viernes, 15 de abril de 2011

CERRO MURIANO: IDENTIFICACIÓN Y UBICACIÓN DE CINCO FOTOGRAFÍAS MÁS HECHAS POR CAPA Y TARO Y APARECIDAS EN EL ILLUSTRATED LONDON NEWS DEL 24/10/1936

Texto: José Manuel Serrano Esparza. LHSA
ENGLISH VERSION

En el número del 24 de Octubre de 1936 del periódico inglés Illustrated London News aparecen cinco fotografías hechas por Robert Capa y Gerda Taro el 5 de Septiembre de 1936 


en la finca de Villa Alicia, aproximadamente 1 km al suroeste del pueblo de Cerro Muriano (Córdoba), aproximadamente entre las 12:00 y las 12:30 h del mediodía, desconocidas hasta ahora, y que hay que sumar a la única fotografía conocida hasta la fecha de estos momentos, que puede verse en la página 71 del libro Capa: Cara a Cara Fotografías de Robert Capa sobre la Guerra Civil Española de la Colección del Museo Nacional de Arte Reina Sofía de Editorial Aperture y también en la página 85 del libro Robert Capa Obra Fotográfica de Editorial Phaidon, escrito por Richard Whelan, del ICP de Nueva York, y el verdadero especialista en Capa ( siendo con enorme diferencia la mayor autoridad mundial de todos los tiempos tanto con respecto a su obra fotográfica como a su figura humana), en la que aparece un jefe miliciano anarquista de la CNT o la FAI, probablemente de Alcoy, que encaramado a una posición elevada, está dirigiendo una alocución a un numeroso contingente de milicianos que le rodean y escuchan sus palabras mientras a su izquierda vemos a un hombre cabizbajo con gorra militar y gafas, que es muy probablemente el capitán Castañeda, uno de los jefes militares republicanos leales a la República y presentes en Cerro Muriano el 5 de Septiembre de 1936 durante el ataque de las tropas franquistas al mando del general Varela.

Photo: Robert Capa. © Cornell Capa / Magnum Photos

En esta imagen ya conocida, la fuerza republicana que se aprecia es una mezcolanza de milicianos anarquistas de la CNT y la FAI procedentes de Alcoy (Alicante), milicianos andaluces con atuendo típico de la zona, un soldado regular fiel a la República con el casco puesto, etc. Todos se hallan cerca de la falda de la vertiente norte de Torreárboles.

La inmensa mayoría de hombres son pues milicianos anarquistas procedentes de las más diversas profesiones de la sociedad civil, que van a enfrentarse muy pronto a la flor y nata del Ejército de Africa, tropas muy profesionales con dilatada experiencia en Guerra Colonial en Marruecos y que están ya atacando la vertiente sur de Torreárboles.

Pues bien, en la página 727 del mencionado número del 24 de Octubre de 1936 del Illustrated London News, en su página 727 y bajo el titular SPANISH MANHOOD IN CIVIL WAR: TYPES OF GOVERNMENT SOLDIERS hay cinco fotografías que fueron tomadas por Capa y Taro en el mismo lugar y durante la misma arenga plasmada en la imagen comentada anteriormente, es decir, en la Finca de Villa Alicia, aproximadamente 1 km al suroeste del pueblo de Cerro Muriano.

Se trata de cinco fotografías que a diferencia de la ya conocida (que es apaisada, tomada a una cierta distancia por Capa desde una posición algo elevada y capta a muchas decenas de milicianos desde el borde izquierdo hasta el derecho del fotograma de 35 mm expuesto con su cámara telemétrica Leica III (Model F) 1933 -1939 y objetivo Leitz Summar 50 mm f/2 no revestido), fueron hechas por Capa y Taro desde muy cerca, aproximándose mucho a sus sujetos:

a) Fotografía ubicada en la zona inferior derecha de la página 727 del Illustrated London News del 24 de Octubre de 1936.- Imagen realizada por Robert Capa.

Vemos a un miliciano anarquista con gorro de la CNT o de la FAI captado lateralmente, con un encuadre cuyo límite superior coincide con la zona más elevada del gorro del miliciano, mientras que el inferior está delimitado por aproximadamente la zona justo por encima del codo del brazo izquierdo y el área alta estomacal, y lleva sobre el pecho varios pequeños objetos de color claro y forma rectangular, atados con cuerdas.

Esta ha sido la imagen clave para la identificación, ya que este miliciano anarquista aparece también en la fotografía mencionada anteriormente (página 71 del libro Capa: Cara a Cara Fotografías de Robert Capa sobre la Guerra Civil Española de la Colección del Museo Nacional de Arte Reina Sofía de Editorial Aperture, y en la página 85 del libro Robert Capa Obra Fotográfica de Editorial Phaidon escrito por Richard Whelan), en la zona central de su mitad derecha.

Es el segundo hombre a la derecha del miliciano andaluz cuyo sombrero toca las letras blancas pintadas que se aprecian sobre la mitad superior de un coche mayormente tapado por los cuerpos de los muchos milicianos que están de pie escuchando la arenga del jefe miliciano anarquista que les está hablando desde una posición algo elevada.

Sin ningún género de dudas es la misma persona, idénticas facciones, idénticas patillas, el mismo corte de pelo, idéntico gorro de miliciano roto por el uso en su mitad superior izquierda y exactamente el mismo pañuelo.

Capa hizo ambas fotografías con muy pocos segundos o minutos de intervalo entre ambas, aunque la foto de este miliciano que aparece en la mitad inferior derecha del Illustrated London News no ha sido captada por Capa desde la posición algo elevada desde la que hace la fotografía apaisada que incluye a muchas decenas de milicianos, dos vehículos, un caballo y ramas y hojas de árboles en la zona superior del fotograma, sino que ha bajado al suelo, se ha abierto paso a través del contingente de hombres y se ha acercado todo lo posible a este miliciano anarquista con el gorro agrietado, fotografiándole desde una distancia muy próxima, con un tiro rápido, cuyo encuadre, muy cerrado, abarca su cabeza, pecho y zona superior del brazo izquierdo, sorprendiendo al miliciano mientras presta atención, con gesto de preocupación, a las palabras del hombre que les está arengando.

b) Foto horizontal apaisada muy alargada que ocupa la mitad central izquierda de la página 727 del Illustrated London News del 24 de Octubre de 1936.-
Evidentemente, esta imagen ha sido recortada por el editor, sobre todo en su mitad superior e inferior. Esta foto, tomada desde una distancia muy próxima, prácticamente a bocajarro, muestra a un miliciano republicano mirando hacia arriba y escuchando las palabras de un jefe de milicias que de pie sobre una posición elevada está dirigiéndoles una arenga y del cual sólo apreciamos el calzado de su pie izquierdo así como la parte baja de la zona izquierda de su pantalón.

Este miliciano anarquista -del cual vemos la cabeza, cuello y hombro derecho-, ocupa toda la mitad izquierda del fotograma, y va tocado con el típico gorro de miliciano de la CNT o la FAI.

Es una fotografía de enorme dramatismo, en la que el miliciano, visiblemente preocupado y presa de la ansiedad (las tropas franquistas están ya atacando a través de la vertiente sur a los defensores republicanos situados en las alturas de Torreárboles, cota cuya vertiente norte se halla ubicada cerca del punto de la Finca de Villa Alicia en el que es hecha esta foto, por lo que desde hace rato se oyen ya los disparos) está prestando mucha atención a las palabras del jefe de milicias que les habla para darles ánimo antes del combate.

El nerviosismo es palpable. Los milicianos han sido ya informados de que las temidas tropas marroquíes de Tabor de Regulares al mando del Coronel Sáenz de Buruaga, muy probablemente intentarán la maniobra envolvente a la mínima oportunidad, mediante un rápido movimiento de alargamiento de línea que intente capturar primero la Finca de las Malagueñas (donde se halla el puesto avanzado de mando republicano en la zona, bajo el mando del Comandante Juan Bernal) atacándola por su vertiente norte en coordinación con la columna central franquista al mando del Comandante Alvarez Rementería (formada por 300 falangistas y una sección de la Compañía de Ingenieros) que ataca por su ladera sur, y posteriormente un ataque a través de la Finca de Villa Alicia para sorprender por la espalda a los defensores republicanos que se hallan en la cresta de Torreárboles y luchan desde hace rato contra los legionarios de la columna franquista de la izquierda al mando del Comandante Sagrado, que están ya atacando por la vertiente sur de dicha colina.

Fotografía realizada por Gerda Taro, si bien la imagen original cuadrada fue editada con aspect ratio rectangular alargada para adaptarse a las necesidades de paginación del periódico inglés.

c) Fotografía horizontal que ocupa la mitad inferior izquierda de la página 727 del Illustrated London News del 24 de Octubre de 1936.- Imagen captada por Robert Capa.

Vemos dos milicianos anarquistas de pie, que están escuchando atentamente la alocución que les dirige un jefe miliciano desde una posición elevada. Ambos han sido captados por Capa, sorprendiéndoles mediante un tiro rápido (el tamaño muy pequeño del binomio Leica III Model F 1933-1939 + Leitz Summar 50 mm f/2 no revestido y el apenas perceptible ruido producido por el obturador horizontal de seda engomada de esta cámara telemétrica sin espejo basculante, se revelan de gran ayuda en la obtención discreta de esta imagen), y reflejan en sus rostros preocupación y ansiedad. Saben que las temidas tropas de élite del Ejército de Africa, con amplia experiencia en combate en despiadada guerra colonial, están cerca.

El miliciano de la izquierda lleva mono oscuro, camisa clara y va tocado con el típico gorro anarquista de la CNT o de la FAI. Está con los brazos en jarras y vemos su mano izquierda apoyada sobre la cadera izquierda.

El miliciano de la derecha lleva camisa clara y sujeta sobre su pecho con su mano izquierda una prenda de vestir oscura que descansa doblada sobre su hombro izquierdo, mientras su brazo derecho extendido se apoya en el tronco de un árbol.Va tocado igualmente con un gorro de miliciano de la CNT o de la FAI.

Estos dos milicianos están en un punto más alejado del hombre que pronuncia la arenga que los milicianos que aparecen en el resto de las fotografías captadas por Capa y Gerda Taro durante el transcurso de la misma, lo cual confirma que ambos fotorreporteros se movieron abriéndose paso entre los milicianos durante los minutos que duró la alocución, buscando posiciones distintas desde las que sacar las mejores fotografías posibles de diferentes combatientes voluntarios desde varios ángulos y distancias, unas veces en grupo y otras de medio cuerpo.

d) Fotografía formato cuadrado que ocupa el área superior izquierda de la mitad superior de la página 727 del Illustrated London News del 24 de Octubre de 1936.-

Foto realizada por Robert Capa con su Leica II (Model D) y objetivo Leitz Elmar 5 cm f/3.5, La imagen fue reencuadrada cortando parte de la zona superior e inferior del negativo original Eastman Kodak Nitrate Panchromatic 24 x 36 mm y editando la fotografía en formato cuadrado por necesidades de paginación.

El fotoperiodista húngaro de origen judío capta desde una posición distinta, ligeramente elevada, y a muy corta distancia, a un grupo de milicianos de procedencia muy ecléctica (tres voluntarios civiles del ámbito rural ataviados con boinas, dos milicianos andaluces que llevan el típico sombrero de esta zona de España, un joven miliciano con camisa clara que lleva sobre la cabeza una gorra militar probablemente capturada durante la toma de algún cuartel afecto al bando franquista durante los dos meses anteriores, un miliciano anarquista de la CNT o de la FAI que viste mono oscuro y un gran pañuelo blanco alrededor del cuello y ocupa la mitad central superior del fotograma apreciándose sólo un tercio de su gorro de la CNT o de la FAI, etc).

Dos de los milicianos se hallan en profunda introspección: 

a) El joven miliciano con camisa clara y gorra militar sobre la cabeza - ubicado justo a la derecha delmiliciano con mono oscuro y gran pañuelo blanco alrededor del cuello. Ha girado su cabeza y no mira al orador, sino que se halla en profunda introspección probablemente pensando en sus seres queridos.

b) El miliciano andaluz ubicado más a la derecha de la imagen, que lleva una boina oscura sobre la cabeza, está visiblemente muy preocupado, pensando para sus adentros, con la mirada perdida, abundante strees en su rostro, y se está fumando un cigarrillo que sostiene con los dedos índice y corazón de su mano izquierda y con el que intenta relajarse.

Todos los demás milicianos están mirando al jefe anarquista que desde una posición elevada, subido en un tonel (que no se aprecia en la imagen) les está dando ánimos con una arenga antes del combate que se avecina.

A destacar el hecho de que el miliciano con mono oscuro y gran pañuelo blanco alrededor de su cuello que ocupa la mitad central superior de esta fotografía hecha por Robert Capa, aparece también en la anteriormente citada fotografía apaisada realizada por Capa (página 71 del libro Capa: Cara a Cara Fotografías de Robert Capa sobre la Guerra Civil Española de la Colección del Museo Nacional de Arte Reina Sofía de Editorial Aperture y también en la página 85 del libro Robert Capa Obra Fotográfica de Editorial Phaidon, escrito por Richard Whelan): es el hombre que se aprecia en la mitad inferior derecha de la imagen, de perfil, justo encima de la gorra militar que corona la cabeza de un miliciano que ocupa el vértice inferior derecho de la fotografía y que lleva camisa clara.

Este miliciano con gorro anarquista y gran pañuelo blanco en torno al cuello, ha sido otra de las claves importantes de la identificación y ubicación por elrectanguloenlamano.blogspot.com de estas cinco nuevas fotografías realizadas por Robert Capa y Gerda Taro en Cerro Muriano el 5 de Septiembre de 1936.

En mi opinión, es una gran foto, no prolija, pero que muestra la esencia de unos acontecimientos importantes que se están produciendo y que van a quedar en la memoria visual de millones de personas durante varias generaciones.

Pero la semántica de esta imagen no se circunscribe únicamente a la captación de un hecho que es actualidad en ese momento, sino a la angustia, incertidumbre y premuerte bélica, un concepto que ha proseguido indemne y han padecido durante las décadas posteriores a 1936 millones de seres humanos en innumerables guerras que han tenido lugar por todo el mundo.

La imagen posee abundante fuerza, está repleta de simbolismo, todo ello recalcado por el hecho de que Capa ha seleccionado para hacer la fotografía una zona en la que hay un elevado porcentaje de milicianos a la escucha de mayor edad (aproximadamente entre los treinta y los cincuenta años) y procedencia e indumentarias aún más heterogéneas (en torno a la mitad de los hombres que se aprecian en esta fotografía son campesinos y jornaleros andaluces) que los milicianos que aparecen en el resto de fotos, pertenecientes sobre todo a la CNT y la FAI.

e) Fotografía vertical que ocupa el área superior derecha de la página 727 del Illustrated London News del 24 de Octubre de 1936.-

Imagen probablemente captada por Gerda Taro (y posteriormente editada con aspect ratio 4:3 que se adaptaba mejor a las necesidades de paginación) con su Rolleiflex Standard K2 Model 622 de formato medio 6 x 6 cm, con objetivo no revestido Carl Zeiss Jena Tessar 7,5 cm f/3.8 y obturador Compur Rapid 1-1/500 seg, T & B, desde una posición baja en diagonal derecha con respecto al pecho y rostro de un miliciano anarquista que va ataviado con mono claro, pañuelo, correaje y cartuchera rectangular de cuero negro para munición del calibre 7 x 57 mm, así como el típico pañuelo anarquista alrededor del cuello.

También se aprecia en el extremo inferior central de la imagen una cantimplora que cuelga de la cintura del miliciano, que por otra parte sujeta con su mano derecha lo que parece ser una bayoneta sobre la que descansa, a modo de trofeo, una gorra militar probablemente capturada durante el asalto semanas antes a algún cuartel afecto al bando franquista. Gerda Taro percibe la importancia de este gesto, que representa fielmente el contexto que preside la situación de unos hombres sin apenas instrucción militar, prácticamente sin pericia alguna en el manejo de las armas, que van a enfrentarse en cuestión de muy pocas horas a la mejor infantería de choque del mundo en aquellos momentos, constituída por los legionarios del general Varela y los tabors de regulares del coronel Sáenz de Buruaga.

La fotógrafa es consciente del profundo dramatismo que subyace tras el gesto en cierto modo naive del miliciano: está muy próximo un duro combate en el que estos hombres civiles armados, agrupados en milicias de escasa efectividad militar, no tienen ninguna posibilidad frente a tropas profesionales con amplia experiencia bélica y que no temen a la muerte.

Hasta pocas semanas antes, los hombres que aparecen en las fotografías se han ganado la vida trabajando en las profesiones más comunes, en muy duras jornadas laborales de entre 12 y 18 horas al día, tanto ellos como en buena medida sus mujeres, en habituales condiciones de explotación, condiciones sanitarias e higiénicas que dejaban bastante que desear, sueldos míseros, muchas horas extras no pagadas bajo la permanente amenaza latente del despido al menor atisbo de protesta, jornadas de trabajo de sol a sol, sobre todo en el ámbito rural, y habitual presencia de niños trabajando tanto en el campo como en las grandes ciudades y pueblos.

Les han informado ya de que van a ser atacados por las tropas franquistas del Ejército de Africa, y han decidido estar allí, en la Finca de Villa Alicia, cubriendo las espaldas de sus compañeros que desde hace varios días se hallan en la cresta de Torreárboles y están ya luchando contra los legionarios de la columna de la izquierda al mando del comandante Sagrado, que atacan por la vertiente sur de dicha colina.


Los hombres que se aprecian en estas cinco fotografías serán derrotados, muriendo muchos de ellos, pero 75 años después, parece claro que dadas las circunstancias, hicieron todo lo que pudieron y aguantaron varias horas en sus posiciones, antes de ser arrollados. Pero hoy por hoy, tres generaciones después, dicha derrota adquiere en mi opinión connotaciones de grandeza. Había que tener valor para estar ese día y en aquellos momentos en este lugar, esperando el ataque de las tropas profesionales del Ejército de Africa.

Se trata de una fotografía enormemente simbólica, a la que se dota de significativo protagonismo en esta página del Illustrated London News del 24 de Octubre de 1936, ya que es con diferencia la reproducida a mayor tamaño y representa fielmente el contexto y espíritu revolucionario de hombres civiles armados procedentes de las más diversas esferas laborales y sociales (agricultores, albañiles, jornaleros, mecánicos, campesinos, obreros textiles, zapateros, poceros, trabajadores de imprenta, etc) que luchan por unos ideales y que tras enconada resistencia, serán aniquilados en cuestión de horas por tropas profesionales franquistas del Ejército de Africa, constituídas por legionarios y los temidos tabors de regulares, que conseguirán llevar a cabo la maniobra envolvente en torno a las cotas de Las Malagueñas y Torreárboles bien entrada la tarde de este 5 de Septiembre de 1936 en Cerro Muriano.

En mi opinión, existe una posibilidad muy alta de que esta fotografía fuera realizada por Gerda Taro, conforme a su predilección por la creación de diagonales con las personas fotografiadas desde una posición baja, a fin de añadir mayor dramatismo a la imagen, de lo cual son ejemplo previo la fotografía de cinco milicianas (tres de ellas de espaldas a la cámara) que realiza en Agosto de 1936 en una playa a las afueras de Barcelona, la foto de cuatro milicianos republicanos (el segundo empezando por la izquierda ataviado con boina oscura, su mano derecha asiendo el cañón de su fusil y el brazo izquierdo cruzado por encima) hecha en el frente de Aragón, etc, lo cual confirmaría una vez más las tesis de Irme Schaber (con diferencia la máxima autoridad mundial en Gerda Taro) con respecto a que la fotoperiodista alemana se había familiarizado notablemente con la fotografía contemporánea y fotografiaba con un alto standard técnico y estético, utilizando con frecuencia composiciones oblícuas y sorprendentes ángulos de toma, en los que tanto la línea diagonal como la horizontal baja y a media altura son elementos de marcada importancia.

En esta fotografía del miliciano que sujeta una gorra militar a modo de trofeo, Taro realza a este combatiente civil mostrándolo en un primer plano muy cercano, fuertemente contrapicado, creando un símbolo gráfico de notable impacto, que sintetiza en buena manera la cruda realidad de civiles armados sin apenas instrucción militar y manejo previo de las armas, que van a enfrentarse en pocas horas a tropas profesionales con años de experiencia real en combate despiadado de guerra colonial en Africa.

Ni que decir tiene que estar en este punto de la finca de Villa Alicia (Cerro Muriano) en estos momentos el 5 de Septiembre de 1936 entrañaba un enorme peligro de muerte, tanto para Capa y Taro como para los milicianos que aparecen en las imágenes, ya que se trataba de una zona de máximo riesgo de maniobra envolvente tanto por los legionarios de Varela como por los tabors de Regulares de Sáenz de Buruaga.

Todos los indicios apuntan a la confirmación de la tesis de Richard Whelan según la cual Cziki Weisz, el experto laboratorista húngaro encargado del cuarto oscuro de Capa en París y que realizaba el revelado de los carretes de 35 mm de Capa y de los rollos de 120 de Gerda Taro, tenía la costumbre de recortar frames individuales o bien grupos de dos o tres fotogramas a partir de las tiras de negativos Leica de 35 mm expuestos por Bob y de 6 x 6 cm Rolleiflex expuestos por Taro, ya que las publicaciones ilustradas más prestigiosas de la época (como era el caso del London Illustrated News, Regards, Vu, Picture Post, etc), insistían en hacer placas medio tono a partir de los negativos originales, para obtener la mayor calidad de imagen posible en sus páginas, por lo que dichas tiras de dos o tres negativos negativos o bien algunos negativos sueltos, eran recortadas por Csiki Weisz conforme a las peticiones que iban llegando de las diferentes revistas ilustradas de mayor relevancia, que eran las que mejor pagaban, y enviadas a sus sedes, sobre todo en París y Londres, si bien Cziki Weisz siempre guardaba algunos negativos originales en reserva así como copias de alta calidad en papel fotográfico de blanco y negro, tratando de satisfacer a otras publicaciones que pudieran interesarse por las fotografías de Capa y Taro.

Así pues, el descubrimiento realizado por elrectanguloenlamano.blogspot.com de que estas cinco fotografías aparecidas en el ILN del 24 de Octubre de 1936 fueron hechas por Robert Capa y Gerda Taro en la Finca de Villa Alicia (Cerro Muriano) el 5 de Septiembre de 1936, es en nuestra opinión importante, por seis razones principales:

1) Hasta ahora se creía que únicamente habían aparecido fotos hechas por ambos fotoperiodistas en Cerro Muriano durante dicha jornada en las revistas Vu de 23 de Septiembre de 1936 (cuatro fotos de refugiados de Cerro Muriano que huyen del bombardeo franquista) y Regards del 24 de Septiembre de 1936 (una foto de en la que aparecen tres soldados republicanos con casco en el camino de acceso al Palacete de las Malagueñas, una elegante casa de campo construída durante los años veinte, ubicada en la cima de la colina del mismo nombre, y que era el puesto de mando avanzado republicano en la zona. El hombre más cercano a Bob está agarrando el cañón de una ametralladora Maxim-Sokolov 1910 calibre 7,62 mm x 54R que lleva apoyado en su hombro derecho, mientras que el segundo hombre que camina tras él ase con su mano izquierda una caja oscura de munición y parece llevar sobre su hombro derecho las sólidas ruedas de acero de mencionada ametralladora. Y el tercer soldado regular republicano que aparece en la fotografía, camina en sentido opuesto, hacia la entrada de la Finca de Las Malagueñas), y ahora sabemos que cinco fotografías más de dicha serie fueron publicadas en el ILN del 24 de Octubre de 1936.

2) Aumenta todavía más si cabe el prestigio histórico del legendario periódico británico Illustrated London News (fundado el 14 de Mayo de 1842, que estuvo en circulación hasta 2003, y que a lo largo de su dilatada historia fue una de las publicaciones ilustradas más importantes del mundo, con enormes cifras de ventas y un notable elenco de colaboradores entre los que figuraban escritores y periodistas de auténtica talla internacional como Agatha Christie, Sir Arthur Conan Doyle, Rudyard Kipling, Robert L. Stevenson, Sir Charles Petrie, Thomas Hardy, Joseph Conrad, Arthur Bryant, Wilkie Collins, G.K.Chesterton, etc).

Además, The Illustrated London News (uno de los más señeros periódicos ilustrados del Reino Unido durante la Guerra Civil Española, junto con Picture Post, Sphere, etc) fue ya en 1887 pionero en la introducción del método medio tono de reproducción de fotografías directamente sobre papel, usando una trama de semitonos, un hito decisivo en la historia de los medios de comunicación impresos, que permitió una más fácil inserción de fotografías a partir de los negativos originales, y sobre todo una enorme mejora en la calidad de reproducción, lo cual tuvo como resultado la potenciación y difusión mundial de periódicos y revistas ilustrados de muy alto nivel cualitativo, con asombrosas cifras de ventas y una época dorada del Fotoperiodismo.

3) Se confirma todavía más si cabe que Capa y Taro desempeñaron una meritoria labor fotoperiodística en Cerro Muriano, arriesgando sus vidas para obtener buenas imágenes y aproximándose todo lo posible tanto a los sujetos individuales como a los grupos de personas que consideraban interesantes. Estaban allí, en el momento y lugar adecuado, e hicieron las fotografías.

4) Se demuestra todavía más si cabe que los acontecimientos ocurridos en Cerro Muriano (Córdoba) el 5 de Septiembre de 1936 fueron de una importancia mucho mayor de lo que se pensaba hasta ahora, que ya es decir.

5) Se corrobora plenamente, todavía más si cabe, que el papel fotoperiodístico desempeñado por Gerda Taro el 5 de Septiembre de 1936 en Cerro Muriano fue mucho más relevante de lo que se creía (de hecho, al menos dos de las cinco fotografías que aparecen en el ILN del 24 de Octubre de 1936 fueron hechas por ella), algo que ya demostramos con nuestros descubrimientos respecto a la ubicación de los lugares donde Capa y Gerda Taro hicieron las fotos de los refugiados que huían del bombardeo franquista del pueblo:

http://elrectanguloenlamano.blogspot.com/2010/05/hay-personas-que-incluso-despues-de-su.html

6) Robert Capa y Gerda Taro se dieron cuenta de que muchos de estos milicianos iban a morir pronto, y se quedaron muy impresionados al comprobar que estaban dispuestos a dar la vida por aquello en lo que creían, por lo que ambos se esforzaron al máximo por captar con sus cámaras, con respeto y sensibilidad, lo que estaban viendo, en especial la personalidad de estos combatientes civiles voluntarios y la muy peculiar atmósfera que envolvía a esos momentos previos a la batalla, lo cual consiguieron preservar para la eternidad con estas dramáticas fotografías.

7) Los indicios apuntan con rotundidad a que tras la primera publicación en Vu 23 de Septiembre de 1936 (cuatro fotografías de refugiados) y Regards 24 de Septiembre de 1936 (una fotografía de tres soldados republicanos con sus cascos puestos) de imágenes hechas por Capa y Taro en Cerro Muriano (Córdoba) el 5 de Septiembre de 1936, Maria Eisner (desde su oficina parisina en Alliance Photo) estableció contacto con The Illustrated London News, ofreciéndoles la posibilidad de publicar otras fotografías hechas por ambos fotoperiodistas también en Cerro Muriano durante ese mismo día 5 de Septiembre de 1936, para su publicación en el periódico británico, negociando el precio y hablando a continuación con Cziki Weisz para que éste enviara los negativos originales de las nuevas cinco fotografías a la oficina principal londinense del ILN.

Capa había establecido contacto por primera vez con Maria Eisner en 1934, cuando Simon Guttmann (húngaro al igual que Capa, y Director de la Agencia Dephot en Berlín para la cual Bob había trabajado como asistente de laboratorio fotográfico entre 1932 y el 27 de Febrero de 1933) se la presentó ( Marie- Jeanne Eisner era por aquel entonces su representante francesa y agente fotográfica) durante una de sus visitas a París.

Por su parte, Gerda Taro llevaba trabajando para Alliance Photo como asistente de Maria Eisner desde Octubre de 1935, con un sueldo mensual de 1.200 francos.

Bob comenzó a trabajar con asiduidad para Alliance Photo a partir de Marzo de 1936, realizando tres reportajes fotográficos a la semana y percibiendo un adelanto mensual de 1.100 francos, 500 de ellos para material fotográfico y gastos.

De este modo, la legendaria editora de fotografías Maria Eisner Lehfeldt, que estableció la Agencia Alliance Photo a finales de 1934, convirtiéndose en agente de los fotógrafos René Zuber y Pierre Boucher, y que desde 1935 fue manager de la obra fotográfica de Pierre Verger, Denise Bellon, Feher, David Seymour ´Chim´, Henri Cartier-Bresson y muchos más, fue junto con Cziki Weisz una figura clave para la publicación de estas nuevas cinco fotografías en el ILN del 24 de Octubre de 1936, sin olvidar que Maria Eisner desempeñaría un papel decisivo, once años más tarde, en la creación de la Agencia Magnum en 1947, consiguiendo reunir a Robert Capa, George Rodger, David Seymour ´Chim´, Henri Cartier-Bresson y William Vandivert.

Por tanto, tres generaciones después de los hechos aquel 5 de Septiembre de 1936 en Cerro Muriano (Córdoba), y ya en la segunda década del siglo XXI, las evidencias parecen demostrar que Cziki Weisz, además de los negativos expuestos por Capa y Taro dicho 5 de Septiembre de 1936 en Cerro Muriano que envió a las sedes principales de las revistas ilustradas Vu y Regards en París y cuyas imágenes aparecieron respectivamente en los números de estas dos revistas ilustradas del 23 de Septiembre de 1936 y 24 de Septiembre del mismo mes, también envió desde París (bien durante la segunda mitad de Septiembre de 1936 o la primera mitad de Octubre de 1936, y bajo la supervisión de Maria Eisner) a la sede principal de The Illustrated London News en Londres otros cinco negativos originales de más fotografías hechas por Capa y Taro en Cerro Muriano (película Eastman Kodak pancromática de nitrato de 35 mm expuesta por Bob con su Leica y rollo de 120 de formato medio 6 x 6 cm -probablemente Agfa Gevaert- disparado por Gerda Taro con su Rolleiflex Standard Leverwind binocular) ese mismo día 5 de Septiembre de 1936 en la zona de Cerro Muriano y que son las que aparecen en el Illustrated London News del 24 de Octubre de 1936.


Copyright Text: José Manuel Serrano Esparza. Inscrito en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de Madrid

Otros artículos relacionados con Robert Capa y Gerda Taro en Cerro Muriano:

Gerda Taro: Centenario de su Nacimiento e Identificación en una Fotografía Hecha el 5 de Septiembre de 1936 en la Zona de Cerro Muriano

Descubierta la Ubicación de Tres Fotografías Más Hechas por Robert Capa en Cerro Muriano y Sus Proximidades

Cerro Muriano: Hallada y Ubicada una Nueva Fotografía Hecha por Capa o Gerda Taro el 5 de Septiembre de 1936

Dos Fotografías Más Hechas por Gerda Taro en Cerro Muriano y Desconocidas Hasta Ahora, Descubiertas y Ubicadas: Momentos de Premuerte ( I )

Cerro Muriano: Descubierta y Ubicada una Nueva Fotografía Hecha por Robert Capa el 5 de Septiembre de 1936: Momentos de Premuerte (I I)

Cerro Muriano 75º Aniversario (I): Capa y Taro llegaron dos o tres días antes del 5 de Septiembre de 1936
Cerro Muriano 75º Aniversario (II): Descifradas las Claves de la Huida del Pueblo Durante la Sobremesa del 5 de Septiembre de 1936