sábado, 27 de julio de 2013

DESCUBIERTA LA UBICACIÓN DE UNA FOTOGRAFÍA HECHA POR ROBERT CAPA Y PUBLICADA EN LA REVISTA REGARDS DEL 24 DE SEPTIEMBRE DE 1936

ENGLISH
Finca de las Malagueñas. Punto del camino interno bajando desde la cima a aproximadamente 100 metros de la entrada principal (adyacente al tramo de la N-432 Granada-Badajoz), situada al final de la cuesta abajo y hacia donde se dirige el soldado republicano con casco y fusil Mauser 1893 calibre 7 x 57 mm de cañón largo más a la izquierda de la imagen, mientras que los dos soldados republicanos con casco que aparecen en el centro de la fotografía llevando una ametralladora Maxim Sokolov M1910-30 calibre 7.62 x 54R, sus ruedas y una caja de munición se dirigen a la cima de la finca, donde se halla la Casa de Las Malagueñas, puesto avanzado de mando de las tropas republicanas en la zona. 2, 3, ó 4 de Septiembre de 1936. Robert Capa / Magnum Photos

La revista francesa Regards en su número del 24 de Septiembre de 1936 publicó una fotografía hecha por Robert Capa cuya ubicación ha podido descubrir elrectanguloenlamano.blogspot.com.

Se trata de una imagen en la que aparecen tres soldados republicanos con casco, dos de ellos subiendo por la ligera pendiente de un pequeño camino y que avanzan hacia el vértice inferior derecho del fotograma y otro que baja en sentido contrario avanzando hacia la mitad inferior del borde izquierdo del fotograma.

Capa hizo esta fotografía en Las Malagueñas (finca situada unos 2 km al sur del pueblo de Cerro Muriano, y coronada por una estratégica cota de 589 metros), y la imagen no fue captada el 5 de Septiembre de 1936 como se creía hasta ahora, sino varios días antes, el 2, 3 o 4 de Septiembre de 1936.

Desde mediados de Agosto de 1936 hasta la noche del 5 de Septiembre de dicho año, la denominada Mansión de las Malagueñas (un pequeño palacete construido a principios de siglo que existía en la cima de esta loma) fue el puesto de mando avanzado de las fuerzas republicanas en la zona, bajo el mando del comandante Juan Bernal, en cuyo Estado Mayor también figuraban los comandantes José Balibrea, Gerardo Armentia y Aviraneta.

Esta fotografía muestra a tres soldados republicanos.

Dos de ellos avanzan caminando cuesta arriba, en dirección hacia la cima de la Finca de Las Malagueñas, donde se halla la Casa de las Malagueñas (una vivienda rural de gran tamaño, con forma de palacete), a través de un pequeño camino en ligera rampa ascendente, mientras un tercero camina cuesta abajo en sentido contrario y se dirige hacia la entrada principal de la finca, situada a unos 100 metros de distancia de este punto en el que Capa hace la fotografía.

El más próximo a Capa, que camina cuesta arriba, lleva sobre su hombro derecho una ametralladora rusa Maxim-Sokolov M1910-30 calibre 7.62 mm x 54R , que agarra con su mano derecha, mientras que su brazo izquierdo está a cierta distancia de la cintura para contrabalancear el peso del mencionado cañón de la ametralladora.

El segundo más próximo a Capa, que camina cuesta arriba tras el que lleva la ametralladora, agarra con su mano izquierda una caja oscura de munición calibre 7.62 x 54R, mientras sobre su hombro derecho lleva las pequeñas pero pesadas ruedas de acero de la Maxim-Sokolov M1910-30.

El tercer soldado republicano, visible a la izquierda de los dos que suben, baja en sentido opuesto, tiene el brazo izquierdo algo doblado a la altura del codo y sujeta con su mano derecha un fusil Máuser calibre 7 x 57 mm.

Los tres soldados republicanos llevan pistola Astra 400 calibre 9 mm largo en fundas de cuero.

Ambos lados del pequeño camino aparecen repletos de pinos muy altos, que continúan existiendo hoy en día, ya que este área está llena de ellos.

Conozco la zona, que visité por primera vez en 1998, época en que era frecuente poder entrar en la Finca de las Malagueñas (y visitar la antigua Mansión de las Malagueñas, notablemente abandonada y deteriorada, pintada con abundantes graffitis, etc) por su puerta principal de acceso, ubicada junto a la N-432 Granada-Badajoz que pasa a muy pocos metros, aunque algunos años después, se instaló en su cúspide una torre de radio del ejército, por lo que desde entonces, por motivos de seguridad, no se permite la entrada y todo el perímetro de acceso al camino que lleva a la cima de la finca, donde se hallaba ubicada la Casa de las Malagueñas, está desde principios del siglo XXI, protegido con alambradas para preservar la instalación radioeléctrica.

Robert Capa hizo esta fotografía en un tramo del camino que lleva desde la entrada de Las Malagueñas - hoy en día cerrada por motivos de seguridad- a la cima de la finca, donde se hallaba la Casa de Las Malagueñas, puesto avanzado de mando de las tropas republicanas entre mediados de Agosto de 1936 y el 5 de Septiembre de dicho año.


Es decir, Capa hace la fotografía dentro de la Finca de Las Malagueñas, en un punto del pequeño camino que lleva a la cúspide.

Este punto está subiendo unos 100 metros desde la mencionada entrada situada junto a la carretera N-432 Granada-Badajoz y que dista aproximadamente 300 metros de la cima, donde se hallaba antiguamente la Casa de Las Malagueñas.

Capa, que lleva ya varios días en la zona de Cerro Muriano y sus alrededores con Gerda Taro, hace la fotografía mientras baja de la antigua Casa de las Malagueñas en dirección a la puerta principal de acceso a la Finca de las Malagueñas.

La fotografía no fue hecha el 5 de Septiembre de 1936 como se creía hasta ahora, sino muy pocos días antes, el 2, 3 ó 4 de Septiembre de 1936, y demuestra claramente que los altos mandos republicanos (Comandantes Juan Bernal, José Balibrea, Gerardo Armentia y Aviraneta, así como el Capitán Castañeda) tenían desde finales de Agosto de 1936 la certeza de que las tropas franquistas de la ciudad de Córdoba les atacarían muy pronto, intentando eliminar la amenaza que suponía para la capital del Alto Guadalquivir la presencia de miles de milicianos y soldados republicanos que tras no conseguir conquistar la ciudad de Córdoba a mediados de Agosto durante el ataque dirigido por el General Miaja y llevado a cabo por Armentia, Balibrea, Peris, Vigueira y Pérez Salas (tal y como indica el coronel de artillería José Manuel Martínez Bande en su obra La Campaña de Andalucía, Servicio Histórico Militar, Monografías de la Guerra de España, Editorial San Martín), y después de sufrir cuantiosas pérdidas (sobre todo el 20 de Agosto de 1936 en que la columna de Pérez Salas fue bombardeada en campo abierto cerca de Torres Cabrera, a 14 km de Córdoba, y los soldados marroquís del Tabor de Melilla Número 3 lucharon hasta la muerte en la zona de Alcolea y Puente Mocho, frenando las acometidas de la Agrupación Balibrea), se replegaron en gran número hacia Las Malagueñas, Torreárboles, Finca de Villa Alicia y el pueblo de Cerro Muriano (si bien es en Las Malagueñas, Torreárboles y la Finca de Villa Alicia donde había más efectivos republicanos)

Por tanto, es imposible que esta fotografía hecha por Capa corresponda al 5 de Septiembre de 1936, ya que para ese día las fuerzas republicanas ya tenían ubicadas y dispuestas para el combate sus ametralladoras Maxim Sokolov M1910-30 calibre 7.62 x 54R y Hotchkiss M1914 calibre 7 x 57 mm, sobre todo en las zonas elevadas de Las Malagueñas y de Torre Árboles, puesto que llevaban varios días esperando el ataque de las tropas franquistas.

De hecho, la ametralladora Maxim Sokolov M1910-30 cuyo cañón, ruedas y munición están siendo llevados a la cima de las Malagueñas (para dominar desde allí toda la zona circundante desde posición elevada)  por los dos soldados republicanos más próximos a Capa cuando éste hace la fotografía, aparece en configuración sobre montura simplificada Sokolov, sin patas plegables ni escudo protector, para eliminar todo el peso posible y permitir en caso de necesidad su rápido cambio de ubicación conforme a los ángulos de ataque de las muy experimentadas tropas franquistas del Ejército de África, que saben que les atacarán en muy pocos días.



Esta fotografía fue hecha por Capa muy pocos días antes del ataque franquista sobre Las Malagueñas y Torreárboles, que es donde en realidad estuvo el frente de combates el 5 de Septiembre de 1936.

Y en la imagen de Capa se aprecia que los soldados republicanos están preparándose para la defensa contra el ataque franquista que saben que tendrá lugar en cuestión de muy pocos días. Ese es el motivo por el que están subiendo ametralladoras y cajas con munición a la cota de Las Malagueñas, que es donde está su puesto de mando avanzado. Y además, los altos mandos republicanos han visto ya durante varios días seguidos aviones Breguet XIX franquistas procedentes del Aeródromo de la Electromecánica (situado a unos 8 km al oeste de la ciudad de Córdoba, cerca de Medina Azahara) sobrevolándoles en misión de observación y espionaje previa a ataque por orden del General Varela.

Esto demuestra una vez más lo que venimos afirmando hace tiempo:

Robert Capa y Gerda Taro no llegaron a la zona de Cerro Muriano el 5 de Septiembre de 1936, sino muy pocos días antes, y durante dichas jornadas previas a la batalla estuvieron en contacto con los altos mandos republicanos y visitaron Las Malagueñas, Torreárboles, el pueblo de Cerro Muriano, etc.

Así pues, Robert Capa y Gerda Taro sabían perfectamente, con algunos días de antelación, lo que se les vendría encima, 

Momentos de Premuerte ( I )

Momentos de Premuerte ( I I )

pero decidieron quedarse en la zona de Cerro Muriano y alrededores algunos días más y se jugaron la vida varias veces para documentar los acontecimientos, no dudando en acudir a zonas de máximo peligro el 5 de Septiembre de 1936, muy pocos días después de ser hecha esta foto en Las Malagueñas, cuando las fuerzas republicanas se estaban preparando ya claramente para la defensa.

© Texto y Fotos Indicadas: José Manuel Serrano Esparza
Inscrito en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de Madrid