

Capa llevaba siete años utilizando dos Contax II telemétricas formato 24 x 36 mm desde finales de Mayo de 1937, cuando tras una reunión en París con Richard de Rochemond (Director de la rama europea cinematográfica de la serie The March of Time y de la delegación de Time Inc. en la capital francesa) cambió de Leica II Model D y Leica III a Zeiss Ikon Contax II, porque esta última era con diferencia la mejor cámara de 35 mm del mundo gracias a su amplísima base de telémetro de 90 mm con una magnificación de aproximadamente 0.75x, que obtenía una longitud de base efectiva de 67.5 mm, superior incluso a la Leica M3 de 1954, así como un telémetro y visor combinados en lugar de las ventanas independientes para telémetro y visor de las Leica II Model F y Leica III que Capa había utilizado en 1936 y la primera mitad de 1937 durante la Guerra Civil Española.

Este telémetro de gran longitud de la Contax II permitía al fotógrafo lograr una gran precisión de enfoque, superior a la de las Leicas en montura M39 de los años treinta y cuarenta, y el visor y telémetro combinados hacían posible fotografiar con mayor rapidez, sin olvidar el hecho importante de que los objetivos Zeiss más luminosos de su catálogo - Carl Zeiss Jena Sonnar 5 cm f/1.5 y Carl Zeiss Jena 5 cm f/2- daban mayor calidad de imagen que el Leitz Xenon 5 cm f/1.5 y el Summar 5 cm f/2, especialmente en nitidez y contraste, diferencias aún más visibles a plena abertura.

Por otra parte, durante toda la Segunda Guerra Mundial, además de las dos Contax II que solía llevar (una colgada del cuello, con su estuche abierto y otra dentro de su gran bolsa de cuero sobre su hombro izquierdo), Capa utilizaba también con mucha frecuencia el anteriormente mencionado modelo de cámara binocular de formato medio 6 x 6 cm Rolleiflex, porque aunque a diferencia de los 36 o 37 disparos que podía hacer con sus Contax II, sólo podía exponer 12 fotogramas, la superficie de negativo del formato medio 6 x 6 cm, un 400% más grande que el negativo de formato 24 x 36 mm, conseguía una mayor calidad de imagen, y sobre todo, permitía hacer reencuadres selectivos sin degradación, ya que en aquella época, era muy frecuente que los editores de las más importantes revistas ilustradas, editaran las imágenes recortándolas con respecto a sus dimensiones originales, hasta dejarlas con el aspect ratio que más conviniera a las necesidades de paginación así como para generar el mayor impacto visual posible.


Los otros cinco fotógrafos de Life que formaban en Junio de 1944 el equipo de la oficina central de Time Life Inc. en Londres (Bob Landry, George Rodger, Frank Scherschel, Ralph Morse y David E. Scherman) a las órdenes de John G. Morris (editor gráfico de la revista Life) no usaban Contax II de 35 mm, sino Rolleiflex de formato medio 6 x 6 cm, aunque a veces Frank Scherschel también utilizó una Graflex Speed Graphic de gran formato durante la Segunda Guerra Mundial y George Rodger una Leica III telemétrica de 35 mm).

La imagen captada por Frank Scherschel y en la que aparece Robert Capa, tal y como ha descubierto Xavier de la Cruz, es muy representativa del fotoperiodismo de guerra, en el que la perfección técnica de las imágenes no es el factor más importante, sino el hacer la foto estando en el lugar y momento adecuados, lo más cerca posible de la acción, plasmar momentos definitorios y pasar desapercibido. De hecho, Frank Scherschen, que había iniciado su trayectoria profesional como fotógrafo de noticias en el Milwaukeee Journal en 1926 hasta ser contratado por Life en 1942, fue uno de los mejores fotógrafos de guerra de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, tanto en Europa como en el Frente del Pacífico, hasta tal punto que varias de sus fotografías fueron portada de la revista Life. Años después crearía incluso algunas imágenes icónicas como su retrato del gran arquitecto Mies van de Rohe mirando la maqueta de los Lake Shore Drive Apartments en Chicago en Noviembre de 1956, además de sus fastuosos reportajes en blanco y negro y Kodachrome que ya había hecho en 1945 en Machu Picchu. © Frank Scherschen

Las imágenes son mucho más dramáticas de lo que pudiera parecer en un principio. Se trata de soldados alemanes de la Wehrmacht que han sido hecho prisioneros por el Ejército de Estados Unidos tras su avance a través de Normandía, pocos días después de haber tomado por asalto las playas de Omaha y Utah con enormes pérdidas.

Estos soldados alemanes han estado sometidos a un gran stress, con constantes bombardeos por parte de la aviación aliada, lucha incesante contra tropas americanas, inglesas y canadienses, etc.

El soldado alemán más a la derecha de la imagen está muy demacrado y con el rostro notablemente afilado, fruto de muchos días consecutivos en peligro de muerte y casi sin tiempo para poder alimentarse en condiciones, mientras que de los tres soldados alemanes que ocupan la zona media de la imagen, el del centro está herido y es auxiliado por sus compañeros que le ayudan a seguir caminando.

Tal y como explica Xavier de La Cruz, el fotógrafo al que se aprecia arrodillado al fondo de la imagen de Frank Scherschel, es un profesional muy experimentado, con voluntad de crear una imagen, de darle el sentido y el encuadre correctos.

Fotografía hecha por Capa con una rodilla en tierra a un grupo de prisioneros alemanes capturados en el Frente de Normandía (Francia) en Junio de 1944. Los soldados derrotados son magistralmente captados por el famoso fotorreportero de guerra durante su marcha a pie, sucios, agotados, con los uniformes muy desgastados y llenos de polvo, mientras un soldado norteamericano con bayoneta calada en su fusil les vigila atentamente. Se trata de soldados de la Wehrmacht, la mayoría de ellos muy jóvenes.El grave error de Hítler confiando plenamente en la defensa estática del Muro del Atlántico siguiendo a rajatabla los consejos de Von Rundstedt y menospreciando con su habitual soberbia las indicaciones de Erwin Rommel que le comentó numerosas veces que el inmenso poder de la aviación norteamericana sería imparable, y que la única forma de intentar frenar la ofensiva aliada era concentrar distintas divisiones acorazadas alemanas a cierta distancia de los puntos previsibles de desembarco y dirigirse a ellos a la mayor velocidad posible, fue decisivo, y las fuerzas aliadas consiguieron consolidar sus cabezas de playa en Normandía, tras lo cual las unidades alemanas que se hallaban en la zona fueron aniquiladas o capturadas. © Robert Capa / ICP New York

Por otra parte, existen algunas fotografías de Robert Capa durante su avance a través de Normandía en las que aparece vestido con uniforme de soldado, especialmente en imágenes del archivo de John G. Morris,


Robert Capa con Olin Tomkins (conductor del jeep de Ernest Hemingway) y Ernest Hemingway en Pint Brocard, municipio de Dangy (Francia) el 30 de Julio de 1944, aproximadamente mes y medio después de ser hecha la foto en la que Xavier de La Cruz ha identificado a Robert Capa. Puede apreciarse que Capa lleva colgada del cuello su Rolleiflex de formato medio 6 x 6 cm que utilizó durante toda la Segunda Guerra Mundial, así como durante su viaje a la URSS en 1947 con John Steinbeck y otras posteriores misiones fotográficas.


Reencuadre selectivo de fotografía hecha por el Signal Corps US Army el 16 de Junio de 1944 en Saint-Sauveur-le.Vicomte durante el avance del 505º Regimiento de Paracaidistas de la 82ª División Aerotransportada de los Estados Unidos. A la derecha de la imagen se aprecia a Robert Capa cargando su Rolleiflex de formato medio 6 x 6 cm con un rollo de película 120.


Reencuadre selectivo de la zona inferior derecha de la imagen, en el que se aprecia con mayor detalle a Robert Capa cargando con película de formato medio la misma cámara que lleva el mítico fotógrafo de guerra en la imagen hecha por Frank Scherschel y en la que el fotógrafo Xavier de La Cruz le ha identificado.

Puede apreciarse también como lleva colgada su Zeiss Ikon Contax II telemétrica con su estuche de cuero Zeiss ever ready y un objetivo Carl Zeiss Jena Sonnar 5 cm f/2.

Tal y como afirma Xavier de la Cruz, Capa está fumando un cigarrillo en la imagen de Herman Scherchel obtenida aproximadamente una semana antes, mientras hace la foto a los prisioneros alemanes que caminan a pie.

El enorme pundonor de Capa por hacer buenas fotos y el querer estar siempre lo más cerca posible de la acción, hacía que estuviera frecuentemente inmerso en situaciones de gran riesgo, por lo que fumaba muchísimo, intentando relajarse todo lo posible.

                                                                                        © John G. Morris

Robert Capa fotografiando a un grupo de oficiales alemanes rindiéndose a las tropas norteamericanas en el pueblo de Ille-et-Vilaine, La Ballue, cerca de Antrain, en la carretera entre Mont-Saint-Micehl y Rennes, el 8 de Agosto de 1944, aproximadamente un mes después de ser hecha por Herman Scherschen en el Frente de Normandía la fotografía en la que Xavier de La Cruz ha identificado a Robert Capa.

Reencuadre selectivo de la fotografía anterior en la que elrectanguloenlamano.blogspot.com ha podido identificar la gran bolsa de cuero que llevó Capa durante su marcha desde Normandía a París y que iba siempre colgada de su hombro izquierdo. Es exactamente la misma bolsa que cuelga junto a la rodilla izquierda de Capa en la fotografía hecha por Herman Scherschen en el frente de Normandía en Junio de 1944 y en la que Xavier de la Cruz ha identificado a Robert Capa.

del que fue gran amigo y que le acompañó durante gran parte de su misión fotográfica a través de Francia hasta llegar a París.

Son demasiadas coincidencias:

- Es un hombre de aproximadamente 1´70 m de estatura y complexión delgada.

- Lleva una cámara Zeiss Ikon Contax II telemétrica formato 24 x 36 mm.

- Lleva también una Rolleiflex de formato medio 6 x 6 cm.

- Se aprecia una gran bolsa de cuero colgando de su hombro izquierdo como la que llevó Capa a través de Francia.

- Está flexionando sobre una rodilla para hacer fotos contrapicadas y conseguir el mayor dramatismo posible (algo que Capa hacía con mucha frecuencia). Existen muchísimas imágenes captadas por Capa con una rodilla en tierra, por ejemplo la foto realizada entre el 25 y el 27 de Enero de 1939 en la carretera de Barcelona a la frontera francesa en la que una madre con falda de lunares, chaleco negro y cargada con una maleta que sujeta entre su brazo y su cadera izquierdos y una bolsa que agarra con su mano derecha camina penosamente con sus hijas (que llevan como pueden enormes petates) o los soldados republicanos avanzan a pie con sus maletas y abrigos a través de la playa del campo de concentración de Argelès-sur-Mer mientras son trasladados al de Le Barcarés, 32 km al norte, la foto que hace en febrero de 1943 a un oficial norteamericano que habla en una calle de Londres con dos huérfanas de guerra inglesas, la fotografía que les hace desde detrás de unos delgados árboles a dos soldados alemanes prisioneros recién capturados cerca de Wesel (Alemania) el 24 de Marzo de 1945 y que avanzan hacia la izquierda de la imagen vigilados por soldados americanos que les apuntan con sus armas, la famosa foto de la campesina rusa ocupando la mitad superior de la imagen y recogiendo la cosecha durante su estancia en la URSS con John Steinbeck en 1947, la abuela con abrigo y sombrero oscuros que lleva de la mano a su nieta con pantalón de lunares, abrigo y gorro blancos a través de una calle de Budapest en 1948, la madre judía que en 1949 avanza a duras penas con una maleta sobre su cabeza a través de un camino junto a unas pequeñas casas en la zona de Haifa (Israel) mientras su hijo agarra su falda, la foto que hace el 25 de Mayo de 1954 pocas horas antes de su muerte a dos soldados franceses de pie junto a sus motos aparcadas al lado de la carretera de Namdinh a Thaibinh (Vietnam del Norte) mientras una mujer vietnamita y su hijo pequeño dirigen a un grupo de patos, y muchas más.

- La foto en la que aparece este fotógrafo con una rodilla en tierra la hace Frank Scherschel (que era precisamente uno de los cinco fotógrafos de guerra de Time Life Inc. en Londres, compañeros de Capa y también dirigidos por John G. Morris), que se encontraba asimismo en la zona de Normandía en Junio de 1944.

John G. Morris. In Memoriam

YES, IT´S HIM : ROBERT CAPA IN ACTION IDENTIFIED BY THE PHOTOGRAPHER XAVIER DE LA CRUZ IN A PICTURE MADE BY FRANK SCHERSCHEL AT THE NORMANDY FRONT IN JUNE 1944 SHORTLY AFTER THE D-DAY

lunes, 15 de octubre de 2018

FUJIFILM GFX 50R : AN AFFORDABLE TOP-NOTCH MIRRORLESS EVF MEDIUM FORMAT CAMERA WITH RANGEFINDER PHILOSOPHY AND EXCELLENT LENSES


One of the most significant highlights of the very recently held Photokina Köln 2018 has been the introduction by Fuji of its 51.4 megapixel Fujifilm GFX 50R mirrorless EVF 33 x 44 mm medium format camera, a kind of rangefinder-styled version of the Fujifilm GFX 50s presented two years ago, during the Photokina 2016.


It´s been undoubtedly a bold movement by the Japanese firm at a moment in which the 24 x 36 mm format mirrorless EVF cameras have gained amazing momentum as a market trend after the presentation of the 45.7 megapixel Nikon Z7, the 30 megapixel Canon EOS R and the 47 megapixel Panasonic S1R, the announcement by Sigma that it will launch into market a mirrorless EVF full frame camera featuring a Foveon sensor, and the remarkable influence which keep on having the also full frame EVF cameras 24 megapixel Leica SL (presented in October of 2015 and boasting the best lenses ever made for 35 mm format) and the 42.4 megapixel Sony A7III (evolutive pinnacle of a series of 24 x 36 mm format mirrorless EVF cameras which started with the Sony A7 in October 2013).

The raison d´atre of the Fujifilm GFX 50R medium format camera is minimalist, with

The 33 x 44 m medium format sensor of the Fujifilm GFX 50 R features an efficient automatic cleaning system through ultrasound vibration, which was pioneered by Olympus with its E-1 Four Thirds camera in 2003. It´s also relevant the sturdy large size bayonet mount enabling the very accurate coupling of the extraordinary Fujinon GF lenses, in addition to boasting an exceedingly short flange distance of only 26,7 mm. On the lower area can be seen the twelve golden contacts making possible a high level of communication between camera body and attached lenses.

its 33 x 44 mm medium format sensor


and the extraordinary Fujinon GF lenses as a core, in addition to five further major factors :

a) Fuji´s crave for recreating in the digital scope the philosophy inherent to its famous analogue 6 x 9 cm format Texas Leicas rangefinder cameras from nineties (particularly the Fujifilm GW690 III Professional with its EBC Fujinon 90 mm f/3.5 and the Fujifilm GSW 690 III Professional with its EBC Fujinon 65 mm f/5.6) for shooting handheld.

b) The maximum feasible expansion of that concept, now in XXI Century, with a new mirrorless EVF medium format digital camera which —  unlike the aforementioned Texas Leicas MF rangefinder cameras that featured a fixed lens — can be coupled to different first-class and amazingly sharp Fujinon G interchangeable MF lenses boasting AF through contrast detection of 117 points, created from scratch to attain maximum synergy with the specific 44 x 33 mm medium format sensor.

c) To reduce both size and weight as much as possible. In this regard, Fuji has made a commendable strenuous effort with its GFX 50R, because it only weighs 775 g (including battery and memory card), that´s to say, it is 145 g lighter and 2,5 cm thinner than the previous Fujifilm GFX 50S medium format camera.

Evidently, the Fujifilm GFX 50R is not a small camera, but if we bear in mind that it is a medium format model,

The uncommon compactness for his format of the Fujifilm GFX for its sensor format is apparent in this image in which we can see from left to right : the on and off switch of the camera, the small exposure compensation wheel, the shutter release button, the big dial for shutter speeds and diaphragm priority A position. the hotshoe, the outstanding thickness of the sturdy metallic bayonet mount made in brass to get maximum endurance and reliability, the electronic viewfindernext to the strap lug and the viefinder eyepiece in the upper left area. In addition, it is a very robust camera, made in aluminium alloy, with 64 anti dust and anti humidity sealing points. Besides, this is the first model of the GFX saga of Fuji digital medium format cameras featuring low energy Blutooth technology enabling that the captured images can be very easily and quickly sent to smartphones and tablets connected to the camera through the Fujifilm remote control application.

its dimensions and weight are undoubtedly very reduced for a camera within its segment of product, and above all, it has been designed and conceived to be mostly used handheld, not on a tripod as has traditionally been usual in this type of professional stuff.


As a matter of fact, the GFX 50R is much smaller and light (161 x 97 x 66 mm and 775 g with batteries) than the analogue Fujifilm GW690III (119 x 201 x 129 mm and 1,460 g), with a size roughly between the 6 x 9 cm format Texas Leica and the APS-C format Fujifilm X-E3 mirrorless EVF digital camera.

d) The location of the EVF on the back upper left corner of the camera, like the viewfinder of a RF camera, means a clear departure from the middle top pentaprism-shaped EVF sported by the FX 50S and a straightforward statement of intent by Fuji : this is a very special mirrorless EVF medium format photographic tool, whose appearance, contours and handling resemble very much both the 6 x 9 cm format analogue rangefinder Texas Leicas and the Fujifilm X-Pro 2 mirrorless EVF /OVF digital camera.

The Fujifilm FX 50S viewfinder with its 0.85x magnification is a bit better than the Fujifilm FX 50R´s one featuring 0.77x, but to practical effects that´s not a very significant difference, and the FX 50R viewfinder is also excellent, providing a sharp and brilliant image to photographers.

e) To offer a highly competitive price. Obviously, 4,500 dollars is not anything cheap to begin with.
But once more, if we consider that this is a first-rate medium format mirrorless EVF camera, it is exceedingly apparent that Fuji has made a praiseworthy endeavour to make it " affordable " , since price tags are hefty in the scope of MF digital cameras, often going beyond the barrier of 8,000 dollars, so a 4.500 dollars for the Fujifilm FX 50R is a great piece of news.

If we add to it that this camera is more responsive on being used hand and wrist than other MF models like the 50 megapixel Hasselblad X1D-50C (a prodigy of design and beauty of lines, as well as delivering superb image quality, with 16 bit colour and a dynamic range of 14 diaphragms, also highly portable, but whose autofocus and shutter release speeds are much slower than in the Fujifilm GFX 50R, without forgetting that its battery is often drained after 150 shots, while the Japanese camera´s battery endures approximately 300 shots) or MF cameras attached to digital backs.

f) A superb and very silent plane-focal horizontal travelling mechanical shutter with speeds between 4 s and 1/4000 s, which in mode B ranges between 60 minutes to 1/4000 s and another electronic one, also begetting a barely perceptible sound, with speeds between 4 s and 1/16,000 s, which in B mode encompasses between 60 minutes and 1/16,000 s.

The aforementioned mechanical shutter is able to flawlessly endure  up to 150,000 cycles, as well as delivering an exceedingly low level of vibration.

If we add to it that this camera is much faster shooting handheld than other medium format digital models like the 50 megapixel Hasselblad X1D-50C (a prodigy of design and beuty of lines, in addition to yielding great image quality, with 16 bit colour and dynamic range of 14 diaphragms, likewise pretty portable, but whose autofocus and shutter release speed are much slower than in the Fujifil GFX 50R, without forgetting that its battery exhaustes after 150 shots, while the battery of the japanese camera lasts approximately 300 shots) or MF cameras coupled to digital backs.

REAL ADVANTAGES AND DISADVANTAGES OF THE FUJIFILM GFX 50R IN COMPARISON TO REFLEX WITH OPTICAL VIEWFINDER AND MIRRORLESS EVF 24 X 36 MM FORMAT CAMERAS AT THE PRESENT MOMENT


From a theoretical viewpoint, a medium format camera with a bigger than 24 x 36 mm sensor should yiled more image quality than a full frame one in terms of resolving power, sharpness, capture of details, tonal gradation, dynamic range, bokeh, outstanding colours, etc.

But within the digital photography scope this is a highly complex subject in which a lot of variables come into play, and generally speaking differences in image quality between medium format cameras and the best 24 x 36 mm format cameras, though existing, are not so big as in the analogue era.

First of all, it is important to realize that digital photography has brought with it a seminal change of paradigm in terms of the image quality yielded by each format in comparison to analogue era, to such an extent that current best full frame cameras (either reflex ones with optical viewfinders like the Nikon D850, Canon EOS 5D Mark IV or mirrorless EVF 24 x 36 mm format ones like the Sony A7RIII, Nikon Z7, Canon EOS R or Panasonic S1R ) deliver medium format quality increasingly approaching to the levels of the analogue 6 x 9 cm medium format with low ISO films like Fuji Velvia 32, while the best APS-C and Micro Four Thirds cameras get image quality results comparable to 35 mm analogue format with low ISO films like Fuji Velvia 32 or Kodak Ektar 25, albeit they´re increasingly approaching to the image quality standard of the classical 127 film roll (the smallest medium format).

On the other hand, digital medium format cameras, either reflex with optical viewfinders or mirrorless ones featuring electronic ones, have been reaching a level of image quality steadily approaching to the 4 x 5 " (10 x 12 cm) analogue large format (though with different image aesthetics and bokeh), something that began in October of 2008, when the first functional prototypes of the medium format Leica S2 only featuring ISO 100 and coupled to a Summarit-S 70 mm f/2.5 ASPH.

After it, more medium format digital cameras from other brands appeared, like the 40 megapixel Pentax 645D in December 2010 and the 51.4 megapixel Pentax 645Z in April 2015, a context which was constantly boosted by the state-of-the-art 50 megapixel sensors made by Sony and used by Phase One and Hasselblad in their MF digital cameras.

And in June 2016, Hasselblad launched into market its gorgeous 51 megapixel X1D-50c mirrorless EVF camera featuring a 33 x 44 CMOS sensor and new XCD mount, as well as boasting a significant reduction in size and weight ( 150 x 98 x 71 mm and 725 g, with a pixel pitch of 5.29 microns).

This camera also delivers an image quality approaching to 4 x 5 " large format even more, delivering razor sharp results from edge to edge of the image and superb dynamic range, as well as capturing the most hidden details with true natural colours, with the added benefit of the narrow depth of field at the widest apertures resulting in unrivalled look and bokeh, something that also happens in the Fujifilm GFX 50S, whose production started in early 2017, and the just presented Fujifilm GFX 50R.

But whatever it may be, it´s very important to grasp that while the digital full frame sensors are pretty much the same size as the analogue 24 x 36 mm cameras of yore, the digital medium format sensors are much smaller than the analogue medium formats.

For example, the 33 x 44 mm medium format digital sensor of the Fujifilm GFX50R mirrorless EVF MF camera with 1,452 sq.mm is a 70% bigger than the 24 x 36 mm format with 864 sq.mm, but

- The 6 x 4.5 cm analogue medium format is 2.7 times bigger than 24 x 36 mm format.

- The 6 x 6 cm analogue format is four times bigger than 24 x 36 mm format.

- The 6 x 9 cm analogue format is almost six times bigger than 24 x 36 mm format.

And the evolution pace in the 24 x 36 mm digital sensors is faster than in the medium format ones, so flagship full frame cameras from Nikon, Canon, Leica, Panasonic, Pentax, Sigma, etc, will progressively have better and better sensors with smaller pixels than medium format cameras like the Fujifilm GFX50R, but breakthrough technologies will highly probably make them increasingly efficient, steadily trying to make up for the inherent advantages of larger sensors with bigger pixels and reduce distances in image quality with respect to them, including the ability to gather as much light as possible.

Nevertheless, the RAW archives recently attained by some professional photographers using the Fujifilm GFX50R (sharing the same sensor and dsp as the Fujifilm GFX 50S) medium format camera shooting handheld seem to suggest that

Detail of the upper left area of the camera (as seen from frontal position) in which can be seen from left to right : the thin knurled wheel for exposure compensation values, the shutter release button (out of focus) and the big knurled dial with shutter speeds and the diaphragm priority automatism A position. The beauty and elegance of these controls is truly unutterable.

presently it gets the upper hand in tonal and colour gradation, dynamic range, sharpness and special filmic look over the best current full frame cameras from Sony, Nikon, Canon, Leica, Pentax, etc.
But differences are not huge at all, because models like the Sony A7RIII, Nikon D850 and the Canon EOS 5D Mark IV are very mature products stemming from many years of evolution and plenty of feedback by professional photographers, in addition to boasting state-of-the-art sensors and highly advanced dsp, so when coupled to top-notch lenses they also deliver extraordinary image quality.

On the other hand, it seems apparent that the Fujifilm GFX 50R MF camera doesn´t match the capabilities of the 24 x 36 mm full frame cameras from Sony, Nikon, Canon, Leica, Pentax, etc, as all-around performers able to tackle a slew of different photographic assignments with very high marks.

In addition, nobody better than Fuji knows that the Fujifilm GFX 50R MF can´t equal — to name only a few aspects — the tremendous potential and accuracy of the 3D autofocus system featured by the Nikon D850 reflex full frame camera, the upgraded AF system of the Canon EOS 5D Mark IV reflex camera in symbiosis with the sensor sporting Dual Pixel Autofocus, the 425 point hybrid AF system of the APS-C format Fuji XT-3 mirrorless EVF camera, the myriad of lenses from different brands, epochs and lens mounts that can be attached through adapters to Sony, Nikon, Canon, Leica and Panasonic 24 x 36 mm format mirrorless EVF cameras, the impressive high rates of 20 fps in continuous mode of such technological wonders like the Panasonic G9 Micro Four Thirds camera, the amazing video 4K UHD 60 fps featured by benchmark cameras in this sphere like the Panasonic GH5S or the 5-axis in body stabilization of the Micro Four Thirds Format OM-D E-M1 Mark II.

Needless to say that the maximum 3 fps burst in continuous mode is light years from those mirrorless EVF 24 x 36 mm cameras from different brands, while their top flash synchronization speed of 1/125 s is far behind the 1/250 s flash sync of the Sony A7RIII and the Leica SL, and its video Full HD 30 fps, albeit more than enough for a medium format camera like this, whose priority is to get the maximum feasible image quality, it doesn´t reach the quelitative level of the 4K UHD 30 fps video of the Sony A7RIII.

But in my humble opinion, it doesn´t matter at all, because

Back view of the Fujifilm GFX 50R in which you can see the 3.2 inch and 2,360 million dots touchscreen.

the Fujifilm GFX 50R medium format mirrorless EVF camera was not conceived to do things at full speed, but to get the maximum feasible image quality shooting handheld, with operating tenets thoroughly grounded in the rangefinder Texas Leicas of late nineties but with much smaller size and weight, a wide range of extraordinary MF interchangeable autofocus lenses available, a top quality sensor, a very fast and powerful dsp, a very good electronic viewfinder and a truly classic and elegant appearance grealy resembling the one featured by a rangefinder camera.

THE OPTICAL QUALITY OF THE LENSES AS A FUNDAMENTAL INGREDIENT FOR SUCCESS

Right off from the bat, Fuji attitude with this camera has been very wise and it doesn´t want any kind of war against the powerful firms that will lead the full frame mirrorless EVF cameras segment (Sony, Canon, Nikon, Leica and Panasonic).

Fuji does know very well that its

Detail of the upper left area (seen from its forward area) of the Fujifilm GFX 50R, in which can be seen the shutter release button located beside the on / off swith, the great dial with shutter speeds and selection of automatism with diaphragm priority on top right of the image and the wheel for exposure times compensation on the upper left zone. The beauty of all of these controls is timeless and strongly inspired by the analogue era, in the same way as the finishing accuracy of components.

Fujifilm GFX 50R is a medium format niche camera in itself, because of its rangefinder appearance and working way, the extraordinary image quality it delivers, its commendable compactness for a MF camera with a big 33 x 44 mm sensor, its superb native FG MF lenses designed from the ground up to maximize symbiosis with the sensor and the very good electronic viewfinder placed on top back left area of the body, as in classical RF analogue cameras.

The upshot of it is that albeit lacking a rangefinder, the Fujifilm GFX 50R medium format mirrorless EVF camera with its interchangeable lenses is from a conceptual viewpoint the most similar digital camera to the analogue Mamiya 7 and Mamiya 7 II models created hitherto.

And in the same way as happened with those wonderful analogue 6 x 7 cm medium format rangefinder cameras, Fuji has given top priority to the design of top-notch lenses yielding impressive and second to none image quality in the sphere of digital medium format, with the exception of the Leica S MF lenses designed by Peter Karbe, that because of their stratopsheric optomechanical quality keep on being the benchmark, though logically, with a much higher price.

But with its extraordinary GF lenses, Fujifilm has greatly reduced distances, in addition to having designed and built them in such a way that they will flawlessly synergyze with future MF cameras of up to 150 megapixels.

Fuji perceives that in addition to the quality of the MF digital sensor and the dsp, the most fundamental factor for the success of its GFX 50R will be the optomechanical level of its lenses.

Not in vain, Fuji has got a tremendous optical know-how and experience harking back to the days of analogue photography, when it designed and manufactured a number of world-class lenses, particularly for large format and medium format analogue cameras, like the Fujinon 240 A portrait objective (which could be coupled to 4 x 5 " — 10 x 12 cm — and whose weight was of only 245 g, as well as being attacheble as a standard lens with 5 x 7 — 13 x 18 cm — LF cameras and as an angular to 8 x 10 " — contact of 20 x 25 cm —  LF cameras), the Super-EBC Fujinon 60 mm f/4 for the Fuji GA645 AF medium format rangefinder camera and many others.

As a matter of fact, during most of XX Century, Fuji was along with Schneider-Kreuznach at the forefront in the design and manufacture of large format lenses, getting optical glass of maximum quality using very expensive platinum crucibles to prevent particles getting into the glass as always happened when conventional clay crucibles were used, as well as implementing very stringent quality controls and enhancing a perfect synergy between the Odawara factory turning out 200 varieties of raw optical glasses for LF objectives and the Omiya factory turning them into finished products with its state-of-the-art EBC (Electro Beam Coating), receiving up to 11 exceptional uniform and thin coatings on key elements of the optical formula, as happened with such legendary LF lenses like the Fujinon LS 210 mm f/5.6, 300 mm f/5.6 and 420 mm f/8 LF portrait lenses which clearly outperformed the Tessar type LF lenses in high resolution, rich gradation, detail definition and colour balance.

Therefore, Fuji has designed and manufactured since 2016 seven different first-class objectives (six primes and a standard zoom) featuring linear motors enabling fast, accurate and silent AF, as well as being weather and dust resistant which can be used with its Fujifilm GFX 50R medium format mirrorless EVF camera :


- The Fujinon GF 23 mm f/4 R LM WR, a super wideangle lens with a focal length equivalent to a 18 mm in 35 mm format.

Featuring 15 elements (two aspherical, one Super ED and three ED)  in 12 groups, it is a stellar performer in landscape and architectural photography, thanks to its excellent correction of distortion, its ultra high resolving power in center, borders and corners, and its great sharpness. 


 This is a state-of-the-art lens, and from the very instant of its launching into market one of the historical benchmarks od superwideangle lenses for medium format cameras along with the 8 elements in 5 groups Biogon 38 mm f/4.5 designed by Zeiss optician Hans Sauer in 1954 for the 2 1/4 x 2 1/4 (6 x 6 cm) Hasselblad SWC and the 10 elements in 6 groups Mamiya 43 mm f/4.5 the formidable 10 elements in 6 groups Mamiya 43 mm f/4.5 ultrawide angle lens (equivalent to a 21 mm lens in 35 mm format and inspired by Ludwig Bertele´s original ten element Zeiss Biogon for 9 x 12 cm large format cameras), a true wideangle design with which the Japanese managed to beat the extraordinary 8 element Biogon 38 mm f/4.5 of the 2 1/4 x 2 1/4 (6 x 6 cm) Hasselblad SWC in terms of sharpness and lack of distortion on the corners, with maximum values of 0.04%, which meant a new step in this scope even beyond the Carl Zeiss Distagon T* 21 mm f/2.8 for the Contax/Yashica system (a stunning retrofocus superwideangle design with which the optical pundit Carl-Heinz Schuster managed to get a performance in sharpness equal to the best symmetric types).


But what Fuji has achieved with its Fujinon GF 23 mm f/4 lens is a true optical feat, since to practical effects it is 3 mm wider than the Biogon 38 mm f/4.5 and the Mamiya 43 mm f/4.5 (which significantly increases design difficulty), while simultaneously preserving its rectilinear character through an awesome reduction of distortion to negligible levels.

In addition, its mechanic construction is superb.




- The Fujinon GF 45 mm f/2.8 R WR, equivalent to a 36 mm lens in 35 mm format. It´s a very compact and lightweight objective, with dimensions of 88 mm length x 84 mm diameter, a weight of only 489 g and an optical formula of 11 elements (one aspherical and two ED) in 8 groups.
It includes Nano GI coating which reduces ghosting and flare generated by incident light coming from diagonal angles.

Detail of the lower area of the Fujinon GF 45 mm f/2.8 in which you can see on the left of the image the orange colour liberator of the locking mechanism placed on the diaphragms ring, enabling to choose aperture priority automatism, either manually on it or using the corresponding dial of the camera. The letter C in white colour refers to the option of control of f stops by the camera body, white the orange colour A letter alludes to aperture priority automatism.

Besides, six of its eleven lenses are moved during focusing by an inner focus system that assures top-notch image quality at all shooting distances, even the nearest ones, avoiding the different degrees of aberrations brought about on modifying the focusing ranges.

In addition, it features a fluorine coating in the front element to avoid the formation of moisture.

On the other hand, the correction of distortion and chromatic aberrations in this lens are extraordinary and currently probably the benchmark among the objectives for medium format with focal length equivalent to 35 mm in 24 x 36 mm format.


- The Fujinon GF 63 mm f/2.8, equivalent to a 50 mm standard lens in 35 mm format. It features 10 elements (1 of them an ED) in 8 groups and is very small, with dimensions of 84 x 71 mm and a weight of 405 g, fulfilling a a shifting of the front lens group while focusing.

This lens yields outstanding resolving power and sharpness, with astonishing level of detail on the whole image surface, including at full aperture, as well as generating a very beutiful bokeh.


- The Fujinon GF 32-64 mm f/4 R LM WR, equivalent to a 25-51 mm lens in 35 mm format. This extraordinary standard zoom features 14 elements in 11 groups (three aspherical, 1 ED and one Super ED), a 9 blade rounded diaphragm, and delivers top image quality comparable to wideangle primes from 24 and 35 mm wideangle lenses to 50 mm standard ones, in addition to exhibiting a commendable correction of vignetting, chromatic aberrations and distortion.

It´s true that its f/4 relatively slow luminosity (roughly equivalent to f/3 in 35 mm format) is inferior to the usual widest f/2.8 aperture — gathering more light —  of professional 24-70 mm standard zooms for 24 x 36 mm full format cameras, but it is enough, because the 33 x 44 mm MF sensor generates shallower depth of field than 24 x 36 mm format ones (though differences in this regard are much smaller than with analogue 6x4.5 cm, 6 x 6 cm and 6 x 9 cm medium formats) and besides, the remarkable performance of the Fujifilm GFX 50R at high and very high isos turns an f/4 maximum aperture into a very efficient one.

This is a top class zoom sporting an excellent inner focus through the front group, whose most forward element doesn´t turn.

Furthermore, its mechanical construction is state-of-the-art, with really praiseworthy precision and turning smoothness, as well as boasting 10 sealing points against humidity, rain and dust.

It is a big lens, but not excessively large at all for medium format sphere, with dimensions of 116 x 93 mm, a light weight of 875 g and filter size of 77 mm.

It isn´t less true that a 32-84 equivalent to a 25-71 mm in 35 mm format, also covering the portrait lens range, would have been better, but the design and manufacture of a MF zoom with the same great optomechanical performance stretched 21 mm more would have meant a much higher production cost, weight and price.

As to its AF, it is no slouch at all, fast and accurate for a medium format camera, with good precision hit rates around 88%, though clearly slow if compared to the AF speed of the best standard 24-70 mm f/2.8 zooms for 24 x 36 mm format mirrorless EVF cameras from Sony, Canon, Nikon, Leica and Panasonic, which will also outperform it in hit rates.

Regarding its bokeh, it is good, though a far cry from the amazing silky smooth out of focus rendering delivered by the fastest Fujifilm GF prime lenses.

This zoom is a neutral lens clearly optimized to yield impressive sharpness, almost on a par with the best GF primes, at the cost of the preservation of a bit of visible distortion at the 32-42 mm shortest range and a relatively small f/4 widest aperture.


- The Fujinon GF 110 mm f/2 R LM WR, equivalent to a 87 mm in 35 mm format. It features 14 elements in 9 groups (including 4 ED) and a 9 blade round diaphragm, with dimensions of 94.3 x 125.5 mm, a weight of 1010 g and filter size of 77 mm.

A stellar performer medium telephoto lens for portraits, whose very high resolving power highlights the areas in focus, while its sublime and creamy bokeh at f/2 and f/2.8 apertures generates unique rendering of the out of focused zones, as well as begetting a three-dimensional effect.

Its AF is very fast, accurate and quiet, thanks to the linear motor.


This state-of-the art lens, able to focus from 90 cm to infinity, delivers an exceptional image quality, exhibiting a stunning correction of both spherical and chromatic aberrations thanks to a painstaking and very smart location of its four top quality ED elements (two of them in the most forward groups of the optical cell and the other two in the middle groups).

Its f/2 maximum aperture allows for extensive control over depth of field for producing selective focus imagery, and also benefits working in low light conditions.

The Fujinon GF 110 mm f/2 R LM WR is the flagship of the Fujifilm lineup of GF medium format lenses, and has meant a significant increase in optical performance and bokeh in comparison to previous top-notch MF objectives with similar aims like the 7 elements in 5 groups Carl Zeiss Planar FE 110 mm f/2 from 1977 with excellent anastigmatic flatness of image field for analogue Hasselblads 205 FCC, 203 FE and 201F medium format cameras, the 6 elements in 5 groups Takumar 105 mm f/2.4 Super-Multi-Coated  from 1971 for the 6 x 7 cm Asahi Pentax analogue medium format camera, the also 6 elements in 5 groups Hasselblad HC 100 mm f/2.2 for the Hasselblad H-System digital medium format cameras.

It´s evidently a big lens, but it balances well with the camera body and its grip, and it is not at all excessively large for a medium format objective, with a feeling in hand similar to the 1025 g Canon 85 mm f/1.2L II USM.


The Fujinon GF 110 mm f/2 R LM WR is a formidable lens for available light conditions, editorial work, candid portraits on locations, theatre photography, stage photography, weddings, etc, and will enhance even more the already fantastic levels of resolution and tonality inherent to the Fujifilm GFX 50R medium format camera.



- The Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro, equivalent to a 95 mm lens in 35 mm format. It features 14 elements in 9 groups (including 3 ED) and its front element features a fluorine coating.
Its dimensions are of 89.2 mm x 152.5 mm, a weight of 980 g, and a floating focusing system in symbiosis with two linear motors enabling a fast, accurate and silent AF.

This mid telephoto macro lens also sports an efficient 5 stop image stabilizer optimizing handheld shooting.

It´s a great lens for photographing speficic details of plants from very near distances, with very shallow depths of field at f/4 and f/5.6, being able to shoot handheld thanks to its highly efficient stabilizing system and AF accuracy.

And it is also a very good lens for portraiture, both in studio and outdoors, and for architecture imagery to highlight characteristic zones or items and compress perspectives.


- The Fujinon GF 250 mm f/4 R LM OIS WR, equivalent to a 200 mm lens in 35 mm format. Its optical formula features 16 elements in 10 groups (including two ED and one Super ED), 9 circular blade diaphragm, dimensions of 200 mm x 108 mm and a weight of 1.43 kg.

It´s also available a 7 elements in 3 groups GF 1.4x teleconverter with dimensions of 27 mm length x 82 mm diameter and a weight of 400 g, which turns it into a 350 mm f/5.6 lens, equivalent to a 280 mm lens in 35 mm.

In addition, it also boasts the 5 stop image stabilizer.

Fujinon GF 50 mm f/3.5 R LM WR, a new lens which will start being commercialized in 2019 and will increase even more the compactness of the Fujifilm GFX 50R + coupled lens. The philosophy of this combination has its conceptual and operating roots in the Leitz Elmar 50 mm f/3.5 designed by Profesor Max Berek and connectable to the Leica screwmount cameras made from 1925.

- The Fujinon GF 50 mm f/3.5 LM WR (equivalent to a 40 mm lens in 35 mm format), one of the new objectives of the roadmap of lenses for the Fujifilm GFX 50R.

It was presented by Fuji during the recent Photokina 2018 in Cologne (Germany) and will be launched into market in 2019 with the likewise new Fujinon GF 100-200 mm f/5.6 LM OIS WR (equivalent to a 80-160 mm in 35 mm format), and in 2020 will appear the


Fujinon GF 45-100 mm f/4 R LM OIS (equivalent to a 35-80 mm in 35 mm format).

MARKET CHANCES OF THE FUJIFILM FX 50R

The 51.4 megapixel Fujifilm GFX 50R is a great medium format digital camera, oozing unique personality and character, remarkable compactness for its product segment, the appearance of a rangefinder camera, an excellent 33 x 44 mm MF sensor, a very good viewfinder and superb native lenses, some of them world reference-class in its scope, like the Fujinon GF 110 mm f/2 R LM WR (equivalent to a 87 mm in 35 mm format), the benchmark along with the 7 elements (two of them aspherical) in 5 groups Summicron-S 100 mm f/2 ASPH (equivalent to a 80 mm in 35 mm format) and the Fujinon GF 23 mm f/4 R LM WR (equivalent to a 18 mm in 35 mm format).

A bigger sensor should mean some major advantages over 24 x 36 mm mirrorless EVF cameras and even play in another league in terms of resolving power, sharpness, tonal gradation, richness and fidelity of colours, shallower depth of field at the widest apertures, smoothness and beauty of bokeh, etc.

But as aforementioned, differences in image quality between medium format digital cameras and digital 24 x 36 mm full frame format cameras are much smaller than differences between medium formats and 24 x 36 mm format in the analogue era, because for example the 33 x 44 mm format sensor of the Fujifilm FX 50 R is " only " a 70% bigger than a 24 x 36 mm one, while the analogue 6 x 4.5 cm MF was 2.7 times larger, the 2 1 /4 x 2 1/4 (6 x 6 cm) was four times larger and the 6 x 9 cm was almost six times larger.

Vast majority of the cream of the crop 24 x 36 mm format mirrorless EVF feature now between 40 and 45 megapixels (42.2 megapixel Sony A7RIII, 45.7 megapixel Nikon Z7 and 47 megapixel Panasonic Lumix S1R) and between 24 and 30 megapíxels (24 megapixel Leica SL and 30 megapixel Canon EOS R), but highly probably there will be new mirrorless full frame EVF flagship models before two years, so in terms of resolution the Fujifilm GFX 50R will be equalled by the 24 x 36 mm format cameras within a relatively short time.

As a matter of fact, the best full frame cameras of Sony, Nikon and Panasonic currently almost reach it regarding that side, and along with the Leica SL and the Canon EOS R are much more versatile cameras than the Fujifilm GFX 50R, particularly in photographic genres like sports, wildlife, street photography, aircraft photography and others, in addition to boasting much faster autofocus systems both with static subjects and moving ones.

And of course, the assortment of lenses available for the 24 x 36 mm format EVF cameras is huge thanks to their big mounts and very short flange distance, making possible to couple a lot of native lenses designed and manufactured for them by many firms, and even a host of AF and manual focusing lenses from different brands and epochs through adapters.

On the other hand, the new Nikon S and Canon RF lenses for the Nikon Z7 and Canon EOS R are extraordinary, specially the highest aperture ones like the Noct Nikkor 58 mm f/0.95, the Canon RF 50 mm f/1.2 and the Canon 28-70 mm f/2 zoom, which have followed the telecentric route pioneered in the 24 x 36 mm format mirrorless EVF segment by Leica with its Leica SL in October of 2015, so this category of product will attain new and amazing levels of image quality reducing distances with respect to medium format even more.

Nikon, Canon and Panasonic have greatly optimized their lens mount design in their new full frame mirrorles EVF cameras and have also presented many extraordinary lenses for them. They are still to mature photographic systems, but will evolve at full blast, while other flagship 24 x 36 mm format mirrorless EVF cameras like the Sony A7III, Sony A9 and Leica SL will be keep on yielding impressive results.


Anyway, the Fujifilm GFX 50R medium format camera will slightly but clearly prevail regarding amazing clarity, detail and dynamic range in fashion, portraiture, landscape, travel photography, studio and product photography, specially when coupled to fabulous GF primes like the Fujinon GF 110 mm f/2 R LM WR, the Fujinon GF 23 mm f/4 R LM WR and others, differences that will be more visible in big enlargements on paper from 50 x 70 cm.

Besides, the choice of famous chemical emulsions (Fuji Velvia, Fuji Provia, Fuji Astia, Fuji Acros, etc) simulations available can be a bonus if properly selected, with the steady possibility of achieving unique filmic colour reproductions with exquisite image aesthetics.

With respect to the Fujinon GF 45 mm f/2.8 R WR lens (equivalent to a 35 mm f/2 in 35 mm format) and the Fujinon GF 65 mm f/2.8 (equivalent to a 50 mm f/2 lens in 35 mm format), both of them are superb, very small and light, weather sealed, exceedingly sharp in center, borders and corners at every diaphragm and focusing distance, get excellent image quality and can yield extraordinary results in the hands of experienced profesional photographers, as proved by Kevin Mullins.

But in my humble opinion, both of them should have been f/2 lenses (equivalent to f/1.4 in 35 mm format), enhancing even more their great bokeh potential highlighting the photographed persons or items, in addition to further fostering the creative possibilities at full aperture, focusing one the photographed persons or subjects and leaving out of focus a significant part of the surrounding area.

Because though getting the field of view and depth of field equivalent to 35 mm f/2 and 50 mm f/2 in 35 mm format, the light gathering obtained by the Fujinon GF 45 mm f/2.8 and the Fujinon GF 65 mm f/2.8 are of a f/2.8 lens.

Fuji needs to increase the maximum luminosity of its wideangle and standard lenses for its Fujifilm GFX 50R if it wants to mark bigger qualitative differences and image aesthetics inherent to traditional analogue medium format with respect the 24 x 36 mm format mirrorless EVF cameras.
Whatever it may be, the great effort made by Fuji to approach medium format to professional photoraphers with the GFX 50R camera at an " affordable " price of 4,500 dollars, along with its second to none in optomechanical performance array of MF lenses between 2,900 and 1,600 euros is highly meaningful and praiseworthy.

Besides, Fuji doesn´t need to sell as many medium format cameras (since its most profitable business is in the APS-C domain, with models like the Fuji XT-2, XT-3, X-Pro 2, etc) as full frame mirrorless EVF ones Sony, Nikon, Canon, Panasonic, etc, perhaps this very special camera can sell in interesting and profitable though obviously not massive quantities.

miércoles, 3 de octubre de 2018

FUJIFILM GFX 50R : SOBERBIA MIRRORLESS EVF DE FORMATO MEDIO CON ASPECTO Y FILOSOFÍA OPERATIVA DE CÁMARA TELEMÉTRICA CON EXTRAORDINARIAS ÓPTICAS ACOPLABLES

Uno de los mayores focos de atención de la reciente Photokina 2018 en Colonia (Alemania) ha sido la introducción por Fuji de su cámara de formato medio 33 x 44 mm mirrorless EVF Fujifilm GFX 50R de 51.4 megapíxels, una especie de versión estilo telemétrica de la Fujifilm GFX 50S presentada hace dos años, durante la Photokina 2016.


Se trata sin duda de un intrépido movimiento por parte de la empresa japonesa, en un momento en el que las cámaras mirrorless EVF de formato completo 24 x 36 mm han alcanzado un gran impulso como tendencia de mercado tras la presentación de las cámaras mirrorless full frame EVF Nikon Z7 de 45.7 megapíxels, Canon EOS R de 30.3 megapíxels y Panasonic S1R de 47 megapíxels, el anuncio por parte de Sigma de que lanzará al mercado una cámara mirrorless full frame EVF con sensor Foveon, y la notable influencia que siguen teniendo las también mirrorless full frame EVF Leica SL de 24 megapíxels (con el mejor surtido de objetivos del mundo para formato 24 x 36 mm) y Sony A7RIII de 42.4 megapíxels (uno de los productos más redondos en toda la historia de la fotografía).

La razón de ser de la Fujifilm GFX 50R de formato medio obedece a un criterio esencialmente minimalista cuya piedra angular es la simbiosis entre

El sensor Sony de formato medio 33 x 44 mm de la Fujifilm GFX 50R incorpora un eficaz sistema automático de limpieza mediante vibración de ultrasonidos, del que fue pionera la Olympus E-1 formato Cuatro Tercios en 2003. Obsérvese también la robusta montura de bayoneta de gran tamaño que permite el muy preciso acoplamiento de los extraordinarios objetivos Fujinon GF, además de tener una distancia de brida muy corta, de tan solo 26,7 mm. En la zona inferior se aprecian los doce contactos que permiten un muy alto nivel de comunicación entre cuarpo de cámara y ópticas conectadas.

su sensor de formato medio 33 x 44 mm


y las soberbias ópticas GF disponibles, así como cinco factores más :

a) El deseo por parte de Fuji de recrear en el ámbito digital la filosofía operativa inherente a sus famosas cámaras analógicas de formato medio 6 x 9 cm Fujifilm GW690 con objetivo EBC Fujinon 90 mm f/3.5 y Fujifilm GSW690 III Profesional con objetivo EBC Fujinon 65 mm f/5.6) disparando a pulso.

b) La máxima expansión posible de tal concepto, ahora en el siglo XXI, con una nueva cámara digital mirrorless EVF de formato medio que — a diferencia de las anteriormente mencionadas Texas Leicas telemétricas — puede ser acoplada a diferentes objetivos intercambiables de primerísimo nivel, AF por detección de contraste de 117 puntos y gran nitidez, diseñados y creados desde cero para obtener la máxima sinergia posible con el sensor específico de formato medio 33 x 44.

c) La reducción al máximo posible tanto del tamaño como del peso del cuerpo de cámara. En este sentido, Fuji ha hecho un encomiable y arduo esfuerzo con su GFX 50R, ya que tan sólo pesa 775 g (incluyendo batería y tarjeta de memoria), es decir, 145 g menos que la Fuji GFX 50S, además de ser 2,5 cm más delgada.

Evidentemente, la Fujifilm GFX 50R no es una cámara pequeña, pero si consideramos que es un modelo de formato medio,

La insólita compacidad de la Fujifilm GFX para su formato de sensor resulta palpable en esta imagen en la que podemos observar de izquierda a derecha : el conmutador de encendido y apagado de la cámara, la pequeña rueda de compensación de exposición, el botón disparador, el gran dial con velocidades de obturación y la posición A de automatismo con prioridad al diafragma, la zapata de accesorios, el notable espesor de la robusta montura metálica de bayoneta fabricada en latón para conseguir una máxima durabilidad y fiabilidad, el visor electrónico próximo a la argolla para correa de transporte y en la zona superior izquierda el ocular del visor electrónico. Es además una cámara muy robusta, fabricada en aleación de magnesio, con 64 puntos de sellado anti polvo y anti humedad. Asimismo, este es el primer modelo de la saga GFX de cámaras Fuji de formato medio digital que incorpora tecnología Bluetooth de baja energía y que permite que las imágenes captadas puedan ser enviadas de modo muy fácil y rápido a smartphones y tablets conectadas con la cámara mediante la aplicación Fujifilm de control remoto.

sus dimensiones y peso son sin duda muy reducidos para una cámara dentro de este segmento de producto, y sobre todo, ha sido concebida para su uso fotografiando a pulso, no sobre trípode como ha sido tradicional en este entorno fotográfico profesional.


De hecho, la Fujifilm GFX 50R es mucho más pequeña y ligera (161 x 97 x 66 mm y 775 g con batería) que la Fujifilm GW690III analógica (119 x 201 x 129 mm y peso de 1460 g), con un tamaño aproximado entre la Texas Leica formato 6 x 9 cm y la cámara digital mirrorless EVC formato APS-C Fujifilm X-E3.

d) La ubicación del visor electrónico en la zona superior trasera izquierda del cuerpo de cámara, al igual que el ocular del visor de una cámara telemétrica, marca muy claras diferencias con respecto al visor electrónico con forma de pentaprisma de la Fujifilm FX 50S, situado en su zona superior central, y constituye una clara declaración de intenciones por parte de Fuji : esta es una herramienta fotográfica mirrorless EVF de formato medio muy especial, cuyo aspecto, contornos y manejo evocan notablemente tanto a las Texas Leicas analógicas de formato medio 6 x 9 cm como a la Fujifilm X-Pro 2 digital mirrorless EVF/OVF formato APS-C.

El visor de la Fujifilm FX 50R con magnificación 0.77x es ligeramente inferior al de la Fujifilm FX 50S con magnificación 0.85x, pero en la práctica no es una diferencia importante, y el visor electrónico de la GFX 50R es también muy bueno, proporcionando a los fotógrafos una imagen nítida.

e) Ofrecer un precio muy competitivo. Evidentemente, 4.500 euros no es un precio barato.

Pero una vez más, si se tiene en cuenta que esta es una cámara mirrorless EVF de formato medio y muy alto nivel cualitativo, resulta evidente que Fuji ha hecho un ímprobo y meritorio esfuerzo por hacerla " asequible " , ya que en el ámbito de las cámaras digitales de formato medio es frecuente que los cuerpos de cámara superen los 8.000 euros, por lo que un precio de 4.500 dólares por la Fujifilm FX 50R es una gran noticia.

f) Un soberbio y muy silencioso obturador mecánico plano-focal de recorrido horizontal con velocidades entre 4 s y 1/4000 s, que en modo B abarca desde 60 minutos hasta 1/4000 s y otro electrónico, también con sonido muy poco perceptible, con velocidades entre 4 s y 1/16.000 s, que en modo B abarca entre 60 minutos y 1/16.000 s.

El mencionado obturador mecánico es capaz de aguantar indemne hasta 150.000 ciclos, además de caracterizarse por su muy bajo nivel de vibración.

Si a ello se añade que esta cámara es mucho más rápida fotografiando a pulso que otros modelos digitales de formato medio como la Hasselblad X1D-50C de 50 megapíxels (un prodigio de diseño y belleza de líneas, además de generar una gran calidad de imagen, con color de 16 bit y rango dinámico de 14 diafragmas, también muy portátil, pero cuya velocidad de autofocus y de liberación del obturador son mucho más lentas que en la Fujifilm GFX 50R, sin olvidar que su batería se agota tras 150 disparos, mientras que la batería de la cámara japonesa dura aproximadamente 300 disparos) o cámaras de formato medio acopladas a respaldos digitales.

VENTAJAS E INCONVENIENTES REALES DE LA FUJIFILM GFX 50R EN COMPARACIÓN CON LAS CÁMARAS FORMATO 24 X 36 MM TANTO DE VISOR ÓPTICO COMO VISOR ELECTRÓNICO EN EL MOMENTO PRESENTE




Desde un punto de vista teórico, una cámara de formato medio con sensor más grande que el 24 x 36 mm debería obtener mayor calidad de imagen que una cámara con sensor full frame con respecto a poder de resolución, nitidez, plasmación de detalle, gradación tonal, rango dinámico, bokeh, riqueza de colores, etc.

Pero en el marco de la fotografía digital éste es un tema complejo en el que entran en juego muchas variables, y en general, las diferencias en calidad de imagen entre las cámaras de formato medio y las mejores cámaras de formato 24 x 36 mm, aun existiendo, no son tan grandes como en la época analógica.

En primer lugar, es importante tener presente que la fotografía digital ha traido consigo un importante cambio de paradigma desde el punto de vista de la calidad de imagen lograda por cada formato en comparación con la era analógica, de tal manera que hoy en día las mejores cámaras full frame (ya sean réflex con visores ópticos como la Nikon D850, Canon EOS 5D Mark IV o mirrorless EVF formato 24 x 36 mm como la Sony A7RIII, Nikon Z7, Canon EOS R o Panasonic S1R) obtienen calidad de imagen de formato medio que se aproxima cada vez más a los niveles del formato medio analógico 6 x 9 cm con películas de baja sensibilidad como la Fuji Velvia 32, mientras que las mejores cámaras APS-C y Micro Cuatro Tercios consiguen resultados de imagen comparables al formato 35 mm analógico con películas de baja sensibilidad como Fuji Velvia 32 o Kodak Ektar 25, aunque cada vez más se acercan al standard cualitativo de imagen del clásico rollo de película 127 (el formato medio más pequeño).

Por otra parte, las cámaras digitales de formato medio, tanto réflex con visores ópticos como la Leica S2 Y Pentax 645Z o mirrorless con visores electrónicos como la Hasselblad X1D-50C, Fujifilm FX 50S y Fujifilm FX 50R alcanzan un nivel de calidad de imagen que se aproxima al del gran formato analógico 4 x 5 " (10 x 12 cm), aunque con diferente estética de imagen y bokeh, algo que comenzó en 2008 con los primeros prototipos funcionales de la Leica S2 de formato medio dotados únicamente con sensibilidad de ISO 100 y acoplados a objetivos Summarit-S 70 mm f/2.5 ASPH.

Después, aparecieron cámaras de formato medio de otras marcas, como la Pentax 645D de 40 megapíxels en Diciembre de 2010 y la Pentax 645Z en Abril de 2015, contexto que fue constantemente potenciado por los sensores estado del arte fabricados por Sony y utilizados por Phase One y Hasselblad en sus cámaras digitales de formato medio.

Y en Junio de 2016, Hasselblad lanzó al mercado su bella cámara mirrorless EVF de formato medio X1D-50c de 51 megapíxels con nueva montura XCD, un modelo caracterizado por su importante reduccción en tamaño y peso (150 x 98 x 71 mm y 725 g, con pixel pitch de 5.29 micrones).

Esta cámara obtiene también una impresionante calidad de imagen que se aproxima a la del gran formato 4 x 5 " analógico, consiguiendo una gran nitidez en centro, bordes y esquinas, así como un soberbio rango dinámico y colores muy naturales, además de plasmar incluso los detalles más recónditos, con el beneficio añadido de su muy reducida profundidad de campo a las aberturas de diafragma más amplias, lo cual genera una estética de imagen y bokeh únicos y las más veces sin rival, algo que también ocurre tanto con la Fujifilm GFX 50S, cuya producción se inició a principios de 2017, como con la recién presentada Fujifilm GFX 50R.

Como quiera que sea, es muy importante entender que mientras los sensores digitales full frame son del mismo tamaño que el formato Barnack 24 x 36 mm analógico, los sensores digitales de formato medio son mucho más pequeños que los formatos medios analógicos.

Por ejemplo, el sensor digital de formato medio 33 x 44 mm de la Fujifilm GFX 50R mirrorlesss EVF con superficie de 1452 mm cuadrados es un 70% más grande que el formato 24 x 36 mm, cuya superficie es de 864 mm cuadrados, pero

- El formato medio analógico 6 x 4.5 cm es 2.7 veces más grande que el formato 24 x 36 mm.

- El formato medio analógico 6 x 6 cm es cuatro veces más grande que el formato 24 x 36 mm.

- El formato medio analógico 6 x 9 cm es casi seis veces más grande que el formato 24 x 36 mm.

Y el ritmo tecnológico evolutivo de las cámaras con sensores digitales 24 x 36 mm es más rápido que el de las cámaras con sensores digitales de formato medio, por lo que las cámaras buque insignia full frame de Nikon, Canon, Leica, Panasonic, Pentax, Sigma, etc, incorporarán cada vez mejores sensores, con píxeles más pequeños que los de cámaras de formato medio como la Fujifilm GFX 50R, pero nuevas tecnologías de vanguardia harán muy probablemente que dichos píxeles de proporciones más reducidas sean cada vez más eficaces, luchando permanentemente por compensar todo lo posible las ventajas inherentes a los sensores más grandes con tamaño mayor de píxel y reducir así al máximo la calidad de imagen con respecto a ellos, incluyendo la habilidad para captar toda la luz posible.

No obstante, los archivos RAW recientemente obtenidos por algunos fotógrafos profesionales que han utilizado la Fujifilm GFX 50R sugieren que

Detalle de la zona superior izquierda de la cámara (tal y como se ve desde posición frontal) en la que se aprecian de izquierda a derecha : la delgada rueda moleteada para compensación de valores de exposición, el botón disparador (fuera de foco) y el gran dial moleteado con las velocidades de obturación y la posición A de automatismo con prioridad al diafragma. La elegancia y aspecto de estos mandos es ciertamente inefable. 

la Fujifilm GFX 50R (cuyo sensor y dsp son los mismos que en la GFX 50R) se impone en gradación tonal, riqueza de colores, rango dinámico, nitidez y aspecto fílmico a las mejores cámaras full frame de Sony, Canon, Leica, Pentax, etc.

Pero las diferencias no son en absoluto enormes, ya que cámaras formato 24 x 36 mm como la Sony A7RIII, Nikon D850 y Canon EOS 5D Mark IV son productos muy maduros, fruto de muchos años de evolución y abundante feedback por parte de fotógrafos profesionales, además de albergar sensores estado del arte y dsp muy sofisticados, por lo que al acoplarles objetivos del máximo nivel en su segmento, también consiguen una extraordinaria calidad de imagen.

Por otra parte, es evidente que la Fujifilm GFX 50R de formato medio dista de ofrecer las capacidades todoterreno de las cámaras formato 24 x 36 mm de Sony, Nikon, Canon, Leica, Pentax, etc, a la hora de abordar una amplísima gama de géneros fotográficos distintos con nota alta.
Además, nadie mejor que Fuji sabe que la Fujifilm GFX 50 R no puede igualar — por mencionar sólo algunos aspectos — el tremendo potencial y precisión del sistema autofocus 3D de la Nikon D850 formato 24 x 36 mm, el sistema AF mejorado de la Canon EOS 5D Mark IV réflex en simbiosis con el sensor dotado con Dual Pixel Autofocus, el sistema AF híbrido de 425 puntos de la cámara mirrorless EVF formato APS-C Fuji XT-3, la pléyade de objetivos de diferentes marcas, épocas y monturas que pueden ser conectados mediante adaptadores a las cámaras mirrorless 24 x 36 mm EVF de Sony, Nikon, Canon, Leica y Panasonic, las impresionantes ráfagas de hasta 20 fps en modo continuo de tales maravillas tecnológicas como la cámara Panasonic G9 formato Micro Cuatro Tercios, el video 4K UHD que incorporan algunas cámaras líderes en esta faceta como la Panasonic GH5S o el estabilizador de imagen de 5 ejes en cuerpo de cámara de la Olympus OM-D E-M1 Mark II.

Ni que decir tiene que su máxima ráfaga de 3 fps en modo contínuo está a años luz de dichas cámaras mirrorless EVF formato 24 x 36 mm de diferentes marcas, mientras que su velocidad máxima de sincronización de flash de 1/125 s queda lejos del 1/250 s de sincronización de flash de la Sony A7RIII y la Leica SL, y su video Full HD 30 fps, aunque más que suficiente para una cámara de formato medio de estas características cuya prioridad es intentar conseguir la mayor calidad de imagen fotográfica posible, no alcanza el nivel cualitativo del video 4K UHD 30 fps de la Sony A7RIII

Pero a mi modesto entender, todo ello no importa en absoluto, porque

Vista trasera de la Fujifilm GFX 50R en la que puede observarse la pantalla táctil de 3.2 pulgadas y 2360 millones de puntos.

la Fujifilm GFX 50R no fue creada para hacer las cosas a toda velocidad, sino para conseguir la máxima calidad de imagen posible disparando a pulso, con unos principios básicos de funcionamiento basados en las Texas Leicas de los años noventa, pero con mucho menor tamaño y peso, una amplia gama de extraordinarios objetivos de formato medio intercambiables, un sensor de alta calidad, un dsp muy rápido y potente, un visor electrónico bastante bueno y un aspecto notablemente clásico y elegante muy similar al de una cámara telemétrica.

LA CALIDAD ÓPTICA DE LOS OBJETIVOS COMO INGREDIENTE FUNDAMENTAL PARA EL ÉXITO

Desde un principio, la actitud de Fuji con esta cámara ha sido muy prudente, y no parece que sea su intención en absoluto entablar ningún tipo de guerra contra las poderosas marcas que liderarán el segmento de cámaras mirrorless EVF full frame (Sony, Canon, Nikon, Leica, Panasonic y Sigma).
Fuji sabe muy bien que su

Detalle de la zona superior izquierda (vista desde su zona delantera) de la Fujifilm GFX 50R, en la que se aprecia el botón disparador ubicado junto al botón conmutador de encendido y apagado de la cámara, el gran dial de velocidades de obturación y selección de automatismo con prioridad al diafragma en la zona superior derecha de la imagen y la rueda de compensación de tiempos de exposición en la zona superior izquierda de la misma. Espectacular la belleza atemporal de todo ellos, fuertemente inspirada en la era analógica, así como la precisión de acabado de las piezas.

Fujifilm GFX 50R es una cámara de formato medio que constituye en si misma un nicho de producto, merced a su aspecto y operatividad como si se tratara de una cámara telemétrica, a la excepcional calidad de imagen que produce, a su encomiable compacidad para una cámara de formato medio formato 33 x 44 mm, a sus soberbios objetivos GF nativos diseñados ex profeso para conseguir total simbiosis con el sensor, y al excelente visor electrónico situado en la zona superior trasera izquierda del cuerpo de cámara, como en las tradicionales cámaras telemétricas analógicas.

La conclusión de todo ello es que pese a carecer de telémetro, la Fujifilm GFX 50R con sus ópticas intercambiables y su visor electrónico es desde un punto de vista conceptual la cámara digital fabricada hasta la fecha más parecida a las Mamiya 7 y Mamiya 7 II analógicas de formato medio.

Y del mismo modo que ocurrió con dichas maravillosas cámaras telemétricas analógicas de formato medio 6 x 7 cm, Fuji ha priorizado sobremanera el diseño de ópticas de primerísimo nivel que obtengan una calidad de imagen soberbia y poco menos que imbatible dentro de su segmento, con excepción de las ópticas Leica S diseñadas por Peter Karbe, que por su estratosférica calidad óptico-mecánica, siguen siendo la referencia, aunque lógicamente, con un precio mucho más elevado, si bien Fujifilm con sus extraordinarios objetivos Fujinon GF ha reducido notablemente las distancias, además de haberlos diseñado y construido de tal manera que sinergizarán sin problemas con futuras cámaras de formato medio con sensores de 100 y 150 megapíxels.

Es decir, Fuji percibe claramente que además de la calidad del sensor digital y el dsp, el factor más trascendental para el éxito de su GFX 50R de formato medio será el nivel optomecánico de sus objetivos.

No en vano, Fuji tiene un tremendo know-how y experiencia ópticos que se remontan a los días de la fotografía analógica durante el siglo XX, cuando diseñó y produjo muchos objetivos de auténtica talla mundial, sobre todo en gran formato y formato medio, como por ejemplo el Fujinon 240 A para retrato (que podía ser acoplado a cámaras de gran formato 4 x 5 " — 10 x 12 cm — y cuyo peso era de tan sólo 245 g, además de poderse conectar como objetivo standard a cámaras de gran formato 5 x 7 " — 13 x 18 cm — y como gran angular a cámaras de gran formato 8 x 10 " (contacto de 20 x 25 cm), el angular EBC Fujinon SW 65 mm f/5.6 para la Fuji 6 x 9 GSW analógica, el Super-EBC Fujinon 60 mm f/4 para la cámara telemétrica Fuji GA645 AF de formato medio y muchas otras.

De hecho, durante la segunda mitad del siglo XX, Fuji fue junto con Schneider-Kreuznach el referente internacional en el diseño y fabricación de objetivos de gran formato, produciendo vidrios ópticos de máxima calidad usando muy caros crisoles de platino, además de implementar controles de calidad muy estrictos, potenciando una perfecta sinergia entre la fábrica de Odawara que producía 200 veriedades distintas de vidrio óptico para objetivos de gran formato y la fábrica de Omiya que los convertía en ópticas de gran nivel con su multirrevestimiento estado del arte EBC (Eledtro Beam Coating) formado por once capas excepcionalmente uniformes y delgadas que eran aplicadas en elementos clave de la fórmula óptica, tal y como ocurrió con los legendarios objetivos Fujinon LS 210 mm f/5.6, 300 mm f/5.6 y 420 mm f/8 que superaban claramente a las ópticas Tessar de formato medio en poder de resolución, rica gradación tonal, definición de detalle y equilibrio de color.

Y desde hace dos años, Fuji ha diseñado y fabricado siete objetivos de primerísimo nivel (seis ópticas fijas y un zoom) que pueden ser acoplados tanto a la Fujifilm GFX 50S como a la Fujifilm GFX 50R y generan una excepcional calidad de imagen, además de estar dotados con motores lineales que permiten un rápido, preciso y silencioso AF, con la ventaja añadida de estar sellados anti polvo y anti humedad :


- El Fujinon GF 23 mm f/4 R LM WR, un objetivo superangular con focal equivalente a 18 mm en formato 35 mm.

Con 15 elementos (dos asféricos, un Super ED y tres ED) en 12 grupos, es un objetivo de rendimiento óptico estelar en fotografía de paisaje y arquitectónica, gracias a su excelente corrección de la distorsión, su poder de resolución ultra alto en centro, bordes y esquinas y su gran nitidez.

Es un objetivo estado del arte, y desde el mismo instante de su lanzamiento al mercado se convirtió en uno de los super angulares históricos de referencia para cámaras de formato medio, junto con el Biogon 38 mm f/4.5 de 8 elementos en 5 grupos diseñado por el óptico de Zeiss Hans Sauer en 1954 para la cámara de formato medio 6 x 6 cm Hasselblad SWC y el Mamiya 43 mm f/4.5 de 10 elementos en 6 grupos (equivalente a un objetivo de 21 mm en formato de 35 mm e inspirado en el Zeiss Biogon original de 10 elementos de Ludwig Bertele para cámaras de gran formato 10 x 12 cm), un objetivo con el que los japoneses consiguieron batir al extraordinario Biogon 38 mm para la Hasselblad SWC en nitidez y ausencia de distorsión en las esquinas, con valores máximos del 0.04%, lo cual significó un nuevo salto cualitativo en este ámbito, incluso más allá del Carl Zeiss Distagon T* 21 mm f/2.8 para el sistema Contax / Yashica (un asombroso diseño super angular retrofoco con el que el diseñador óptico Carl Heinz Schuster pudo obtener una gran nitidez similar a la de los mejores objetivos simétricos).


Pero lo que Fujifilm ha conseguido con su Fujinon GF 23 mm f/4 es también una hazaña óptica, ya que a efectos prácticos es 3 mm más angular que el Biogon 38 mm f/4.5 y el Mamiya 43 mm f/4.5 (lo cual incrementa mucho las dificultades de diseño y fabricación), habiendo preservado a la vez de modo íntegro su carácter rectilíneo gracias a una muy meritoria reducción de la distorsión a niveles insignificantes.

Asimismo, su construcción mecánica es soberbia.
- El Fujinon GF 45 mm f/2.8 R WR, equivalente a un objetivo de 36 mm en formato 35 mm. Es una óptica muy compacta y ligera, con dimensiones de 88 mm de longitud x 84 mm de diámetro, peso de tan solo 489 g y una fórmula óptica de 11 elementos (uno asférico y dos ED) en 8 grupos.

Incluye multirevestimiento Nano GI que reduce el ghosting y el flare generados por la luz incidente procedente de ángulos diagonales.

Detalle de la zona inferior del Fujinon GF 45 mm f/2.8 en el que se aprecia a la izquierda de la imagen el liberador de bloqueo de color naranja situado sobre el aro de diafragmas, que hace posible seleccionar automatismo con prioridad a la abertura, manualmente sobre dicho aro, o bien utilizando el dial correspondiente de la cámara. La letra C de color blanco se refiere a la opción de control de los diafragmas por parte de la cámara, mientras que la letra A de color naranja alude a automatismo con prioridad al diafragma.

Además, seis de sus once elementos son movidos durante el enfoque por un sistema de enfoque interno que asegura una calidad de imagen espléndida a todas las distancias, incluso a las más próximas, evitando los diferentes grados de aberraciones generados al modificar los rangos de enfoque.

Por otra parte, la corrección de la distorsión y de las aberraciones cromáticas en este objetivo son extraordinarias y probablemente hoy por hoy la referencia entre las ópticas para formato medio con longitud focal equivalente 1 35 mm en formato 24 x 36 mm.


- El Fujinon GF 63 mm f/2.8, equivalente a un objetivo standard de 50 mm en formato 35 mm. Constituido por 10 elementos (uno de ellos ED) en 8 grupos. Es muy pequeño y compacto, con dimensiones de 84 x 71 mm y un peso de 405 g, desarrollando un movimiento del grupo óptico delantero durante el enfoque.

Este objetivo produce impresionante poder de resolución y nitidez, con encomiable nivel de detalle sobre toda la superficie de imagen, incluso a plena abertura, además de generar un muy bello bokeh en las zonas desenfocadas.


- El Fujinon GF 32-64 mm f/4 R LM WR, equivalente a un objetivo 25-51 mm en formato 35 mm. este excelente zoom standard posee una fórmula óptica con 14 elementos en 11 grupos (tres asféricos, uno ED y uno Super ED), un diafragma circular de nueve palas, y genera una gran calidad de imagen comparable a ópticas fijas de primer nivel desde angulares 24, 28 y 35 mm hasta focal standard de 50 mm, además de exhibir una encomiable corrección del viñeteado, las aberraciones cromáticas y la distorsión.

Es cierto que su relativamente baja luminosidad f/4 (equivalente a f/3 rn formato 35 mm) es inferior a la apertura máxima f/2.8 — que capta más luz — de los zooms standard profesionales 24-70 mm para cámaras de formato completo 24 x 36 mm, pero es suficiente, ya que el sensor de formato medio 33 x 44 mm de la Fujifilm GFX 50R genera menor profundidad de campo que los sensores de formato 24 x 36 mm (aunque las diferencias en este sentido son mucho más pequeñas que con respecto a los formatos medios analógicos 6 x 4.5 cm, 6 x 6 cm y 6 x 9 cm) y además, el sobresaliente rendimiento de la Fujifil GFX 50R a isos altos y muy altos hace que una abertura máxima f/4 pueda ser bastante eficaz.

Este es un zoom de muy alto nivel, dotado con un excelente enfoque interno a través del grupo frontal, cuyo elemento más delantero no gira.

Asimismo, su construcción mecánica es estado del arte, con una gran precisión y suavidad de giro, además de incorporar diez puntos de sellado anti polvo, humedad y lluvia.


- El Fujinon GF 110 mm f/2 R LM WR, equivalente a un objetivo de 87 mm en formato 35 mm. Incluye 14 elementos en 9 grupos (cuatro de ellos ED) y un diafragma circular con nueve palas.

Sus dimensiones son de 94.3 x 125.5 mm, pesa 1010 g y su diámetro de filtro es de 77 mm.

Es un objetivo telefoto medio de referencia para retratos e imágenes en los que es importante dar protagonismo a la persona o tema fotografiado dejando los fondos desenfocados.

Posee un gran poder de resolución, así como un bellísimo y cremoso bokeh a f/2, diafragma en el que intencionadamente y con buen criterio Fuji ha reducido algo el poder de resolución, además de introducir cierto grado de " softness " y mayor carácter neutro en la plasmación de los tonos de piel, con una saturación de colores menor que en la mayoría del resto de objetivos Fujinon GF, optimizando esta máxima abertura para retratos, en los que obtiene una estética de imagen muy especial en las zonas desenfocadas, además de generar un efecto tridimensional.

Su AF es rápido, preciso y silencioso, gracias al motor lineal.


Este objetivo estado del arte, capaz de enfocar desde 90 cm hasta infinito, produce una gran calidad de imagen, exhibiendo una sensacional corrección de las aberraciones tanto esféricas como cromáticas, gracias a una muy bien pensada ubicación de sus cuatro elementos ED de gama alta (dos de ellos en los grupos más delanteros de la célula óptica y otros dos en los grupos centrales).

Su máxima abertura f/2 permite un amplio control de la profundidad de campo a la hora de producir imágenes con foco selectivo y es asimismo muy útil para fotografiar en condiciones bajas de luminosidad.


El Fujinon GF 110 mm f/2 es el buque insignia de los objetivos GF de formato medio disponibles para la Fujifilm GFX 50R y ha significado un salto cualitativo en rendimiento óptico y bokeh con respecto a objetivos previos de formato medio con similares misiones fotogáficas como el Carl Zeiss Planar FE 110 mm f/2 de 1977 con 7 elementos en 5 grupos y excelente planeidad anastigmática del campo de imagen para las Hasselblads analógicas de formato medio 6 x 6 cm 205 FCC, 203 FE y 201F, el Takumar 105 mm f/2.4 Super-Multi-Coated de 1971 con 6 elementos en 5 grupos para la Asahi Pentax de formato medio 6 x 7 cm analógica, el Hasselblad HC 100 mm f/2.2 también de 6 elementos en 5 grupos para las cámaras de formato medio digitales del Sistema Hasselblad H-System y otros.

Es evidentemente un objetivo grande, pero equilibrado con el cuerpo de cámara y su empuñadura, y la sensación en mano es similar a la del Canon 85 mm f/1.2L II USM.

El Fujinon GF 110 mm f/2 R LM WR es un objetivo formidable para fotografía con luz ambiente, trabajos editoriales, retrato, fotografía en teatros, obtención de imágenes en todo tipo de escenarios, bodas, etc, y potenciará todavía más los ya fantásticos niveles de poder de resolución y tonalidad que caracterizan a la Fujifim GFX 50R de formato medio.


- El Fujinon GF 120 mm f/4 R LM OIS WR Macro, equivalente a un objetivo de 95 mm en formato 35 mm. Incluye 14 elementos en 9 grupos (tres de ellos ED) y su elemento frontal lleva un recubrimiento de flúor.

Sus dimensiones son de 89.2 mm x 152.5 mm, con un peso de 980 g y un sistema de enfoque flotante en simbiosis con dos motores lineales que permiten un rápido, preciso y silencioso AF.

Este objetivo telefoto medio alberga también un eficaz estabilizador óptico de imagen con una capacidad de compensación equivalente a cinco pasos.

Es un excelente objetivo para fotografiar detalles específicos de plantas desde distancias muy próximas, con muy poca profundidad de campo a f/4 y f/5.6, pudiendo dispara a pulso sin trepidación gracias al mencionado estabilizador de imagen y a la precisión del AF.

Es también una óptica de muy altas prestaciones para fotografía de retrato, tanto en estudio como en exteriores, y también para fotografía de arquitectura en la que se desee resaltar zonas o elementos característicos y comprimir las perspectivas.



- El Fujinon GF 250 mm f/4 R LM OIS WR, equivalente a un objetivo de 200 mm en formato 35 mm. Su fórmula óptica incluye 16 elementos en 10 grupos (dos ED y uno Super ED), un diafragma circular con nueve palas, dimensiones de 200 mm x 108 mm y un peso de 1.43 kg.

También está disponible el teleconvertidor GF 1.4 x de 7 elementos en 3 grupos, con dimensiones de 27 mm de longitud x 82 mm de diámetro y un peso de 400g, que le convierten en un objetivo 350 mm f/5.6, equivalente a un objetivo de 280 mm en formato 35 mm.

Además, incluye igualmente el mencionado estabilizador de imagen óptico con capacidad de compensación equivalente a cinco pasos.

Fujinon GF 50 mm f/3.5 R LM WR, una nueva óptica que comenzará a ser comercializada en 2019 y aumentará aun más la compacidad de la cámara Fujifilm GFX 50R + objetivo acoplado. La filosofía de esta combinación tiene sus raíces conceptuales y de operatividad en el Leitz Elmar 50 mm f/3.5 diseñado por Profesor Max Berek y acoplable a las Leicas con montura de rosca fabricadas a partir de 1925. 

- El Fujinon GF 50 mm f/3.5 R LM WR (equivalente a un 40 mm en formato 35 mm), uno de los nuevos objetivos del roadmap de ópticas para la Fujifilm GFX 50R, presentado por Fuji durante la reciente Photokina 2018 en Colonia (Alemania) y que saldrá al mercado en 2019 con el también nuevo zooms Fujinon GF 100-200 mm f/5.6 LM OIS WR (equivalente a un 80-160 mm en formato 35 mm), y en 2020 aparecerá el


zoom Fujinon GF 45-100 mm f/4 R LM OIS WR (equivalente a un 35-80 mm en formato 35 mm).

POSIBILIDADES DE MERCADO DE LA FUJIFILM GFX 50R

La Fujifilm GFX 50R es una soberbia cámara digital de formato medio que rezuma personalidad y carácter por sus cuatro costados, notable compacidad para su segmento de producto, aspecto de cámara telemétrica, un excelente sensor de formato medio 33 x 44 mm, un buen visor electrónico y extraordinarias ópticas nativas acoplables, algunas de ellas la referencia mundial en su ámbito, como el Fujinon 23 mm f/4 R LM WR (equivalente a un 18 mm en formato 35 mm) y el Fujinon GF 110 mm f/2 R LM WR (equivalente a un 87 mm en formato 35 mm) que es hoy por hoy el standard de comparación de los objetivos de formato medio entre 100 y 120 mm junto con el Summicron-S 100 mm f/2 ASPH (equivalente a un 80 mm en formato 35 mm).

En principio, un sensor más grande debería significar ventajas importantes sobre las cámaras mirrorless EVF formato 24 x 36 mm e incluso jugar en otra liga desde el punto de vista del poder de resolución, nitidez, gradación tonal, riqueza y fidelidad de colores, menor profudidad de campo a las aberturas de diafragma más amplias, suavidad y belleza de bokeh, etc.

Pero tal y como se ha comentado anteriormente, las diferencias en calidad de imagen entre las cámaras digitales de formato medio y las cámaras digitales de formato 24 x 36 mm son mucho más pequeñas que las diferencias que existían entre los formatos medios y el 24 x 36 mm en la época analógica, ya que por ejemplo, el sensor de formato medio 33 x 44 mm de la Fujifilm GFX 50R es " solo " un 70% más grande que uno 24 x 36 mm, mientras que el formato medio 6 x 4.5 cm analógico era 2.7 veces más grande, el formato medio 6 x 6 cm analógico era cuatro veces más grande y el formato 6 x 9 cm analógico era casi seis veces mayor.

En estos momentos, un porcentaje muy elevado de las mejores cámaras full frame 24 x 36 mm de Sony, Nikon y Panasonic incorporan sensores de entre 40 y 47 megapíxels (42.2 megapíxels la Sony A7RIII, 45.7 megapíxels la Nikon Z7 y 47 megapíxels la Panasonic Lumix S1R) y entre 24 y 30 megapíxels (24 megapíxels la Leica SL y 30 megapíxels la Canon EOS R), pero muy probablemente habrá nuevos modelos buques insignia mirrorless EVF full frame con sensores de mayor resolución antes de dos años, por lo que en esta faceta la Fujifilm GFX 50R con sensor de 50 megapíxels será superada, aunque, además de su anunciada Fujifilm GFX 100S de 100 megapíxels, la empresa japonesa podría lanzar también al mercado una nueva Fujifilm GFX 100R.

Por otra parte, las cámaras mirrorless EVF formato 24 x 36 mm son mucho más versátiles que la Fujifilm GFX 50R, especialmente en géneros fotográficos como deportes, fauna salvaje, fotografía callejera, fotografía de aviación y otros, además de tener sistemas autofocus mucho más rápidos, tanto con sujetos estáticos como en movimiento.

Y por supuesto, la variedad de objetivos existentes que pueden ser acoplados a las cámaras mirrorless EVF full frame es enorme, racias a sus grandes monturas y muy cortas distancias de brida, que permiten conectarles muchas ópticas nativas diseñadas y fabricadas para ellos por muchas empresas distintas, e incluso una pléyade de objetivos tanto AF como de enfoque manual de distintas épocas y marcas con monturas diferentes, mediante adaptadores.

En otro orden de cosas, los nuevos objetivos Nikon S y Canon RF para la Nikon Z7 y la Canon EOS R son extraordinarios, en especial los de gran luminosidad como el Noct Nikkor 58 mm f/0.95, el Canon RF 50 mm f/1.2 y el zoom Canon RF 28-70 mm f/2, que han seguido la ruta telecéntrica de la que fue pionera Leica en el entorno de cámaras mirrorless full frame EVF con su Leica SL en Octubre de 2015, por lo que esta categoría de producto obtendrá nuevos y asombrosos niveles de calidad de imagen que reducirán aún más las distancias con respecto al formato medio.

Nikon, Canon y Panasonic acaban de optimizar notablemente el diseño de montura en sus nuevas cámaras mirrorless EVF full frame y han presentado algunos objetivos extraordinarios para ellas. Son sistemas fotográficos todavía por madurar, pero evolucionarán a marchas forzxadas, mientras oque otras cámaras mirrorless EVF full frame como la Sony A7RIII, Sony A9 y Leica SL seguirán produciendo resultados impresionantes.


No obstante, la Fujifilm GFX 50R de formato medio se impondrá ligeramente pero con claridad en captación de detalle, rango dinámico, fidelidad de colores y bokeh en moda, retrato, paisaje, fotografía de viajes, estudio y fotografía de producto, sobre todo cuando esté acoplada a fabulosas ópticas fijas como el Fujinon GF 110 mm f/2 R LM WR, el Fujinon GF 23 mm f/4 R LM WR y otros, diferencias que serán algo más visibles en grandes ampliaciones sobre papel a partir de aproximadamente 50 x 70 cm.

Además, la elección adecuada de simulaciones disponibles de emulsiones químicas famosas de la era analógica como Fuji Velvia, Fuji Provia, Fuji Astia, Fuji Acros, etc, puede ser una ventaja añadida, con la constante posibilidad de conseguir reproducciones fílmicas de colores con exquisita estética de imagen.

Por otra parte, con respecto a los objetivos Fujinon GF 45 mm f/2.8 R WR (equivalente a un 35 mm f/2 en formato 35 mm) y el Fujinon GF 65 mm f/2.8 (equivalente a un 50 mm f/2 en formato 35 mm), ambos son de gran nivel, muy pequeños y ligeros, sellados anti polvo y anti humedad, generan una soberbia calidad de imagen con encomiable nitidez en centro, bordes y esquinas a todos los diafragmas y distancias de enfoque y pueden obtener resultados extraordinarios en manos de fotógrafos profesionales, tal y como ha demostrado Kevin Mullins.

Pero a mi modesto entender, ambos deberían haber sido objetivos f/2 (equivalentes a ópticas f/1.4 en formato 35 mm), potenciando todavía más su muy bello bokeh y las posibilidades creativas a diafragma abierto, enfocando sobre las personas o temas fotografiados y desenfocando gran parte de su área circundante.

Porque aun obteniendo el campo de visión y profundidad de campo equivalentes a un 35 mm f/2 y a un 50 mm f/2 en formato 35 mm, la luz captada tanto por el Fujinon GF 45 mm f/2.8 como por el Fujinon GF 65 mm f/2.8 es la de objetivos f/2.8.

Fuji necesita aumentar la luminosidad máxima de sus objetivos angulares y standard para su Fujifilm GFX 50R si quiere marcar mayores diferencias cualitativas y de estética de imagen propias del formato analógico tradicional con respecto a las cámaras mirrorless EVF formato 24 x 36 mm.

Sea como fuere, el esfuerzo hecho por Fuji para acercar el formato medio a fotógrafos profesionales con la GFX 50R a un precio de 4.500 euros así como ópticas de incontestable nivel cualitativo ópticomecánico entre los 2.900 y los 1.600 euros es muy significativo y de agradecer.

Además, Fuji no necesita vender tantas cámaras de formato medio (ya que su principal fuente de negocio son las cámaras formato APS-C como la Fuji XT-2, XT-3, X-Pro 2, etc) como full frame mirrorless EVF precisan Sony, Nikon, Canon, Panasonic, etc, por lo que no sería de extrañar que esta cámara muy especial y que produce una excepcional calidad de imagen pueda venderse en cantidades interesantes aunque evidentemente no masivas.