martes, 6 de diciembre de 2011

LUMENHAUS: CASA SOLAR DE ENSUEÑO CON TECNOLOGÍA INTERACTIVA INTELIGENTE DE VANGUARDIA Y DISEÑO INSPIRADO EN LA ARQUITECTURA BAUHAUS

Texto y Fotos Indicadas: José Manuel Serrano Esparza

Creada por un gran equipo de alumnos expertos del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (Estados Unidos) en 2010, Lumenhaus constituye un concepto innovador de vivienda, que integra arquitectura y tecnología, teniendo como resultado una casa que funciona al 100% mediante energía solar, totalmente independiente desde un punto de vista energético y con una estructura móvil.

Todos y cada uno de sus componentes y sistemas han sido diseñados para funcionar en sinergia colectiva, potenciando al máximo la comodidad de uso, la protección del medio ambiente, la calidad de vida, el ahorro energético y la luz natural.

La casa solar Lumenhaus posee además un muy avanzado interface iPad o IPhone que permite controlar mediante tecnología informática todos los sistemas de la casa, incluyendo la iluminación, la música, las cortinas, el Sistema Eclipsis, etc, permitiendo también el acceso a los datos de una estación meteorológica incorporada, las cifras de producción de energía y el consumo de la misma.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Lumenhaus fue además la ganadora del prestigioso concurso internacional Solar Decathlon 2010 celebrado en Madrid (España).

UN DISEÑO PARA LA HISTORIA
Lumenhaus constituye sin ningún género de dudas uno de los más importantes diseños de casa solar realizados hasta la fecha en el mundo, con una génesis conceptual que emana de la Escuela Bauhaus alemana (1919-1933 en Weimar, Dessau y Berlín, y dirigida respectivamente por Walter Gropius, Hannes Meyer y Ludwig Mies van der Rohe) y su paradigma arquitectónico de que la forma sigue a la función.

Photo: Virginia Technical School of Architecture

De hecho, Lumenhaus está fuertemente inspirada en la mítica Farnsworth House creada por el gran arquitecto Bauhaus Mies van der Rohe y ubicada al sur de Plano, en el Condado de Kendall (Illinois), con configuración abierta que conecta a los habitantes de la casa con la naturaleza del exterior.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

La denominación de este arquetipo de casa solar del futuro muestra de modo inequívoco las intenciones de sus diseñadores, ya que Lumen alude al poder de la luz, mientras que Haus se refiere al muy innovador para la época (1925-1933) Movimiento Bauhaus.

Las paredes norte y sur de la casa solar Lumenhaus son de cristal de alta transparencia, maximizando así la exposición de los habitantes a la luz natural durante el día.

MÁXIMO AHORRO DE ENERGÍA Y OPTIMIZACIÓN DE USO DE LA MISMA
La casa solar Lumenhaus responde automáticamente a los cambios climáticos, optimizando la eficacia energética, y alberga un núcleo central con ducha y cuarto de baño, que tiene además la función de facilitar la unión entre los diferentes espacios internos de esta vivienda funcional a más no poder y en la que la tecnología y la electricidad producida a partir de la energía solar juegan un papel preponderante.

Photo: Virginia Technical School of Architecture

La planta motriz energética de la casa Lumenhaus está constituida por una estructura rectangular alargada con sistema de seguimiento estacional formada por 45 grandes paneles solares high end fotovoltaicos en su techo, dotados con tecnología bifacial que captan la energía solar tanto directa como reflejada, y son capaces de generar una potencia de hasta 9.3 kilovatios (un 30% más de energía que los paneles fotovoltaicos monofaciales), adaptando automáticamente su grado de inclinación para recibir la cantidad óptima de luz solar que será transformada a continuación en energía eléctrica, configurándose a partir de ese momento distintos sistemas energéticos pasivos basados en dispositivos de calor radiante, complementados con materiales de construcción procedentes de fuentes renovables o reciclables,
ya que Lumenhaus es una vivienda solar prefabricada de altísima calidad edificativa, belleza y robustez, tal y como veremos más adelante

Además, Lumenhaus posee grandes paneles solares fotovoltaicos rectangulares complementarios alargados de color gris, integrados en la casa (BVIP), que discurren por toda la zona frontal de sus fachadas superiores,

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: José Manuel Serrano Esparza

incorporan tecnología libre de cristal, y producen hasta 1.3 k.W, asemejándose notablemente en su aspecto a las estructuras rectangulares alargadas ubicadas en la zona alta de las fachadas de la Neue Nationalgalerie de Berlín (Alemania), creada por Mies van der Rohe en 1968, un año antes de su muerte, y que comparte con Lumenhaus el cuidadoso equilibrio entre el espacio que fluye libremente y una disposición estable de los elementos arquitectónicos, a la par que una extraordinaria pureza geométrica.

Por otra parte, el diseño de construcción prefabricada de Lumenhaus aumenta la eficacia.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Lumenhaus posee también otra cualidad importante: su exclusivo sistema de plantas, que filtra las aguas residuales grises (es decir, aquellas procedentes de lavadoras, lavavajillas, duchas, lavabos, bañeras, ropa lavada, etc), que tras ser recicladas, son utilizadas de nuevo dentro de la casa, lo cual redunda también en un importante ahorro anual del consumo de agua.

Y con respecto al control energético, una pantalla LCD ubicada en el cuarto de estar informa permanentemente sobre la cantidad de energía producida, la consumida y la que es reenviada a la compañía eléctrica (y que también puede ser utilizada para abastecer coches eléctricos).

SISTEMA AUTOMÁTICO ECLIPSIS DE FACHADA ARQUITECTÓNICA


Photo: Virginia Tech

Se trata de un muy avanzado dispositivo, que consigue filtrar la luz natural del día para iluminar la casa solar Lumenhaus de la mejor manera posible, tanto desde un punto de vista estético como saludable, y está compuesto por dos capas:

a) Las Contraventanas Eclipsis, formadas por grandes pantallas deslizantes de acero inoxidable fabricadas con enorme precisión de corte mediante tecnología de rayo láser. Funcionan a modo de grandes celosías con estructura de rejilla, que presentan en su superficie abundantes orificios, y con las que el usuario puede conseguir una entrada parcial de bella luz natural difusa durante el día, conforme a sus preferencias personales.

Confieren a Lumenhaus protección de los rayos solares así como privacidad y seguridad.

b) Los Paneles Aislantes Eclipsis, fabricados con policarbonato relleno de aerogel, un material translúcido muy ligero y de alto poder aislante -valor R-24-, cuya alta tecnología de componentes permite obtener propiedades de aislamiento comparables a las de un muro de piedra durante los meses de invierno, sin bloquear la luz natural, de tal manera que las Contraventanas Eclipse de acero inoxidable se deslizan a lo largo de las fachadas norte y sur de la casa Lumenhaus, aportando protección frente a la luz solar directa, pero permitiendo a la vez la preservación de una luz natural indirecta que posibilita disfrutar de unas magníficas vistas exteriores, manteniendo una simultánea privacidad.

Photo: Virginia Tech

Estos paneles aislantes poseen además un sistema de iluminación nocturna con LEDs especiales de bajo consumo energético, que posibilitan la personalización del color durante la noche, con una amplia gama de opciones cromáticas seleccionables por los habitantes de Lumenhaus.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Cuando el Sistema Automático Eclipsis está en funcionamiento, el espacio útil de suelo de la casa solar Lumenhaus se duplica, desaparecen los muros norte y sur (con lo cual aumenta notablemente la amplitud de las habitaciones, y la zona interior y exterior de la casa se fusionan en una sola, conectando la vivienda propiamente dicha con su entorno natural y paisajístico, de tal manera que se logra una rica transparencia de espacios, todo ello asociado al muy importante ahorro energético que consigue mediante el uso de estrategias de calentamiento y enfriamiento pasivos, protección frente a los potentes rayos solares durante las horas de mayor calor y altos niveles de aislamiento.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

ADAPTABILIDAD DE LA TEMPERATURA DE COLOR
La temperatura de color de las luces blancas puede ser graduada para conseguir la ambientación deseada y un mayor bienestar conforme a las preferencias personales, bien con énfasis cálido para favorecer la relajación o más frío para potenciar la concentración.

SUELO DE CEMENTO PULIMENTADO DE ALTA CALIDAD Y RESISTENCIA, DOTADO CON SISTEMA CALEFACTOR RADIANTE
El suelo de la casa solar Lumenhaus está fabricado con un tipo de cemento especial de altas prestaciones, muy resistente al paso del tiempo e inmune a todo tipo de arañazos, grietas y desperfectos, con una superficie creada para durar toda una vida y de muy fácil mantenimiento.

Su exquisito pulimentado le confiere un aspecto elegante y sobrio a la vez, aportando una sensación de permanencia, sin olvidar el hecho de que su masa térmica ofrece calentamiento pasivo, lo cual es complementado por el muy sofisticado sistema de calefacción radiante hidrónico que incorpora,

Photo: Virginia Tech

es decir, una instalación ubicada a pocos centímetros por debajo del suelo de hormigón negro pulimentado y que está formada por tubos que llevan agua caliente obtenida mediante una bomba de agua que extrae calor de la tierra en invierno y utiliza dicha tierra como refrigerador durante los meses de verano, lo cual contribuye decisivamente al ahorro energético, ya que se trata de un sistema geotérmico de bomba de calor que produce durante el estío agua caliente gratis como producto derivado.

Es un modelo de suelo que se adapta muy bien a las diferentes necesidades estacionales, por ejemplo acumulando y emitiendo calor pasivo durante los meses de invierno.

Photo: Virginia Tech

Este sistema de suelo hidrónico, también denominado de calefacción por suelo radiante, fue elegido por el Virginia Tech Team, conscientes de que es con diferencia la mejor alternativa calefactora conocida hasta la fecha, ya que distribuye el calor con encomiable uniformidad por toda la superficie de la casa solar Lumenhaus, mediante un entramado de tubos a través de los cuales circula agua caliente, aprovechando al máximo la tendencia natural del calor a subir, de tal manera que es en la base del suelo de hormigón pulimentado que se pisa donde se produce una temperatura más elevada, mientras que la potencia calorífica desciende progresivamente mientras va ascendiendo hacia el techo.

Por otra parte, este extraordinario sistema calefactor, inspirado en el tradicional método de calentamiento doméstico denominado "gloria", con el que funcionaron muchas viviendas del área mediterránea europea (sobre todo en las zonas centro y norte de España e Italia) durante más de 2.000 años, al no hallarse la fuente de calor en un punto específico del interior de la vivienda, sino por toda la superficie del suelo, posee enormes ventajas para la salud de los habitantes de Lumenhaus, ya que no utiliza el típico movimiento circular de aire que se genera con otros tipos de calefacción, que hace que las bacterias, impurezas y partículas de polvo floten en suspensión, con lo cual son ingeridas al respirar, por lo que al no existir movimientos de aire provocados por ninguna atracción desde un punto caliente hacia otro punto frío, dichas partículas caen al suelo por gravedad y se barren con facilidad.

Photo: Virginia Tech

Una de las habitaciones dormitorio de la casa solar Lumenhaus. Obsérvese el minimalismo Bauhaus aplicado a todos sus componentes, la elegante austeridad, el máximo aprovechamiento del espacio, y el bello suelo de hormigón color gris oscuro de alta calidad y excelente pulimentado, muy resistente a todo tipo de arañazos, que mantiene indemne su aspecto tras uso continuo durante muchos años. Al fondo de la imagen, tras la cortina abierta, se aprecia una de las grandes ventanas correderas de cristal muy transparente y justo detrás de ella vemos una de las grandes pantallas de acero inoxidable deslizantes del Sistema Eclipsis, que funcionan a modo de contraventanas y cuyo grado de apertura es regulable por el usuario mediante teléfono móvil, lo cual confiere a los habitantes de esta vivienda energéticamente autosuficiente unos notables niveles de luminosidad y privacidad.


Por tanto, el sistema calefactor de suelo radiante - que obtiene calor o bien refrigeración óptimos según los meses del año- es el que aporta mayores niveles de confort, salud y especialmente ahorro, ya que puede solventar con un coste muy bajo problemas de calefacción y enfriamiento que serían mucho más caros de solucionar con otros tipos de dispositivos, siendo además muy versátil, ya que permite afrontar con éxito todo tipo de contingencias que puedan surgir en el ámbito de las necesidades calefactoras de cualquier tipo de vivienda.

ESTRUCTURA ARQUITECTÓNICA DE ACERO INOXIDABLE
El armazón de la casa solar Lumenhaus está constituido por un sistema estructural de vigas y columnas muy sólidas, realizadas con un acero inoxidable especial de muy elevadas prestaciones, sobre todo con respecto a resistencia y durabilidad tras muchas décadas de uso, y en este sentido constituye un salto cuántico cualitativo en relación con el tradicional concepto que se tenía de las viviendas modulares prefabricadas, con un sistema de construcción progresiva que ha demostrado ya su plena viabilidad.

Photo: Virginia Tech

Es un acero fabricado por la empresa Kullmann Building Industries de Lebanon, New Jersey, con 80 años de experiencia en el sector y líder mundial en la elaboración de inmuebles prefabricados hechos con acero y hormigón para su posterior traslado a su ubicación definitiva.

Esta firma posee un gran know-how como colaboradora estratégica de arquitectos de alto nivel y empresas constructoras, siempre con la creación de viviendas y edificios arquitectónicamente muy robustos como máxima prioridad, de lo cual Lumenhaus es un significativo ejemplo, ya que

Photo: Virginia Tech

la estructura de vigas y columnas de acero Kullmann forma un muy sólido binomio con el suelo de hormigón armado pulimentado color gris oscuro y el techo especial sips que corona la casa solar Lumenhaus.

CONFIGURACIÓN MODULAR
Lumenhaus es una casa solar concebida para intentar conseguir la máxima flexibilidad de uso y una potencial adaptación a las necesidades cambiantes de sus habitantes y a las modificaciones que pueden experimentar sus circunstancias vitales, por lo que aunque cada zona de Lumenhaus ha sido creada para la implementación de actividades específicas, se ha dado prioridad a que el usuario pueda tener la opción de alterar la funcionalidad de cada espacio conforme a sus necesidades y gustos particulares.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Así pues, sus habitaciones pueden ser convertidas con facilidad en oficinas, salas de ocio, almacén, cuartos de estar, salones comedor, etc, con la posibilidad alternativa de crear hasta un total de cuatro casas dormitorio independientes en su interior, gracias a la versatilidad tanto de sus múltiples unidades que pueden ser conectadas mediante escaleras como de sus pasillos de entrada y accesos configurables y agregables.

La cocina también puede adquirir distintas funciones, y la mesa del salón ha sido especialmente diseñada para poder ser llevada a la zona exterior de la casa durante los meses de verano.

ESTACIÓN METEOROLÓGICA ORION 420 CON SOFTWARE WEATHERMASTER

Photo: José Manuel Serrano Esparza

La avanzadísima domótica inherente al concepto Lumenhaus incluye la estación meteorológica Orion 43 con software WeatherMaster, que recibe una abundante variedad de datos medioambientales y sobre todo pronósticos meteorológicos en tiempo real, caracterizados por una gran precisión y fiabilidad en muchos parámetros importantes (vientos, pluviometría, presión barométrica, temperatura, humedad, etc), con lo cual es posible conocer con anticipación de muy pocas horas la temperatura concreta que va a haber en la zona en que se halla ubicada Lumenhaus.

Incorpora además un sensor ultrasónico high end de medición de velocidad y dirección del viento con un margen de error de +/- 0.3 metros/segundo y +/- 2º respectivamente, gracias a la configuración de tres transductores de ultrasonidos distribuidos con idéntico espaciamiento sobre un plano horizontal, en un diseño ideal que optimiza la exactitud de las mediciones eólicas desde todas las direcciones, sin ángulos muertos y evitando lecturas alteradas en origen. Se trata en esencia de un diseño triangular que asegura la permanente disponibilidad de datos y una precisión que abarca 360º con respecto a la medición de los vientos, y al no existir partes móviles, este sistema es muy superior a los tradicionales sensores de viento mecánicos.

La presión barométrica se mide mediante un sensor de silicio incorporado, que destaca por su mínima histéresis y una excelente repetibilidad, además de una temperatura óptima y gran estabilidad a largo plazo.

La medición de la humedad relativa del aire se basa en la tecnología capacitativa, con un sensor de enorme precisión, histéresis reducida prácticamente a cero y una muy buena estabilidad a largo plazo en una amplia gama de medios ambientes.

A destacar también la presencia de un sensor de cerámica que mide la temperatura.

Todas estas mediciones de presión barométrica (con un margen de error de + /- 0.5 milibares), temperatura( con un margen de error de + /- 3º C) y humedad relativa del aire (con un margen de error de +/- 3% RH) se combinan en un ultramoderno módulo con sensor que utiliza un método de medición capacitativo para cada parámetro.


Dicho módulo va montado en un escudo antirradiación que protege los sensores tanto de la luz solar directa y dispersa como del agua de lluvia, y el material composite de alta calidad y resistencia de las placas ofrece muy buenas características térmicas y construcción estabilizada UV, con una superficie blanca externa que refleja la radiación, mientras que una interna de color negro absorbe el calor acumulado.

La estación meteorológica Orion 420 posee también un impresionante Weather Microserver con unidad de proceso ARM9 de 200 MHz con memoria SDRAM de 32 MB y sistema operativo Linux.

Asimismo, la estación meteorológica Orion 43 informa sobre la posición del Sistema de Pantallas Eclipsis y optimiza el rendimiento energético y el confort.

Y todo ello con la ventaja añadida de que es muy fácil de instalar y no necesita calibración de campo ni mantenimiento alguno.


El gran equipo de Virginia Tech University utiliza la Orion 420 configurada con una carcasa a prueba de intemperie, con dos módulos convertidores de 4-20 mA con fuente de alimentación propia, estando en todo momento conectada a un PLC (Controlador Lógico Programable), de tal modo que en sinergia con la casa solar Lumenhaus, esta estación meteorológica (cuya cabeza de sensor corona la torre) puede utilizarse para monitorizar las condiciones atmosféricas externas y anticiparse a las mismas, por ejemplo cerrando las contraventanas de metal y los paneles aislantes según la temperatura exterior y la fuerza y dirección de los vientos.

COCINA CON TRES VENTANAS DOTADAS DE CRISTAL ELECTROCRÓMICO
Se trata de un tipo especial de vidrio, fabricado por la empresa SAGE Electrochromics y denominado SageGlass, que está integrado en las ventanas oeste de la cocina de la casa Lumenhaus y que se oscurece ligeramente, bloqueando los fuertes rayos solares y el calor de la sobremesa, lo cual es muy útil, especialmente durante los meses de primavera y verano, destacando también por su enorme resistencia a la condensación y la humedad.

Ayuda además a reducir las cargas de calor y enfriamiento, mejorando simultáneamente la calidad de la luz, ya que este cristal dinámico adquiere -mediante el avanzado sistema electrónico que incorpora- una tonalidad adecuada para contrarrestar la intensidad de la luz solar cuando ésta es excesivamente fuerte, y al eliminar los molestos reflejos y no precisar celosías ni persianas, preserva una muy buena conexión con el exterior y excelentes vistas al paisaje, desapareciendo automáticamente la mencionada tonalidad atenuadora cuando la potencia de los rayos solares y el calor vuelven a ser normales, en función de las horas del día y las estaciones del año.

Photo: Virginia Tech University

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Desde un punto de vista práctico, probablemente la cualidad más apreciada del cristal electrocrómico SageGlass es su notable capacidad de reducción del consumo energético y de aumento del bienestar de los habitantes de Lumenhaus, ya que controla de modo muy eficaz la luz solar y el calor que entran en la vivienda, superando claramente en esta faceta al vidrio convencional doméstico, caracterizado por su ganancia calorífica no deseada según la hora del día, sobre todo durante las estaciones cálidas del año.

Por otra parte, el uso de vidrio SageGlass, muy fácil de instalar, permite a los arquitectos diseñar y construir utilizando mayores cantidades de cristal que en proyectos que usan vidrio normal y que son mucho menos flexibles en este aspecto, lo cual enlaza con la visión conceptual tanto de Mies van der Rohe como de Phillip Johnson y la casa diseñada por Landis Gores en 1948 (con características de estilo internacional aunadas con influencias de la obra de Frank Lloyd Wright) del cristal como gran catalizador de la belleza arquitectónica de una vivienda o edificio, que contribuye decisivamente a la conexión visual y plena integración de sus moradores con el paisaje exterior, con los beneficios que ello tiene para una mejora de la salud y la productividad, reduciendo al máximo posible la energía que se necesita para calentar o enfriar la vivienda, gracias a su muy bajo factor U, logrando un ahorro en el consumo de más del 50% en compración con los cristales convencionales de hoja simple y de un 15% con respecto a los más avanzados cristales standard de hoja triple.

Además, el cristal especial SageGlass posee otra virtud añadida a medio y largo plazo: la preservación incólume del mobiliario, ya que al bloquear los rayos ultravioleta permitiendo a la vez la entrada de luz natural en su intensidad y calidad óptimas, y se evita el descoloramiento progresivo típico en muebles afectados por luz solar que penetra a través de ventanas, celosías, etc, que usan vidrio tradicional.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

UNIDAD CENTRAL DE CONTROL

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Lumenhaus posee una muy sofisticada unidad central de control, que incorpora una tecnología muy avanzada, y permite manejar mediante teléfono móvil los siguientes dispositivos:

a) Bomba de calor Agua-Aire, totalmente automática, que obtiene tanto calor como refrigeración geotérmicos, con un rendimiento energético muy alto y máximo ahorro.

b) Ventilador de recuperación de energía (ERV) Ultraventor de la empresa Summeraire, que cambia algunas de las características de la salida de aire con la entrada de aire fresco para reducir el uso energético, tanto en labores de calefacción como de creación de aire acondicionado, todo lo cual reduce significativamente la cantidad de energía que se precisa para acondicionar el aire nuevo.

c) Depósito de almacenamiento de agua caliente Logalux SM300 de la empresa Buderus, que proporciona agua potable y agua caliente para el sistema calefactor de suelo radiante. Tiene una capacidad de 291´5 litros y es capaz de producir temperaturas de hasta 95º C, utilizando además intercambiadores de calor internos caracterizados por la ausencia de bombas, por lo que no consumen energía a la hora de almacenar y calentar el agua.

d) Bomba de calor Agua-Agua Aquarius WW Series de la empresa FHP Manufacturing, cuya misión es calentar o enfriar el agua para la casa solar Lumenhaus. Recibe el agua del intercambiador de calor geotérmico y la suministra tanto al depósito de agua caliente como al suelo radiante. Lleva una fuente de alimentación de 1.72 kW y su COP se aproxima a 4.0.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Esta excelente unidad central de control está perfectamente integrada en Lumenhaus, ocupando el menor espacio posible,

Photo: José Manuel Serrano Esparza

y se halla protegida por una cubierta metálica plegable que una vez cerrada forma parte de la zona de la casa junto a los pequeños estanques de acumulación de agua de lluvia (que es filtrada y convertida en potable por el sistema de plantas que incorpora), y que realiza también -mediante una serie de filtros biológicos y un tratamiento purificador de tres fases- la importante labor de reciclado de aguas grises, limpiándolas para su uso continuo no potable una y otra vez en diferentes labores domésticas, con el notable ahorro de agua que ello supone, además de que estos pequeños estanques incluyen plantas hidropónicas que evitan el crecimiento de algas y ahuyentan a los insectos.

SISTEMAS DE CONTROL SIEMENS APOGEE Y LUTRON QUANTUM
Constituyen el corazón de la Unidad Central de Control.


Photo: José Manuel Serrano Esparza

El Sistema Domótico Apogee de Siemens junto con su gama de soluciones BACnet aportan a Lumenhaus una potente funcionalidad y características de control que permiten una amplia gama de posibilidades domóticas aplicables a esta vivienda solar, ya que su software de arquitectura abierta permite controlar todos los sistemas y equipamientos desde una estación de trabajo y obtener el máximo partido de la integración de múltiples sistemas domésticos, independientemente del fabricante o instalador de cada uno de ellos, logrando además una gran flexibilidad a través de la interoperabilidad de protocolo abierto, expandiendo y mejorando progresivamente los sistemas de la instalación, de tal manera que permite satisfacer las necesidades sincrónicas en el tiempo de los habitantes de Lumenhaus pero también hace que estén preparados para la inserción en el Sistema Apogee de nuevas tecnologías que puedan aparecer en el futuro.

Así pues, se trata de un sistema de control adaptativo, cuyos sistemas inteligentes inalámbricos escalables de automatización doméstica reducen de manera muy apreciable el consumo energético, preservando a la vez unos elevados niveles de confort y flexibilidad.


Por su parte, el Sistema de Control de Iluminación Lutron contribuye también a gestionar de modo automático el mínimo consumo posible de energía, mediante la adecuada atenuación lumínica según la hora del día y la estación del año.

El Virginia Tech Team alcanzó también en esta faceta un altísimo nivel, ya que desarrollaron una aplicación Apple iPhone TM adaptada al Sistema Lutron Quantum de Control Lumínico Total, que regula tanto la luz artificial (tanto regulándola como apagándola automáticamente cuando no es necesaria) como la natural, al estar Lumenhaus equipada por una parte con una instalación especial de lámparas fluorescentes de luminosidad atenuable ubicadas por encima del techo de tela (que permiten generar una amplia variedad de atmósferas lumínicas distintas, reduciendo simultáneamente al máximo posible el consumo eléctrico durante las horas del día en que no hay luz natural disponible) y por otra con LEDs de bajísimo consumo energético que generan iluminación por toda la vivienda.

Con este sistema se consigue además que los niveles de iluminación permanezcan constantes durante los cambios en las condiciones de la red eléctrica, con la ventaja añadida de que gestiona, monitoriza y recoge información del uso de la iluminación por toda la vivienda, para lograr un óptimo rendimiento y productividad, reduciendo así los costes de mantenimiento y funcionamiento.

Por otra parte, gracias a su muy preciso control del nivel de luz, los atenuadores Lutron posibilitan la creación de los ambientes más adecuados, conforme al estado de ánimo o la actividad que se desea realizar en una zona concreta de la casa, generando la potencia lumínica más apropiada y con el mayor nivel posible de ahorro energético, que se corresponderá en razón directa al grado de atenuación de la luz eléctrica, prologando la vida útil de los fluorescentes y LEDs mediante la combinación de atenuadores e interruptores Lutron, complementados con sensores de presencia (susceptibles de ser programados para encender las luces cuando una persona entra en un espacio determinado y permite apagarlas o atenuarlas cuando no hay nadie en dicho espacio) y sensores fotoeléctricos (que detectan la intensidad de la luz natural que entra a un espacio y pueden ser programados para atenuar las luces eléctricas de manera automática, a fin de mantener un nivel constante de iluminación y ahorrar energía mediante el aprovechamiento de la luz natural).

Se trata de sensores que contribuyen al ahorro de energía, ya que permiten utilizar la luz únicamente cuando es imprescindible y en la cantidad necesaria, pudiendo además detectar la presencia de luz natural, con lo que se evita que las luces se enciendan automáticamente sin necesidad.

Lutron es la empresa líder mundial en soluciones de iluminación para viviendas y fue pionera en 1961 en el desarrollo de interruptores con atenuador lumínico para ahorro de energía, cuando Joel y Ruth Spira, sus fundadores, lanzaron al mercado el primer dispositivo con estas características que sustituía a los excesivamente grandes y energéticamente poco eficaces reostatos y transformadores.

Han transcurrido 48 años desde que Lutron creó en 1964 la versión inicial de su mítico interruptor Capri

con posibilidad de atenuación lumínica, y desde entonces, esta empresa norteamericana se ha convertido en la referencia internacional en el ámbito domótico del control de luz, con una tecnología de vanguardia en la iluminación con LEDs de alta calidad, exiguo consumo eléctrico (utilizan entre 15 y 20 watios según los modelos, en vez de los habituales 100 watios de las bombillas incandescentes),


alto rendimiento energético y gran longevidad (de 50.000 a 100.000 horas de uso), mediante sistemas capaces de controlar en línea la temperatura y potencia de dichos LEDs con iPhones e iPads, tras la inserción de módulos sin cable Lutron en cada lámpara, de tal manera que el muy avanzado software hace el resto,

con lo cual se dispone de un excelente sistema de iluminación informatizado que permite dividir la casa en zonas de control, cubriendo las necesidades específicas lumínicas de cada área de la vivienda con un solo sistema de control centralizado.

DURACIÓN AL PASO DEL TIEMPO Y SOSTENIBILIDAD
La casa solar Lumenhaus, diseñada por el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, constituye un meritorio equilibrio entre la calidad de diseño, la funcionalidad, la eficacia y ahorro energéticos y una soberbia belleza de la vivienda no exenta del intrínseco minimalismo Bauhaus.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Los materiales y componentes con los que está fabricada son elegidos en base a exigentes requisitos de durabilidad, resistencia a los cambios de temperatura, conservación medioambiental, estructura química inocua y relevante grado de adecuación para uso energético.

Se busca pues la máxima longevidad posible, pero también cualidades fundamentales en el concepto de arquitectura sostenible como son la escasa infiltración de aire, el aislamiento estratégico, la ventilación cruzada, la calefacción pasiva, el drenaje geotérmico energético integrado, etc.

UN GRAN LOGRO COLECTIVO DEL EQUIPO VIRGINIA TECH CON SÓLIDOS FUNDAMENTOS ARQUITECTÓNICOS Y TECNOLÓGICOS


La casa solar Lumenhaus constituye una notable proeza realizada por alumnos de Arquitectura y Estudios Urbanos, Ingenierías, Económicas y Empresariales, Arte y Ciencias Humanas de la Universidad Virginia Tech (Estados Unidos) que han conseguido reinterpretar, 59 años después de su construcción, la esencia de la mítica Farnsworth House, (comenzada a construir en 1946 y terminada en 1951 por Mies van der Rohe, uno de los más importantes arquitectos del Siglo XX, figura señera del Movimiento Bauhaus y uno de los grandes artífices de la arquitectura moderna, creador de proyectos visionarios en los que al igual que en Lumehaus, destacaba el uso profuso de acero y cristal, consiguiendo un elevado grado de transparencia y simplicidad).

En pleno siglo XXI, el Virginia Tech Team ha creado una casa solar inspirada en Farnsworth House y que sigue en buena medida la estela de los preceptos de Mies van der Rohe con respecto a que cada elemento físico ha sido destilado hasta dejarlo en su esencia irreducible, en medio de una transparencia sin precedentes con respecto al entorno circundante y a la virtual eliminación de toda la parafernalia vinculada a las viviendas tradicionales y presente en salones, muros, puertas, adornos de todo tipo, muebles sueltos, cuadros en las paredes, etc, con la habitabilidad en su esencia más simple como una de sus prioridades.

Lumenhaus comparte también con Farnsworth House (obra maestra icónica del Estilo Internacional de Arquitectura) su planta rectangular alargada y las enormes ventanas de cristal que redefinen el límite entre la protección que aporta la casa y todo lo que la rodea, con una expresión minimalista de estructura y espacio, en el marco de un diseño que emana de consideraciones funcionales de estructura y materiales y a continuación potencia al máximo el detalle y expresión de dichos materiales hasta que trascienden su origen técnico y se convierten en arte puro de estructura y espacio.

Ello enlaza con el concepto de vivienda que tenía Ludwig Mies van der Rohe como lugar arquitectónico de cobijo a la vez independiente e interrelacionado con la naturaleza exterior, y al igual que en Farnsworth House, Lumenhaus posee una personalidad propia muy marcada, pero que simultáneamente evoca fuertes sentimientos de conexión con la tierra como ente vital, de tal modo que las zonas externas que rodean a esta casa solar se convierten en extensiones del espacio interior de la misma, si bien sus habitantes mantienen su identidad propia con respecto al medio natural por medio de las formas geométricas en las que predominan claramente las líneas rectas.

Existen asimismo aspectos comunes entre Farnsworth House y Lumenhaus, no sólo en cuanto al minimalismo de forma y estructura, sino también en lo tocante a los diferentes materiales y colores, que en ambas viviendas han sido reducidos al mínimo: en la primera, Mies van der Rohe utilizó acero pintado, piedra natural y cristal de alta transparencia y un predominio de algunas variedades del color blanco (zona exterior), con suelo de mármol travertino, madera, piedra y escayola (zona interior, mayormente de color marrón claro correspondiente al trabajo de madera); en la segunda, predomina el color gris en la zona externa, mientras que en el interior predomina sobre todo el color marrón claro correspondiente tanto al maderaje presente en todas las paredes como en los distintos muebles, y en menor medida el color negro del suelo de hormigón especial con pulimentado de muy alta calidad.

Por otra parte, tanto en Farnsworth House como en Lumenhaus, todas las paredes interiores se hallan situadas en la zona central, dejando todo el perímetro acristalado completamente libre de interferencia alguna, de tal manera que un porcentaje muy elevado del volumen interno de la vivienda se hace muy legible y transparente, formando parte no sólo de su propio recinto, sino también del paisaje exterior, que constituye un aspecto integral de la concepción estética de Mies van der Rohe.

Lumenhaus entronca también con la extraordinaria Glass House de Phillip Johnson, de perfil simétrico - a diferencia de Farnsworth House que es asimétrica- y construida en New Canaan (Connecticut) en 1949, otro ejemplo genuino de arquitectura doméstica modernista que prioriza la reducción de la expresión arquitectónica de la casa a la menor cantidad de elementos que sea posible, aumentando al mismo tiempo la transparencia del recinto y eliminando la frontera habitual entre interior y exterior de una casa, usando también cristal y acero, pero con toda la estructura descansando sobre el terreno y sin la prolongación de suelo y los planos de techo.


En otro orden de cosas, el Equipo de Estudiantes de Virginia Tech ha utilizado en la construcción de Lumenhaus materiales industriales a los que se ha sometido a transformación arquitectónica, algo típico en el racionalismo estructural y el uso de los materiales que Mies van der Rohe adaptó a su propio trabajo a partir de las enseñanzas que recibió de Peter Behrens entre 1908 y 1911 y posteriormente del arquitecto holandés Hendrick Berlage.

Lumenhaus presenta también algunos rasgos comunes con la Casa Tugendhat construida en Brno (República Checa) en 1930, sobre todo en lo tocante a su planta rectangular alargada, el uso minimalista de materiales y la disposición de las paredes interiores, si bien Tugendhat es mucho más grande y con un diseño bastante más prolijo, por lo que carece de la simplicidad común a Farnsworth House y a Lumenhaus, que de acuerdo con el ideal arquitectónico de Mies van der Rohe, no precisaron grandes exigencias programáticas, lo cual permitió experimentar con posibilidades espaciales de transparencia y planos de muros y techos expresados de modo independiente.

Ni que decir tiene que la decisión del Virginia Tech Team de aplicar el concepto Bauhaus open space de Ludwig Mies van der Rohe (es decir, un espacio rodeado por cristal y acero dividido únicamente por muy pocas particiones) al diseño de un prototipo de casa solar del siglo XXI fue una brillante idea que suponía a la vez un importante reto arquitectónico y tecnológico, que ha sido superado con maestría, ya que tras mucho trabajo duro y dedicación, se consiguió en Lumenhaus una excelente conexión de su zona interna y externa a través de una suave transición al abrirse una de sus partes y reflejarse una sensación de transparencia, así como una notable integración con el medio ambiente, hasta el punto de que la planta de la casa duplica su tamaño y las paredes sur y norte desaparecen, con lo cual no existen barreras entre las habitaciones y sobre todo en primavera y verano, las grandes ventanas de cristal se abren aumentando el espacio físico y psicológico.

Lumenhaus está también relacionada genéticamente, desde un punto de vista arquitectónico, con la Casa Wolf creada por el genio Mies van der Rohe en Gubin (Polonia) entre 1925 y 1927 como experimento espacial con perfil asimétrico compuesto por espacios rectangulares de diferentes tamaños, construcción realizada en ladrillo y cristal, distribución flexible y fluida y estrecha comunicación del interior con el exterior.

Los integrantes del Virginia Tech Team fueron conscientes en todo momento de que no se puede aplaudir un edificio simplemente porque sea sostenible, ya que si la calidad arquitectónica no da la talla, no sirve para nada, por lo que Lumenhaus está muy sólidamente cimentada en los conceptos postulados por Mies van der Rohe y su minimalismo Bauhaus anteriormente comentados, habiéndose dado además gran importancia en esta casa solar a la capacidad expresiva de los materiales y las nuevas formas de observación de los mismos como actores arquitectónicos fundamentales, con una visión que claramente trasciende el estilo.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Pero Lumenhaus, pese a estar inspirada en la Farnsworth House de Mies van der Rohe, va mucho más allá. Ha sido en gran medida una búsqueda nueva e independiente, un proyecto inexplorado en el ámbito de la arquitectura de las casas solares, con planteamientos minimalistas Bauhaus pero sabiamente adaptados a los tiempos modernos y sus necesidades, en simbiosis con diferentes tecnologías de vanguardia que han optimizado su praxis y habitabilidad, además de conseguir un gran ahorro energético.

Evidentemente, este equipo de alumnos de arquitectura, diversas ingenierías y nuevas tecnologías de Virginia Tech han hecho las cosas con muy altos niveles de pasión, conocimiento. precisión y esfuerzo, y ello se nota, pero no se han dejado subyugar por su amor por la disciplina arquitectónica y la espectacular belleza de líneas de Lumenhaus, sino que para ellos lo más importante es cómo van a disfrutar los habitantes esta vivienda solar, así como centrarse en algunos elementos que se convierten en importantes.

Es decir, el epicentro de todo es el ser humano, el individuo con respecto a la disciplina, mucho más allá de aspectos relacionados con el lenguaje y el estilo, en un biotopo doméstico que remite a sensaciones corpóreas y visuales de materiales y colores.

Además, en Lumenhaus el protagonismo del espacio cede una parte de su tradicional importancia en favor de las cosas que se pueden sentir y tocar, por lo que además de la destacada relevancia expresiva de los materiales, se busca una libertad dentro de la disciplina arquitectónica para transmitir la sensación de la diversidad de las cosas.

Lo realizado por el Virginia Tech Team conecta también a mi entender con los planteamientos generados por Francisco Javier Sáenz de Oiza desde finales de la década de los años cuarenta del Siglo XX, tras su estancia en Estados Unidos en 1947 y 1948, cuando este gran arquitecto español visionario se impregnó de entusiasmo al comprender que las modernas tecnologías eran capaces de dar respuesta a los problemas de habitabilidad del siglo XX y del XXI, ya que al igual que Sáenz de Oiza, estos estudiantes de arquitectura norteamericanos y sus directores de diseño en cada uno de los distintos ámbitos, tienen claro que cada proyecto supone un nuevo reto en el que hay que replantearse las ideas convencionales respecto a las obras arquitectónicas, imbuyéndose al mismo tiempo de la historia de la arquitectura e incorporando todo aquello que la técnica moderna hace posible.

Existe también claramente por parte del Virginia Tech Team una búsqueda constante del sentido trascendente de la labor creativa del arquitecto, algo en lo que siempre insistió Sáenz de Oiza, sin olvidar tampoco el hecho de que

Maqueta de madera de Lumenhaus. Vista Diagonal Izquierda. Photo: Virginia Tech

la casa solar Lumenhaus sigue también en buena medida los preceptos de Le Corbusier respecto a a su apertura a la luz y al sol y su autosuficiencia, junto con un expresionismo como componente permanente de la arquitectura moderna muy presente también en el legado arquitectónico Bauhaus de Walter Gropius del que Lumenhaus toma también el concepto unificador de todo tipo de trabajo creativo, desde el artesanal al mecánico, siendo la arquitectura el punto de convergencia de todas las iniciativas, ya que el multidisciplinar Virginia Tech Team estaba formado por estudiantes de alto nivel en distintos campos distribuidos por equipos especializados procedentes de diferentes departamentos académicos (arquitectura, ingeniería eléctrica, ingeniería mecánica, comunicaciones, arquitectura paisajística, informática, seguridad, diseño industrial, marketing, ingeniería industrial y de sistemas, etc), con abundantes asesores de acreditada experiencia profesional y un equipo extendido como complemento.

Por otra parte, en Lumenhaus se han cuidado al máximo todos y cada uno de los detalles en los más diversos ámbitos, por lo que además de las premisas básicas de habitabilidad, máximo ahorro energético posible, minimalismo Bauhaus, confort y control electrónico de todas las funciones de la vivienda por parte de los usuarios, este soberbio prototipo de casa solar está relacionado con el concepto de arquitectura controlada hasta el extremo y artesanal que utilizaba Sáenz de Oiza.

Todo en Lumenhaus ha sido pensado y concebido meticulosamente, con enorme precisión y calidad de acabado, con una componente funcional de la vivienda optimizada para vivir en ella y una belleza arquitectónica que suscitó en Madrid la común admiración, reconocimiento y abundantes reacciones de entusiasmo por parte de los varios cientos de miles de personas que visitaron Decathlon 2010 y tuvieron ocasión de verla en directo, con lo cual en mi opinión Lumenhaus se adentra también en la concepción arquitectónica de Le Corbusier con respecto a que el objetivo de la misma es generar belleza complementada con el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz.

Lumenhaus constituye asimismo un claro ejemplo de como extraer conocimiento del enorme depósito de proyectos que es la historia de la arquitectura, para luego aplicarlo de manera crítica en la elaboración de los proyectos propios, algo logrado plenamente por el Virginia Tech Team, que inspirándose en casas de concepción minimalista Bauhaus creadas por el maestro Mies van der Rohe - en especial el Pabellón Alemán de la Exposición Universal de Barcelona de 1929 y la Farnsworth House construida entre 1946 y 1951- han conseguido aplicar dichos preceptos arquitectónicos al diseño de la casa solar Lumenhaus, pero yendo todavía más lejos, con una meritoria actualización tecnológica que aumenta notablemente la habitabilidad y el confort, más el beneficio añadido de un concienzudo estudio por parte del Virginia Teach Team de la relación entre las proporciones de Lumenhaus y las de sus potenciales habitantes, siguiendo la estela de los Modulors 1 y 2 de Le Corbusier para conseguir las dimensiones óptimas de la casa, sus muebles, etc, gracias a la capacidad de generación de miles de combinaciones armónicas a partir de sucesiones de Fibonacci individuales.

Una vez más, se demuestra que la Arquitectura Moderna emana de una profunda reflexión proyectual sobre el pasado - con respecto a diversas formas espaciales, proporciones, utilización de la luz natural, relaciones entre partes, etc - a partir de la cual se sigue desarrollando, bien como continuación o como ruptura.

Lumenhaus sinergiza con la vía arquitectónica de la esencialidad como meta histórica preconizada por el genio Mies van der Rohe.

Maqueta de madera de Lumehaus. Vista Diagonal Derecha. Photo: Virginia Tech

Para todo hay un precedente, y evidentemente el perfil de diseño de Lumenhaus se nutre del minimalismo Bauhaus, que fue la opción creativa elegida por los estudiantes de Virginia Tech, y que se ha revelado acertada, ya que confirió una base sólida para conocer las razones a cada paso que se daban en el desarrollo del proyecto.

Estos jóvenes estudiantes norteamericanos de arquitectura, ingenierías y nuevas tecnologías están ya fuertemente imbuidos de una cultura proyectual, para poder tomar decisiones con conocimiento, aprendiendo del inmenso acervo arquitectónico y técnico diacrónico precedente, y adquiriendo por tanto un mayor saber y seguridades a la hora de funcionar con soluciones ya probadas, dando mayor calidad y profundidad a sus ideas en diferentes ámbitos (técnico, cultural, tipológico, de uso de materiales y propiedades expresivas de los mismos, etc), siempre teniendo cuidado de no incurrir en ningún tipo de historicismo antiguo o moderno, para lo cual es fundamental contemplar la arquitectura con una visión artesanal y técnica, con epicentro de atención en cómo se gesta y cuál es su lógica interna.

Lumenhaus es primigeniamente fruto de decisiones y elecciones entre múltiples posibilidades vinculadas a todos aquellos aspectos que debe abordar la arquitectura, con un equipo creador que se concentró en la forma en términos de estructura, en el surtido de relaciones entre las partes y los elementos que lo caracterizan, así como los nexos que se establecen con el lugar de ubicación de la vivienda solar, con la técnica y la actividad.

Habrá elementos repetitivos y otros diferenciales, lo cual afecta a toda obra arquitectónica, utilizando activa, positiva y racionalmente lo elegido de entre lo ya existente, e introduciendo a continuación los aspectos diferenciales propios.

Parece claro que el Virginia Tech Team estudió concienzudamente los distintos esquemas distributivos posibles a la hora de situar los diferentes espacios del programa, las diversas vías posibles de ubicación de las ventanas en relación con la iluminación y el paisaje exterior, los problemas técnicos a la hora de conseguir el máximo ahorro energético viable compatible con una iluminación óptima en cada fase del día, y evidentemente, el minimalismo Bauhaus de Mies van der Rohe con Farnsworth House y el Pabellón de Barcelona de 1929 - así como otras de casas con similar filosofía arquitectónica- fueron una herramienta de aprendizaje eficaz para poder solucionar todo tipo de situaciones, desde las más básicas hasta las más prolijas.

Y a partir de ahí, el Virginia Tech Team visualizó algo nuevo a partir de un material conceptualmente ya existente, creando una casa solar de altísima calidad, con notable expresividad de sus materiales, muy funcional, y que gracias al uso de las nuevas tecnologías y la versatilidad de los iPads e iPhones, posee una habitabilidad, confort y privacidad regulable -gracias a las grandes pantallas de acero deslizantes del sistema Elipsis- que evidentemente supera a la de casas minimalistas arquitectónicamente icónicas como Farnsworth House de Mies van der Rohe o cimeros ejemplos evolutivos de la Glasarchitectur alemana de los años veinte como la Glass House de Phillip Johnson de 1949, arquetipos ambos del fruto obtenido mediante uso del mecanismo de delimitación de un lugar qué es una de las cualidades intrínsecas de la arquitectura y con la que Lumenhaus se identifica plenamente.

ARQUITECTURA INTERACTIVA DIGITAL
El diseño arquitectónico de la casa solar Lumenhaus tiene como una de sus máximas metas la resolución de las necesidades de sus moradores en materia energética, con la mayor eficacia y rapidez viables, y el mejor modo para conseguirlo es utilizando la menor cantidad de energía posible, mediante el uso de calefacción pasiva, protecciones solares y ventilación cruzada.

La arquitectura interactiva digital optimiza el uso de la energía (captada por los paneles solares fotovoltaicos ubicados en el techo de la casa Lumenhaus) adaptándola a los cambios medioambientales y de temperatura, e incrementando a la vez la calidad del espacio disponible, todo ello gracias a la tecnología doméstica inteligente

Photo: José Manuel Serrano Esparza

y a los controles medioambientales de que dispone esta vivienda, que permiten producir más energía de la que se consume, con un importantísimo ahorro, y sin que se desperdicie en absoluto la sobrante, que puede servir para otros usos alternativos.

Esta arquitectura interactiva digital funciona muy bien en asociación con el Sistema Eclipsis de contraventanas deslizantes que contribuye también decisivamente a la optimización del uso energético y simultáneas grandes calidades arquitectónicas en diferentes espacios, con el beneficio añadido de unos controles automáticos computerizados que permiten adaptar la casa en todo momento a las condiciones medioambientales.

No es necesaria una casa muy grande para tener una buena calidad de vida, ni desde un punto de vista ocupacional ni energético.

De hecho, el diseño Lumenhaus demuestra que puede reducirse el tamaño de las viviendas, aprovechando al máximo al espacio disponible y mejorando simultáneamente la calidad de vida en diferentes facetas, conforme al axioma Bauhaus " Menos es Más ".

REGRESO AL FUTURO Y MOMENTO DE INFLEXIÓN EN EL DESARROLLO DE LA ENERGÍA FOTOVOLTAICA
El prototipo de casa solar Lumenhaus ha marcado un hito arquitectónico y tecnológico en el ámbito de las casas solares, además de constituir la antesala inmediatamente previa a una mayor difusión de la energía fotovoltaica como fuente alternativa, cualidades ambas firmemente sustentadas en dos razones principales:

a) Demuestra la plena vigencia de los postulados arquitectónicos de Mies van der Rohe, al estar inspirada en la Farnsworth House construida entre 1946 y 1951, si bien su génesis conceptual emana del extraordinario Pabellón Alemán de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 y del minimalismo Bauhaus gestado durante la muy trascendental década de los años veinte del siglo XX, que tiene su continuidad en Lumenhaus con la simplicidad, la tranquilidad, la continuidad espacial, la pureza abstracta, la transición, la yuxtaposición y la interpenetración de interior y exterior como principales señas de identidad, complementadas con la más avanzada tecnología domótica existente hoy en día, y la muy buena simbiosis concepto-estructura, con excelente disposición y ordenamiento de todas las partes dentro de un todo.


Por otra parte, Lumenhaus se nutre de la contínua investigación sobre la casa y su idea de vivienda que constituyó la base de la arquitectura de Mies van der Rohe durante décadas y que supuso un cambio radical catalizador del movimiento moderno y la difusión del estilo Internacional.

Al igual que sucedió con Mies van der Rohe, que utilizaba sus casas como laboratorio de ideas y las exposiciones como lugar para los proyectos más experimentales, con su brillante propuesta de casa solar Lumenhaus, el Virginia Tech Team ha utilizado esta vivienda fotovoltaica energéticamente autosuficiente como vehículo importante para la investigación y puesta en práctica de ideas arquitectónicas y tecnológicas que mejoran el confort, la habitabilidad y la calidad de vida, con el complemento añadido de una sobria elegancia presidida por el minimalismo Bauhaus presente en cada uno de sus espacios y una belleza de líneas verdaderamente encomiable, con uso de materiales y tecnologías industriales nuevas - sobre todo aceros y cristales de muy alta calidad-, la clásica gran pureza y nobleza geométrica tanto en espacios como en mobiliario propia de los diseños miesianos y las posteriores creaciones high tech más relevantes, todo ello con plena integración de interior y exterior, con unos elementos horizontales trabajados con precisión, maestría y un riguroso orden geométrico, pero que a la vez delimitan las diferentes zonas de la vivienda, que gozan de notable libertad y son muy flexibles a la hora de ser modificadas por sus habitantes para potenciar el espacio interior abierto conforme a sus necesidades cambiantes.

El mencionado regreso al futuro de Lumenhaus entronca también con la ancestral arquitectura japonesa tradicional, en cuanto a la potente horizontalidad compositiva, la dinámica y fluida organización espacial y la gradual fusión del interior con el exterior, si bien el acentuado protagonismo de los materiales en los espacios hereda la más pura tradición miesiana, con un esquema arquitectónico en buena medida atemporal que ha marcado un antes y un después en la historia de las casas solares, y a buen seguro que Lumenhaus influirá en el diseño de futuras viviendas solares fotovoltaicas.

Pero este retorno al futuro adquiere niveles de fascinación al constatar que Lumenhaus está también relacionada desde un punto de vista arquitectónico filosófico con los planteamientos de Frank Lloyd Wright y sus casas de las praderas, ya que al igual que Mies van der Rohe estudió concienzudamente el vital papel del espacio en la ubicación de volúmenes en la Teoría de la Relatividad General de Einstein, Frank Lloyd Wright fue asimismo un estudioso del concepto espacio/tiempo de Einstein, que aplicado a la disciplina arquitectónica es en gran medida subjetivo, repleto de discontinuidades y sujeto a las decisiones del observador, hasta el punto de que el espacio es contemplado esencialmente como algo vivido e irrepetible, lo cual en el ámbito del pensamiento arquitectónico de Mies van der Rohe adquiere una enorme pureza - algo también muy visible en el interioir de la casa solar Lumenhaus- que genera una arquitectura de insólita exquisitez, enmarcada por una gran espectacularidad basada en la búsqueda de lo esencial y verdaderamente necesario y en la mayor simplicidad y facilidad de uso posibles.

Todo ésto está intrínsecamente unido al hechizo de Mies van der Rohe por el espacio vacío y la arquitectura como medio para hacerlo visible en su máxima pureza, trascendiendo su carácter subjetivo y convirtiéndose en abstracto, anhelando permanentemente la elegancia arquitectónica basada en el minimalismo conceptual y contructivo, algo muy presente en todas y cada una de las zonas de Lumenhaus, al igual que la búsqueda de la perfección miesiana hasta los más mínimos detalles- pero a la vez exenta de rigidez- dentro de la simplicidad desarrollada por el Virginia Tech Team, que se identifica además plenamente con la concepción de Mies van der Rohe de los materiales -trabajados con impresionante nobleza- como entes de trascendencia muy superior a la de simples elementos constructivos.

b) La energía fotovoltaica era conceptuada hasta hace relativamente poco como muy cara y poco sostenible, criterio que ha cambiado sustancialmente durante los últimos tres años, hasta el punto de que está a punto de convertirse en una alternativa real económicamente viable y con múltiples ventajas de todo tipo.

Los costes de la energía fotovoltaica están descendiendo de modo continuo, y ya existen en el mercado módulos fotovoltaicos de fabricantes asiáticos que han conseguido bajar del precio de un euro por vatio.

Todos los indicios apuntan a que dicha tendencia va a proseguir cada vez con más fuerza, en un mercado en el que como en cualquier otro ámbito, coexistirán paneles fotovoltaicos y plantas fotovoltaicas de calidad aceptable, buena, muy buena y high end, pero todos perfectamente válidos y operativos - el perfil discernidor del potencial cliente en este segmento no acepta productos de baja calidad propensos a averías o que den problemas-, aportando además una incuestionable rentabilidad que está ya prácticamente a la vuelta de la esquina.


La energía solar es además limpia a más no poder, potenciadora del ahorro energético e inocua para el medio ambiente.

Evidentemente, módulos fotovoltaicos de gama alta como el Sanyo 190 HIT bifacial de Lumenhaus serán más caros que los de algunos fabricantes chinos como Yingli, Trina Solar, Suntech,Hangwha SolarOne, Comtec Solar Systems Group, GCL-Ply Energy Holdings Ltd, que ofrecen hoy por hoy interesantes ratios precio bajo/prestaciones aceptables que pueden ser suficientes para un porcentaje de clientes de la energía solar, mientras que otros entusiastas con perfil más connoisseur y mayor poder adquisitivo optarán por módulos fotovoltaicos y plantas fotovoltaicas más caras pero con mayores prestaciones y rendimiento, superior calidad de componentes y durabilidad, de empresas como First Solar, Solsonica Spa, SunEdison, Masdar PV Gmbh, Innotech Solar ASA, Bosch Solar Energy AG, Gintech, etc.


Pero precisamente debido a que la energía fotovoltaica está a punto de convertirse en un sector de mercado con gran futuro, excelentes posibilidades de negocio y gran difusión internacional, con crecientes posibilidades reales de compra de casas solares dotadas con paneles fotovoltaicos por un espectro cada vez mayor de clientes - incluso aquellos con un poder adquisitivo normal-, el panorama de la energía solar fotovoltaica a nivel internacional está muy revuelto, y se hace cada vez más necesario el establecimiento de una reglas de juego equitativas para todos los actores de este cada vez más boyante campo tecnológico y energético fotovoltaico, ya que parece claro que a medio y largo plazo no son buenos ni las estrategias de dumping masivo orientadas a perjudicar a las empresas de la competencia mediante precios extremadamente bajos ni los intentos corporativistas por preservar unos precios altos que permitan unos muy grandes márgenes de ganancia en las zonas o países de influencia, mediante aranceles especiales a las empresas fotovoltaicas con precios más bajos.

En este sentido, la senda iniciada por sucesivas ediciones de Solar Decathlon, que sobre todo durante los últimos dos años han puesto especial hincapié en la viabilidad económica de las casas solares dotadas con paneles fotovoltaicos, parece el mejor camino a seguir, que habrá de pasar inexorablemente a corto plazo por la potenciación del interés por las necesidades e intereses de los clientes y una progresiva bajada de precios todavía mayor en el segmento entry-level e intermedio de las viviendas solares, mejorando cada vez más los niveles cualitativos de los componentes, la durabilidad y sostenibilidad de los mismos y la reducción de los costes de producción, así como el máximo ahorro energético posible y la sinergia con los excelentes sistemas digitales domóticos que formarán parte consustancial del día a día durante las próximas décadas del siglo XXI.


Copyright Texto y Fotos Indicadas: José Manuel Serrano Esparza. LHSA

domingo, 13 de noviembre de 2011

¿EQUIPAJE SIN ORDEN?

Texto y Fotos: José Manuel Serrano Esparza

Con fecha 11/11/2011 apareció en el periódico El País en su sección de cultura y cine una crítica firmada con las iniciales J.O (1) en torno al documental de Trisha Ziff La Maleta Mexicana titulada EQUIPAJE SIN ORDEN:


He de admitir que desde un principio, el título de la crítica de J.O no me invitaba al optimismo con respecto a la calidad de la misma, y rápidamente, mis temores se vieron confirmados.

Pocas veces en mi vida he visto un texto en mi opinión con tan poco rigor, ausencia de objetividad, carencia de conocimiento sobre lo que se está hablando, generalizaciones masivas, falta de respeto y pobreza de contenido.

Vayan aquí algunas de las perlas de tan experto crítico/a sobre La Maleta Mexicana de Trisha Ziff:

- "En La Maleta Mexicana, un documental dirigido por la británica afincada en México Trisha Ziff, no existe tal alumbramiento creativo, tal encendido de bombilla".

Previamente, para aclarar esta aseveración, J.O explica que "en algún instante, al autor del documental se le debe encender la bombilla que le acerque finalmente, ya sea desde un guión previo, ya sea en fase de montaje, al ordenamiento perfecto de su historia, a una estructura (cronológica, temática, emocional) que convierta lo que no es sino acumulación de datos, imágenes y declaraciones, en un relato que sea verdaderamente lógico".

Y yo, siempre entendiendo que por supuesto cualquier persona es libre de emitir su opinión y que para gustos los colores, me pregunto: ¿Está cualificado J.O para decir cómo ha de hacer las cosas Trisha Ziff, directora de cine con abundante experiencia y muy acreditada profesionalidad y tesón en todo lo que hace?

¿En base a qué ha de aceptarse a pies juntillas la afirmación de J.O de que en La Maleta Mexicana no existe "alumbramiento creativo" ni "encendido de bombilla"?

Mi opinión, J.O - respetable, al igual que la tuya- después de ver el a mi entender excelente documental La Maleta Mexicana, es que es difícil que Trisha Ziff no encienda no ya una sino muchas bombillas cuando se pone a hacer algo, tal y como demuestra La Maleta Mexicana, fruto de dos años de trabajo y esfuerzo, investigando en distintas fuentes, visitando diversos países y realizando abundantes entrevistas de enorme interés, no siempre fáciles de conseguir, con personajes muchos de ellos históricos que tienen bastantes cosas que relatar y cuyas palabras poseen un enorme interés en muy diferentes ámbitos.

Hablas, J.O, de " reconstrucción del enigma, de proceso de búsqueda".

Mi opinión es que de no haber sido por la reconstrucción del enigma y el proceso de búsqueda y salvación de La Maleta Mexicana realizados por Trisha Ziff con mucho tesón y esfuerzo personal y que llevó finalmente a buen puerto cuando entregó La Maleta Mexicana a Cornell Capa en el ICP de Nueva York el 19 de Diciembre de 2007, probablemente no estaríamos en estos momentos disfrutando del que es sin duda el mayor tesoro de imágenes encontrado en toda la Historia de la Fotografía, tal y como ha explicado con detalle Brian Wallis (Jefe de Exhibiciones del ICP New York).

- "En la película, casi todo es caótico, falta una sistemática concreta, un orden que lleve a la historia hacia un valor (ya sea didáctico, narrativo, testimonial, emocional o de investigación) ".

Vaya, J.O. Así pues, hemos de aceptar sin titubeos que el documental La Maleta Mexicana no lleva en ningún momento la historia a valor didáctico, narrativo, testimonial, emocional o de investigación alguno.

Ciertamente fascinante, J.O.

Yo sin embargo, J.O, creo que el excelente documental La Maleta Mexicana está repleto de valores didácticos, narrativos, testimoniales, emocionales y de investigación. De hecho, entiendo que cualquier persona con un mínimo de interés por la historia, la fotografía y que posea simplemente un poco de sensibilidad y buen gusto, puede constatarlo.

- " Faltan datos y sobran testimonios que no son sino pegotes con rostros y voces de supuesto prestigio "

¡Caramba, J.O!

Mi opinión es que en La Maleta Mexicana hay profusión de datos muy interesantes, al menos los más importantes con respecto a la historia de La Maleta Mexicana, ya que el análisis pormenorizado de detalles o aspectos relativos a la biografía de Capa, Taro y Chim y las fotografías que hicieron, excedería con creces el formato de 86 minutos del documental y daría para muchos libros.

Los testimonios que aparecen en La Maleta Mexicana, J.O, en mi opinión, no son en absoluto "pegotes con rostros" tal y como afirmas, sino relatos y vivencias diferentes, a cual más interesante, de exiliados e hijos y nietos de exiliados (Victoria González Román, Emiliana Claraco, Manuel Polgar, Diego Villarias, Sebastián del Amo, Natividad Peral, Carmen Ruiz-Funes, José Luis López, Conrado Medina),  que tuvieron que marchar a México y dejarlo todo atrás; de Inge Bondi, secretaria e investigadora de la Agencia Magnum desde principios de los años cincuenta, que aprendió edición fotográfica de Werner Bischof y Ernst Haas, y conoció en profundidad a Capa y Chim; de Ben Schneidermann, sobrino de David Seymour "Chim"; de fotógrafas como Ata Kando que visitaron a Capa y Csiki Weisz en su laboratorio de París; de escritores de palabra lúcida y precisa como Juan Villoro; de Cynthia Young (Associate Curator del ICP New York) y Kristen Lubben (Assistant Curator del ICP New York) que han trabajado muchísimo y con muy buen gusto para organizar la exhibición itinerante La Maleta Mexicana; de probablemente los dos mejores editores de fotografías de la historia como son John G. Morris y James A. Fox (que también aparecen en el documental, todo un lujo); de eminentes profesores de fotografía como Phillip S. Block (Director de Educación del ICP New York); de Anna Winand, ayudante de Cornell Capa en el ICP New York durante más de 40 años; de extraordinarias fotógrafas de talla mundial como Susan Meiselas; de Gabriel Weisz (hijo de Csiki Weisz, que aparece hablando junto a Eleonora Carrington), de Ben Tarver (el productor de cine que tras la muerte del general Aguilar González preservó el gran legado que constituye La Maleta Mexicana); de Graciela Testa (nieta del general Aguilar González); de Robert Pledge ( fundador de la agencia fotoperiodística internacional Contact Press Images; de eximios hispanistas de renombre internacional expertos en la Guerra Civil Española como Sebastiaan Faber; de fotógrafos de auténtica talla internacional y capacidad innovadora como Pedro Meyer (pionero en el ámbito del documentalismo digital, creador del primer CD ROM a nivel mundial que combinó sonido e imágenes, así como de las primeras impresiones digitales en papel, siendo además un visionario que ha redefinido el modo de exhibir fotografías en los museos en tiempos de crisis económica con su programa Heresies) ; de Anthony L. Geist (Profesor de Estudios Hispánicos), de supervivientes de los campos de refugiados de Les Barcarès y otros ubicados en playas francesas; de escritoras de reconocido prestigio como Elena Poniatowska ( gran amiga de Eleonora Carrington, además de mujer de enorme humanidad, que habla sobre Csiki Weisz), de fotógrafos jóvenes como Jokin Leniz, que revienta emocionalmente al recordar las muchas tumbas de personas asesinadas que ha captado con su cámara; de historiadores como Pedro Corral; de Francisco Etxeberría (arqueólogo forense), de Mauricio Maille (Fundación Televisa); de Patrica Gamboa (Fundación Gamboa); de Laura Bosques (hija del embajador Bosques); de enfermeras que lo dieron todo durante la Guerra Civil Española como Irene Golden, que cuidó y administró líquidos a Gerda Taro durante sus últimas horas de vida tras llegar al Hospital Inglés de El Goloso en El Escorial, reventada y con las tripas fuera tras ser aplastada por un tanque cerca de Villanueva de la Cañada, de Lorna Arroyo (fotógrafa), de Pedro Corral (historiador), y muchos otros.

Hacía tiempo que no se reunía a nivel internacional en un documental a un elenco tan amplio de personas de tan apreciable calidad profesional y humana, muchos de los cuales son auténticas leyendas vivas de la historia de la fotografía mundial y del entorno cultural.

Con respecto a lo de "voces de supuesto prestigio", J.O, debo decirte que en mi opinión de "supuesto prestigio" nada, sino de prestigio y validez contrastados, tanto las personas famosas que aparecen como especialmente las no famosas, ya que por una parte, el documental La Maleta Mexicana contiene muchas entrevistas con personajes históricos de auténtica talla internacional, pero además, posee un valor añadido: lo que cuentan más de setenta años después muchas personas que, aún no siendo conocidas y habiendo permanecido durante décadas en el más absoluto anonimato, vivieron y padecieron aquellos momentos y unas situaciones que nunca olvidarán, al igual que sus descendientes y amigos.

Creo que todos ellos merecen cuanto menos un respeto, además de que sus testimonios no son "pegotes con rostros", sino un muy significativo caudal de información fotográfica, histórica y de vivencias personales, que constituyen uno de los principales alicientes de esta producción.

- "Pocas veces se sabe el autor de cada una de las fotos con las que se ilustra el documental"

Esto es a mi entender simplemente falso, ya que muchas de las imágenes son conocidas, especialmente las de Capa.

- " Se acumulan temáticas colaterales ( las fosas comunes, la memoria histórica, el exilio en México) sin que ninguna haga mella".

Sin acritud, J.O, ¿Y qué hay de malo en ello? ¿Es una Guerra Civil y sus consecuencias algo sistemático que haya de ser obligatoriamente inventariado o relatado de modo lógico o matemático? ¿O más bien la guerra genera caos, asistematicidad y ausencia de lógica, sincrónica y diacrónicamente? ¿Por qué ha de haber un orden o una "sistemática concreta" o lo que tú entiendes por ello en la forma de trabajar de Trisha Ziff?

Mi opinión es que el documental La Maleta Mexicana de Trisha Ziff es en primer lugar una fascinante historia de lucha y supervivencia de tres fotógrafos refugiados políticos, que huyeron de los países donde vivían para salvar la vida. Parece claro que de no haber sido así, habrían terminado asesinados en Auschwitz (al igual que el gran Erich Salomon), en Majdanek (como la gran Else Neuländer-Simon " Yva"), etc.

Constituye además un esfuerzo por escrutar qué hay más allá de las grandiosas imágenes que crearon (y que tienen un notable protagonismo en distintas fases del documental), cuál fue el trasfondo humano de las mismas, en un sobrecogedor viaje a un pasado todavía palpitante, lo cual es posible gracias a los 4.500 negativos recuperados, que como bien dice Juan Villoro, pueden considerarse la resurrección de toda una época.

Es también en gran medida una historia de miedos, de angustias, de incertidumbres, de desarraigo, de desesperanza y esperanza, de captación de momentos muy representativos transformados por estos grandes fotógrafos en iconos atemporales que han modelado la concepción visual de la segunda mitad del siglo XX y del XXI, al igual que los editores gráficos de las por entonces revistas ilustradas de mayor calidad del mundo, que seleccionaron sus mejores fotos.

Estos fotógrafos eran muy jóvenes cuando vinieron a España para plasmar con sus cámaras lo que estaba ocurriendo, y también, por qué no decirlo, para hacer propaganda en favor del bando que eligieron, algo que ellos nunca ocultaron. Además, en todas las guerras, ambos contendientes hacen propaganda de sí mismos.

Se jugaron la vida en multitud de ocasiones, vieron morir a mucha gente y captaron el sufrimiento provocado por la guerra tanto en los frentes de combate como sobre todo en la población civil.

¿Sin que ninguna haga mella?

He visto el muy interesante e histórico documental La Maleta Mexicana ya dos veces , en dos cines distintos de Madrid, el Pequeño Cine Estudio y el Cine Luchana, y lo que he tenido ocasión de comprobar ha sido que la gente quedaba enganchada desde los primeros instantes y un silencio muy significativo presidía toda la proyección de principio a fin, suscitando el tema de las fosas comunes, la memoria histórica y el exilio en México - además de muchos otros aspectos que se abordan en la película- un notable interés, y evidentemente, "han hecho mella".

- "Al final, lo único que queda es la fuerza de las imágenes de los fotógrafos. ¿Suficiente? No "

Hombre, J.O, incluso si así ocurriera - que evidentemente no es el caso, te pongas como te pongas-, la cosa no sería moco de pavo. Ahí es nada: las fotos de Capa, David Seymour "Chim", Gerda Taro, y de postre los revelados de Csiki Weisz y algunas imágenes de Fred Stein, uno de los mejores fotógrafos de retratos con luz ambiente de todos los tiempos junto con Alfred Eisenstaedt.

En mi opinión, sólo por ver en pantalla completa de cine la cuidada selección de extraordinarias fotos hechas por Capa, Chim, Gerda Taro y Fred Stein que aparecen proyectadas en La Maleta Mexicana y escuchar las explicaciones que sobre sus imágenes y lo que transmiten dan las personas entrevistadas , merece la pena ver el documental de Trisha Ziff, que desde luego, no deja indiferente, ya que lo que cuentan quienes vivieron aquel horror provoca fuertes impactos emocionales.

La elocuencia de sus miradas, que lo dicen todo, sus palabras preñadas de estremecimiento a duras penas contenido, la precisión con la que recuerdan episodios ocurridos hace tres cuartos de siglo como si hubieran sucedido hace minutos, son algo muy difícil de olvidar, incluso días después de haber visto el documental.

Por otra parte, he de admitir que por ignorancia propia, estaba convencido de que a este tamaño tan enorme, la calidad de las fotos se vería mermada y que el gran factor de ampliación de los contactos murales de la exhibición La Maleta Mexicana en Arlés y Barcelona, sería más o menos el límite, pero me equivoqué. Es una experiencia única e inolvidable.

La calidad de los revelados de Csiki Weisz (gran amigo de los cuatro fotógrafos) con película de blanco y negro de nitrato de sensibilidad aproximada Weston 32 (equivalente a ISO 40) realizados entre 1935 y 1939, hace que los archivos digitalizados a partir de los negativos originales mantengan el tipo perfectamente incluso en la pantalla grande de una sala cinematográfica, conservando en buena medida esa estética de imagen tan especial inherente a las emulsiones clásicas de blanco y negro con elevada cantidad de plata, visible también por ejemplo en muchas películas de Carl Theodor Dreyer como Dies Irae, o más modernamente con muy esmeradas producciones como La Lista de Schindler, en la que asimismo se utilizó película de blanco y negro con grano apreciable, y una soberbia fotografía de Janusz Kaminski con contrastes pronunciados, enmarcando los rostros de los actores, estructurando espacios, confiriendo protagonismo a objetos específicos, utilizando luz natural a través de grandes ventanas en las escenas interiores en Kazimierz y con un minucioso trabajo de iluminación en exteriores, aportando gran sensación de realismo y una muy fidedigna recreación de la atmósfera reinante en Cracovia y sus alrededores en aquellos momentos.

Lo que ocurre, J.O, es que el excelente documental de Trisha Ziff, a diferencia de lo que afirmas y que es evidentemente falso, va mucho más allá de lo que son simplemente las imágenes obtenidas por estos fotógrafos de leyenda y su gran amigo y positivador de élite, que nunca quiso brillar y cuyo mayor deseo fue que Capa, Taro y Chim fueran los protagonistas.

De hecho, el documental no se limita a abordar aspectos puramente fotográficos o técnicos -además, la técnica no es un factor importante en estas imágenes fotoperiodísticas-, sino que trata también en gran medida de transmitir recuerdos imborrables de penalidades de todo tipo sufridas, de abandono para siempre del país en que se nació, de un país extranjero que te acoge en su seno sin pedir nada a cambio, de añoranza de la patria, de miedo a la muerte, de muerte, de tripas fuera, de separación de familiares, de búsqueda de parientes asesinados, de las secuelas de todo tipo que la guerra imprime sobre los seres humanos, de rastreo durante años de un antepasado querido y no conocido, con la plena certeza de que está en una fosa y que cuando se abre resulta que están los restos de abuelos de personas que has conocido durante dicha búsqueda pero no los del tuyo al que la guerra te impidió ver, de anécdotas curiosas o incluso divertidas en medio de caóticos e impredecibles devenires, todo ello reforzado por sutiles pinceladas como las imágenes de olas marinas con distintas variantes cromáticas evocando el viaje de los exiliados españoles a México.

Mención especial merece también la participación de Michael Nyman, creador de la excepcional y muy emotiva música de La Maleta Mexicana, que sinergiza muy bien con el contenido del documental, logrando una meritoria simbiosis entre la grandiosidad de las fotografías de Capa, Chim y Taro y las experiencias y relatos aportados por las personas entrevistadas.

Michael Nyman, autor de la mítica banda sonora original de la película El Piano (1993) dirigida por Jane Campion y de joyas polifónicas como el fragmento "Time Lapse" para la película Metrópolis de Fritz Lang o "The Imperfect Enjoyment", es hoy por hoy uno de los mejores compositores cinematográficos del mundo, y haber podido contar con él para elaborar el tema principal de La Maleta Mexicana constituye un notable éxito de Trisha Ziff y otro de los grandes atractivos del documental, ya que este célebre director musical y compositor de prodigiosa creatividad es a mi modesto entender un magnífico ejemplo de la génesis de sonido sublime encarnada atávicamente por legendarios directores de orquesta británicos como por ejemplo Leopold Stokowski (dirigiendo Wachet auf, ruft uns die Stimme BWV 140 de Bach con la London Symphony Orchestra en 1974, Academic Festival Overture Op.80 de Brahms con la New Philharmonia Orchestra el mismo año, etc), Sir John Barbirolli (dirigiendo la 5ª Sinfonía de Mahler con la New Philharmonia Orchestra en 1969), Sir Thomas Beecham (dirigiendo North Country Sketches de Frederick Delius con la Royal Philharmonic Orchestra en 1951), o pianistas como Myra Hess (interpretando el adagio del Concierto nº 1 en D menor Op.15 de Brahms) y otros.

La Maleta Mexicana sigue en mi opinión la estela de películas muy interesantes, repletas de sensibilidad e historias humanas, descarnada en muchos momentos pero real a más no poder, demostrando que se puede hacer una producción de muy alta calidad sin realizar grandes inversiones económicas, teniendo las cosas claras, trabajando duro y ofreciendo un producto genuino y original, que ofrece al espectador una amplia gama de aspectos interesantes del ámbito histórico, fotográfico, humanístico, psicológico, etc, así como experiencias vitales muy enriquecedoras relatadas por seres humanos que vivieron en primera persona la época en que Robert Capa, David Seymour "Chim" y Gerda Taro hicieron las fotografías que aparecen en este histórico documental.

En otro orden de cosas, J.O, es importante saber que lo que tú denominas equipaje sin orden ha sido ya proyectado en el International Center of Photography de Nueva York en 2010, en el Festival Internacional de Cine Karlovy Vary 2011 (República Checa), en Les Rencontres Photographique d´Arles (el más importante festival de fotografía del mundo) 2011, ha sido elegido como documental con mención honorífica y producción de apertura en el Latino International Film Festival 2011 y fue proclamada Premio al Mejor Documental Histórico en el Doc Miami Film Festival, habiendo sido también emitida en el MNAC de Barcelona y en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián 2011, siendo además estrenada recientemente en los Cines Pequeño Cine Estudio

                                    Photo: José Manuel Serrano Esparza

(una de las salas cinematográficas más importantes de Europa, pionera en España en la proyección de películas de alta calidad en versión original con subtítulos y templo señero de cinéfilos y largometrajes de culto desde hace 30 años, que cuenta hoy por hoy con los más avanzados equipos de proyección y sonido, tanto en 35 mm como Digital en HD, además de albergar una excelente colección de proyectores clásicos de cine - entre ellos un Paillard Bolex S 321 de 16 mm en perfecto estado de conservación y funcionamiento-, junto con un valioso surtido de cartelería de cine original de diferentes épocas) y Luchana de Madrid,

                                    Photo: José Manuel Serrano Esparza

así como en las Salas Multicine La Dehesa de Alcalá de Henares, en los Cines Alexandra de Barcelona, en el Cine Truffaut de Girona, Cine Babel de Valenca, Multicines Bilbao y seguirá por muchos otros cines por toda España y en meses futuros será emitido también durante la exhibición fotográfica La Maleta Mexicana en el Museo de Bellas Artes de Bilbao y en la Sala Goya del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

No está mal, J.O, para un documental al que calificas como "insuficiente".

Yo por mi parte, sin intención menospreciadora alguna, pienso que un Muy Deficiente sería probablemente la calificación más apropiada y precisa para tu crítica.

Simplemente quería con estas líneas, J.O, expresar mi opinión ante tu crítica a mi entender repleta de falta de rigor, imprecisiones, falsedades, mínimo nivel de esfuerzo y lo que considero algunas faltas de respeto cuyo origen no acierto a comprender, ya sea por dislates propios o a instigación de alguien que pretende quizá perjudicar al documental La Maleta Mexicana.

( 1 ) Cambiadas varias semanas después al nombre y primer apellido de su autor.

© José Manuel Serrano Esparza