viernes, 11 de agosto de 2017

DUCATI MONSTER: 25 AÑOS DE UN DISEÑO DE REFERENCIA

ENGLISH
Ducati Monster M900, una moto que supuso una revolución conceptual cuando fue presentada en Octubre de 1992 durante la Feria Motociclística de la IFMA de Colonia (Alemania). Una máquina con gran personalidad y auténtica alma Ducati. Fue pionera de la tendencia mundial de motocicletas naked, con potencia más que suficiente, componentes de primera calidad, peso ligero, gran agilidad y torque, geometría simultáneamente agresiva y repleta de estilo, gran disfrute de pilotaje y aspecto excitante, así como elegancia de diseño a raudales.

Durante 25 años se han fabricado 37 modelos diferentes de Ducati Monster, habiéndose vendido hasta la fecha más de 300.000 unidades, lo cual convierte a esta concept bike en una de las sagas con mayor éxito en toda la historia del motociclismo mundial, hasta el punto de que hoy en día los principios fundamentales de esta raza de moto continúan plenamente vigentes y una nueva generación de pilotos comienza a conocer las cualidades de este auténtico pura sangre de dos ruedas creado por Miguel Angel Galluzzi y del que este año 2017 se celebra el vigésimo quinto aniversario. 

                                     © José Manuel Serrano Esparza

GÉNESIS Y EVOLUCIÓN DE UNA MOTO ATEMPORAL

Finales de 1991. Ducati está disfrutando una de las más prósperas etapas de su historia. Massimo Bordi y Gianluigi Mengoli han conseguido llevar a cabo la transición de las motocicletas de carreras Ducati con motores bicilíndricos de cuatro válvulas (dos por cilindro) refrigerados por aire a las nuevas motos Ducati Desmoquattro de competición con motores bicilíndricos de ocho válvulas (cuatro por cilindro) refrigerados por agua y dotados con sistema de inyección de combustible, cuya cúspide tecnológica ha sido la nueva moto de carreras Ducati 888 SBK con un fabuloso motor desmodrómico bicilíndrico 90º V-Twin de cuatro tiempos, ocho válvulas (4 por cilindro), muy pequeño y refrigerado por agua, que aúna una gran velocidad punta para la época de 295 km/h con una muy mejorada fiabilidad.

Ducati ha iniciado ya su época dorada en el Campeonato del Mundo de Superbike, competición cuya andadura ha comenzado un año antes, en 1990 (la empresa italiana conseguirá la asombrosa cifra de 15 Campeonatos del Mundo de Superbikes entre 1990 y 2011), ganando dos títulos consecutivos: Raymond Roche en 1990 con una Ducati 851 SBK y Doug Polen en 1991 (adjudicándose nada menos que 17 victorias de las 24 carreras del Mundial de Superbike de dicho año y proclamándose campeón con un margen de 150 puntos) con una Ducati 888 SBK preparada por el equipo Fast by Ferracci dirigido por el mago de la mecánica motociclística Eraldo Ferracci.


La simbiosis entre los genios Massimo Bordi y Gianluigi Mengoli (conviertiendo éste último en metal todos los diseños creados por Bordi, además de haber desarrollado una nueva cámara de combustión de mayor rendimiento reduciendo ligeramente los ángulos de válvula de 60º a 56º, obteniendo una culata más compacta y haciendo posible la inserción de válvulas de mayor tamaño gracias a una nueva configuración que ubica los árboles de levas más directamente con respecto a ellas) está demostrando ser muy eficaz y ha dado lugar a la fabricación de los modelos estado del arte Ducati 851 y Ducati 888 con motores desmodrómicos bicilíndricos 90º V-Twin de enorme potencia (132 C.V a 11.500 rpm con una velocidad máxima de 285 km/h la primera y 134 C.V a 12.000 rpm con una velocidad máxima de 295 km/h la segunda), doble árbol de levas en culata, dos cilindros con un total de ocho válvulas (cuatro por cilindro), chasis rodante, un muy avanzado sistema programable de inyección de combustible, así como transmisión primaria por engranajes y secundaria por cadena con los que la firma de Borgo Panigale ya ha batido a la élite de motos de competición japonesas de 750 cc y cuatro cilindros: las Yamahas FZR 750R OWO 1 y las Hondas RC30.

Además de la confirmación del dominio Ducati en el Campeonato del Mundo de Superbikes ganando su tercer título consecutivo, el año 1992 significó la eclosión de un revolucionario concepto de moto sin carenado que catalizaría la tendencia " naked " a nivel internacional: la Ducati Monster (cuyo primer arquetipo fue la M900), que obtuvo un gran éxito de ventas y abrió el camino a otras Monsters de diferentes cilindradas que consolidarían enormemente la especie y generarían una de las sagas con más éxito en toda la historia del motociclismo.

Es un momento decisivo en la historia de Ducati, cuya gran capacidad tecnológica ha logrado un increíble rendimiento en sus flamantes motos de carreras para categoría Superbikes, con una nueva configuración combinada de transmisión por cadena y engranaje en vez del concepto original de árbol de levas con transmisión por correa usado desde la introducción de la Ducati Pantah en 1979, la suavidad de funcionamiento a velocidad máxima, soberbio torque y fuerza a revoluciones medias en los modelos 851 SBK y 888 SBK, así como potencia a raudales, con la ventaja añadida de un perfecto mecanismo Weber-Marelli de inyección de combustible controlado por ordenador y una notable belleza de diseño italiana.

De hecho, la Ducati 888 va a ganar 43 de las 52 carreras del Campeonato del Mundo de Superbikes entre 1991 y 1992.

Mientras Ducati desarrollaba su Proyecto de Motocicletas 851 y 888 para el Campeonato del Mundo de SBK con Massimo Bordi y Gianluigi Mengoli en 1991 y 1992 como mentes creativas e impulsoras de la nueva tecnología de motor desmodrómico bicilíndrico de 8 válvulas (4 por cilindro), Miguel Angel Galluzzi trabajó en el diseño del concepto Ducati Monster epicentrado en el chasis multitubular de acero Trellis rígido y al mismo tiempo ligero (en imagen el de la Ducati Monster M900, primer modelo de la saga) y el motor refrigerado por aire Desmodue 90º V-Twin de 4 válvulas (2 por cilindro), 78 hp y 904 cc de la Ducati 900SS, con la gran novedad de que todo ello iría al descubierto, sin carenado alguno, y con un alto par motor que la haría muy cómoda de uso.

Faro delantero redondo de la Ducati Monster M900 de 1993. Este es otro de los rasgos distintivos de la especie, que se ha mantenido durante sus 25 años de existencia. La pequeña pieza que se aprecia a la derecha es el conmutador de control con su cable de conexión de 10 contactos.

Giovanni Castiglioni, dueño del Grupo Cagiva (que había comprado Ducati en 1985) comprende que ésta es una oportunidad única en la vida y que la realización práctica de los principios postulados por Massimo Bordi en su tesis doctoral de 1978 en la Universidad de Bolonia " Diseño de Culata Desmoquattro " en las Ducatis 851 SBK y 888 SBK (aplicando algunos conceptos del Cosworth de 1966 con 1600 cc y 225 C.V dotado con 16 válvulas para Fórmula 2 — que constituiría la base para el motor del monoplaza de Fórmula 1 de tres litros Cosworth DFV 90º V8 de 408 C.V y cuatro válvulas por cilindro, capaz de batir a los Ferrari Fórmula 1 de 12 cilindros gracias a su superior rendimiento — a las motos bicilíndricas Ducati de competición, sobre todo la introducción de dos culatas con cuatro válvulas cada una, así como la fabricación de cámaras de combustión que seguían el concepto Cosworth, haciéndolas sinergizar con el sistema desmodrómico estado del arte para evitar pérdidas de potencia del motor e incrementar su rendimiento a las revoluciones más altas posibles junto con un máximo control y facilidad de pilotaje, además de solventar la gran dificultad técnica a la hora de conseguir un estrecho ángulo de 40º entre las válvulas) ha situado a situado a Ducati en la vanguardia tecnológica del motociclismo mundial.
Robusto depósito de combustible de la Ducati Monster M900. Ideado por Miguel Angel Galluzzi, sus espectaculares contornos hicieron desde un principio que se convirtiera en uno de los rasgos más destacados de la saga Monster.

Pero Massimo Bordi percibe claramente que las impresionantes hazañas tecnológicas logradas, que han cristalizado en el nacimiento de una nueva especie de motos de carreras Ducati entre 1987 y 1991 (que a su vez generarán nuevos maravillosos modelos como la Ducati 916 en 1994, la Ducati 996 en 1999 y la Ducati 998 en 2002) no son suficientes para garantizar la supervivencia económica de la empresa, ya que los costes de producción de los pura sangre de dos ruedas 851 y 888 son muy altos, y la inversión global de dinero propio por parte de Giovanni Castiglioni, fuerza motriz financiera del Proyecto Ducati 851 SBK y Ducati 888 SBK, ha sido enorme.

Ducati Monster de Junio de 1993, una de las primeras vendidas en el mundo, propiedad del gran experto y coleccionista de Ducati Monsters Mario De Witte, fundador del Ducati Monster Owners Club de Bélgica en 2004 y gran promotor de la organización del mayor desfile a nivel mundial de Ducati Monsters, con nada menos que 405 unidades, que tuvo lugar el 24 de Septiembre de 2008 en Hamme (Bélgica) y figura por méritos propios en el Libro Guinness de los Récords. Diseñada por Miguel Angel Galluzzi, es una moto bicilíndrica con motor desmodrómico Desmodue 90º V-Twin de cuatro tiempos refrigerado por aire, dos válvulas por cilindro, 73 C.V de potencia, 904 cc de capacidad, caja de cambios de seis velocidades, chasis tubular Trellis de acero, extraordinaria relación peso/ potencia/ volumen, alto par motor, muy cómoda de uso y 211 km/h que significó un antes y un después en la Historia del Motociclismo. Fue la máquina que dió el pistoletazo de salida a la tendencia mundial " naked ".

Es necesario crear otra moto icónica Ducati completamente distinta, revolucionaria en tantos aspectos como sea posible y la filosofía "disfruta del pilotaje" como razón de ser, junto con un gran potencial para poder convertirse en un tremendo éxito de ventas que afiance el futuro de la empresa de Borgo Panigale y su solvencia económica, de tal modo que el flujo de efectivo generado con sus ventas pueda ser también parcialmente invertido en proseguir con el desarrollo de la marca italiana en el ámbito de las motocicletas de competición para el Campeonato del Mundo de Superbikes, en el que Ducati está funcionando de maravilla.

Es ahora cuando la experiencia e intuición de Massimo Bordi demuestran ser fundamentales al elegir a Miguel Angel Galluzzi, un joven ingeniero de Ducati con gran talento, para crear un nuevo concepto de moto, cuyo catálogo de especificaciones es ciertamente impresionante:

- Diseño " naked " minimalista que deje al descubierto motor y chasis, es decir, reducido a lo esencial y sin ningún tipo de aditamentos superfluos.


- Sistema de amortiguación con chasis multitubular Trellis de acero al cromo molibdeno, similar al de los modelos Ducati de carreras 851 SBK y 888 SBK, y que optimize el rendimiento estructural como parte integral del diseño, potenciando el atractivo estético del armazón de la moto.

- Motor bicilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por aire Desmodue 90º V-Twin de la Ducati 900SS (cuya potencia es aumentada de 863.9 cc a 904 cc), con dos válvulas por cilindro, 80 CV a 7.500 rpm, diámetro x carrera de 92 mm x 68 mm (incrementada a partir de las medidas originales de 86 x 74.4 mm), transmisión primaria mediante engranaje de dientes rectos y secundaria por cadena y al que se dota de 6 marchas (en vez de las cinco de la planta motriz original de la 900 SS).

- Gran potencia y muy fácil conducción.

- Masa y fuerza que constituyan una visión fascinante para cualquier observador.

- Pequeñas dimensiones y sorprendente agilidad para su potencia.

- Válvulas desmodrómicas accionadas mediante correa de transmisión.

- Belleza y rendimiento a raudales en simbiosis con gran energía y fuerza.

- Elevado par motor desde el régimen inferior de velocidades hacia arriba, así como asombroso rendimiento mecánico y electrónico.

Motor desmodrómico bicilíndrico 90º V-Twin de cuatro tiempos refrigerado por aire de una Ducati Monster M900 de 1993. Esta planta motriz creada por Massimo Bordi (con el objetivo de intentar recuperar el estilo y tacto de las Ducatis clásicas de dos cilindros) y previamente utilizada por la Ducati Super Sport de 1988, tenía 904 cc de capacidad, dos válvulas por cilindro, caja de cambios de seis velocidades, diámetro x carrera de 92 x 68 mm y una preservación del mismo tipo de cárters que las Ducati 851 y Ducati 888 Ottovalvole

cuyo embrague en seco multidisco es idéntico al incorporado en la Ducati Monster M900.

- Motor clásico bicilíndrico Desmodue L-Twin refrigerado por aire, con distribución desmodrómica, carburadores dobles y gran personalidad.

- Espléndido sonido de motor.

- Espectacular versatilidad como moto todoterreno con perfecta adaptabilidad tanto a conducción urbana (gracias a su baja altura) como a buen manejo sobre carreteras.

Así nació la Ducati Monster M900, primer vástago de esta nueva estirpe de concept bike rompedora con trascendental influencia en el mercado fotográfico, que fue presentada por vez primera durante la Muestra Motociclística IFMA de 1992 en Colonia (Alemania) y sería posteriormente lanzada al mercado en 1993.

Ducati Monster S2R. Fabricada entre 2004 y 2008, incorpora un motor desmodrómico bicilíndrico L-Twin de cuatro tiempos y 803 cc, refrigerado por aire, con una potencia de 77 CV a 8.500 rpm, cuatro válvulas (2 por cilindro), diámetro x carrera de 88 x 66 mm, caja de cambios de 6 velocidades, embrague multidisco bañado en aceite e inyección electrónica de combustible Magneti Marelli. Tal y como ha ocurrido siempre con todos los miembros de la estirpe Monster, posee muy elevado torque así como estilo y diseño muy elegantes. Es muy fiable y fácil de manejar, con un rendimiento extraordinario en trazados con curvas, tanto en carreteras normales como en zonas montañosas, además de exhibir un comportamiento muy bueno al pilotarla dentro de ciudades. 

Otra Ducati Monster S2R, con diseño Tricolore bajo la plata motriz. Una moto muy bella, con asombrosas prestaciones en curvas y en contextos urbanos con mucho tráfico, además de poseer detalles como el basculante monobrazo de aluminio y los tubos de escape elevados que la confieren un aspecto muy característico. Es enormemente ligera (con un peso de 173 kg) y su motor de 803 cc posee un gran par motor en los rangos bajo y medio de revoluciones, lo cual la convierte en una espléndida máquina de calle todoterreno, con la ventaja añadida de una manillar muy amplio y muy buena ergonomía en posición de pilotaje.

Desde el principio, el éxito de ventas del concepto Ducati Monster fue tan grande que ha seguido plenamente vigente durante los 25 años transcurridos entre 1993 y 2017, con una enorme expansión que ha generado la fabricación de 37 modelos diferentes de los que se han vendido más de 300.000 unidades por todo el mundo y entre los que han destacado la Monster 600 (1994-2001), Monster 750 (1996-2002), Monster 600 Dark, Monster 900 Cromo de 1999, Monster 900S de 1998, Monster 900 i.e (con inyección electrónica) de 2000, Monster S4 de 916 cc de 2001, Monster S4 Foggy, Monster 620 IE (con inyección electrónica) de 2002, Monster 1000 con motor Dual Spark de 2002, Monster 800 de 2003, Monster S4R de 996 cc de 2004, Monster S2R con motor Desmodue de 800 cc de 2005, Monster S4RS Testastretta 998 cc, Monster 695 de 2007, Monster 696 refrigerada por aire (2008-2014, con importantes modificaciones mecánicas, especialmente un chasis igualmente multitubular pero con diferente diseño y un nuevo motor), Monster 796 (2010-2013), Monster 821 de 2014 y las Monster 1100 Evo y Monster 1100 S refrigeradas por aire de 2009, sin olvidar una amplia gama de modelos customized (personalizados) que han sido construidos tomando como base diferentes tipos de Monster, como por ejemplo la fabulosa Ducati Monster 900 Valvoloni Cafe Racer Special, basada en la Ducati Monster M900 de 1993.

De hecho, la empresa motociclística italiana ofrece hoy en día un amplio surtido de modelos Ducati Monster con potencias y prestaciones que cubren prácticamente todas las necesidades, desde los 73 CV de la Ducati Monster 797 hasta los 160 CV de la Ducati Monster 1200R con motor Testastretta  L-Twin 11º DS.


Ducati Monster 1200 R en el clásico color rojo de la empresa de Borgo Panigale, la más potente fabricada hasta la fecha y una de las cúspides evolutivas de la especie, dotada con bastidor multitubular Trellis de acero también rojo Ducati. Una auténtica máquina de ensueño muy fiel a la filosofía Monster y en la que se ha realizado una sustancial modernización y mejora integral de diseño, bastidor, motor y electrónica, obteniendo con ello una formidable potenciación de las prestaciones y una mayor comodidad de uso (ya de por sí excelente en todos los modelos Ducati Monster previos fabricados desde 1993).


Su motor bicilíndrico desmodrómico Testastretta L-Twin 11º DS " R " de ocho válvulas ( cuatro por cilindro), 1.198 cc, 160 C.V a 9250 rpm, caja de cambios de seis velocidades, diámetro x carrera de 106 x 67.9 mm, Dual Spark y refrigeración líquida, que ha sido también renovado y optimizado en todos los aspectos importantes, hace que la Ducati Monster 1200 R sea extraordinariamente potente y con un increíble par motor de 131.4 Nm 13.4 kgf-m a 7.750 rpm, que constituye en sí mismo un importante logro tecnológico, ya que el rendimiento desde los regímenes más bajos de rpm es increíblemente uniforme y constante, permitiendo al piloto una experiencia de conducción única (tanto en ciudad — donde la comodidad es máxima — como en uso deportivo) definida por una curva de par inefablemente plana que permite disfrutar de la moto durante kilómetros y kilómetros sin constantes cambios de marchas.

Por otra parte, este extraordinario motor de la Ducati Monster 1200 R es fruto de una avanzadísima ingeniería cuyo objetivo fue desde un principio conseguir la plena integración de la planta motriz como elemento estructural del bastidor, algo que se ha logrado, al igual que el mencionado tremendo torque, gracias a un muy meritorio ajuste de la toma de aire y el sistema de escape (ambos específicos y que generan una potencia comparable a motores de cuatro cilindros) que permiten un torque superior a revoluciones medias y bajas.


Para hacerse una idea de lo que ésto significa, baste decir que ya a 4.500 rpm el piloto de una Ducati Monster 1200 R o S tiene disponible más del 85% del par motor, complementado por una soberbia gestión de la entrega de potencia del motor mediante una sonda Lambda para cada uno de los colectores, además de garantizar una precisa alimentación de combustible.

Y por si todo ello fuera poco, una válvula de escape accionada mediante control electrónico optimiza el rendimiento a lo largo de toda la gama de revoluciones.

Si a ello añadimos el sistema Ride-by-wire que proporciona una perfecta respuesta de potencia según el Modo de Pilotaje seleccionado (con tres opciones de mapping: conducción deportiva — 145 C.V—, conducción touring — 145 C.V — y conducción en ciudad — 100 C.V—) , gracias a su muy avanzada interfaz electrónica entre puño del acelerador y motor, un embrague húmedo antiwheelie y una gran sensación de ligereza en la maneta, ideal tanto para tráfico urbano como largas distancias, probablemente esta moto es un vívido exponente de redefinición de los conceptos de caro y barato, ya que inevitablemente, una máquina como ésta, de tan altas prestaciones, dotada con la más avanzada tecnología mecánica y electrónica y con una planta motriz que es el referente mundial en su ámbito, inevitablemente tiene un precio elevado, pero si se tiene en cuenta todo lo que ofrece y las incomparables experiencias de pilotaje que permite, no sólo vinculadas a las formidables prestaciones inherentes al sistema desmodrómico de distribución del tren de válvulas, sino también a su excepcional torque e impresionante facilidad y comodidad de conducción, su precio no se antoja en absoluto desmesurado.





Dos cualificados mecánicos del servicio técnico de Ducati realizando la revisión integral y puesta a punto de una Ducati Monster S4RS de 2007 con motor desmodrómico V-Twin refrigerado por líquido de 129 CV a 9.500 rpm y ocho válvulas (4 por cilindro), que supuso junto con los modelos S4 (2001) y S4R (2003) un importante salto cualitativo en aumento de potencia y equipamiento de la saga Monster durante la primera década del siglo XXI, con plantas motrices y equipamiento procedentes del formidable trío Ducati 916/996/998, lo cual convertía a las Monsters en motos plenamente deportivas exentas de carenado.

La capacidad tecnológica y conocimientos de Ducati en materia de mecánica y electrónica motocilística en sus más altas cotas, motores bicilíndricos de enorme rendimiento, cámaras de combustión, aleaciones de la industria aeroespacial y materiales de primera calidad son impresionantes, al igual que los muy profundos estudios de aerodinámica que presiden todos y cada uno de los diseños que realiza la empresa de Borgo Panigale.

Es ante todo y para todo la fidelidad a la tradición del sistema desmodrómico de distribución que controla la apertura y cierre de válvulas, en el que los árboles de levas juegan un papel clave y que es hoy por hoy únicamente utilizado por Ducati (con una experiencia acumulada de más de 50 años durante los cuales los ingenieros, técnicos y mecánicos de la empresa motociclística italiana han conseguido mejorarlo una y otra vez), cuya configuración y puesta a punto es muy compleja, pero que aporta importantes ventajas no sólo a la hora de alcanzar una altísima y sin rival cifra de revoluciones por minuto con pleno control, muy altas velocidades y tremendo poder de aceleración en una fracción de segundo, sino también en la reducción de fricciones en los regímenes más bajos y un sensacional torque que abarca prácticamente todo el rango de revoluciones por minuto, desde las velocidades más lentas a las más rápidas.






Ducati Monster 796 avanzando en plena noche.

Dotada con motor demodrómico bicilíndrico L-Twin de 803 cc, 87 CV, refrigerado por aire, cuatro válvulas (2 por cilindro), torque máximo de 78 Nm a 6250 rpm, caja de cambios de 6 velocidades, embrague multidisco en aceite APTC de accionamiento hidráulico y transmisión por cadena, la Ducati Monster 796 es una moto de gran belleza de líneas que siempre ha destacado por su notable polivalencia de uso, gracias a su binomio excelente equilibrio global y motor con muy buenas prestaciones.

Es la Monster que mejor ha armonizado hasta la fecha potencia y facilidad de uso, muy ligera y manejable en ciudad (sorteando con facilidad coches y tráfico congestionado), extraordinaria para disfrutar pilotando sobre carreteras con curvas (incluyendo las de montaña, donde sus cualidades son simplemente excepcionales), aceptable para su uso en circuito, y pese a carecer de protección contra el viento, también ha demostrado sobradamente su aptitud para hacer viajes.

Impresionante Ducati Monster 796 ABS personalizada perteneciente a la colección de Mario De Witte.

Así pues, la Ducati Monster 796 es un claro ejemplo de implementación del concepto " all around performer ", un modelo que permite grandes satisfacciones en prácticamente todo tipo de trazados, tanto urbanos como de carretera, y que lleva en su ADN el sonido inconfundible de los motores bicilíndricos Ducati de 4 válvulas (2 por clindro), cuya escucha es un auténtico deleite para cualquier amante del motociclismo.

Evidentemente, no es una máquina cum laude en ninguna faceta, pero posee un gran nivel cualitativo de construcción con materiales de primer nivel, es muy fiable y se adapta a una amplísima gama de contextos de pilotaje con una nota que podría calificarse sin reservas de notable, algo que tiene un mérito enorme, ya que no es una moto especializada en absoluto, además de la ventaja que supone el hecho de que fue diseñada por la empresa de Borgo Panigale (Bolonia) de tal manera que sólo precisa mantenimiento cada 12.000 km.









Texto y Fotos: José Manuel Serrano Esparza