lunes, 19 de enero de 2015

CITROEN ZX 16 VÁLVULAS: UN PURA SANGRE INOLVIDABLE

ENGLISH
Citroen ZX 16 Válvulas preparado por Piedrafita Sport y dotado con motor Tipo XU1034 de 1998 cc de 4 cilindros en línea y diámetro x carrera de 86,0 x 86,0 mm capaz de alcanzar los 200 CV de potencia a 7200 r.p.m, sistema integral de inyección Weber Alpha Plus y caja de cambios Tipo BE3 de 5 velocidades a crabots. Supercopa Citroen ZX. Circuito del Jarama (Madrid). 1996. Nikon F3 con zoom Nikkor 35-70 mm f/3.5 AI-s de enfoque manual. Fuji Velvia a ISO 80. 1/30 seg a f/11.

Durante cinco años consecutivos, entre 1992 y 1997, el Citroen ZX 16 Válvulas en sus diferentes versiones adquirió el status de legendario, obteniendo grandes resultados en competiciones nacionales e internacionales.

Tanto los entusiastas de la marca como los pilotos profesionales con predilección por los coches de pequeño tamaño y soberbia relación precio/rendimiento, disfrutaron desde el principio de este modelo de Citroen, muy estimado por todos aquellos que lo condujeron y tuvieron oportunidad de experimentar sus cualidades y personalidad ciertamente únicas.

El ZX 16 Válvulas de tracción delantera y 1150 kg de peso fue lanzado al mercado por Citroen en el Salón del Automóvil de París en Septiembre de 1992, con un motor de 2 litros en bloque de fundición con culata y cárter de aluminio,, 4 cilindros en línea, ubicación delantera transversal, 16 válvulas - cuatro por cada cilindro- y doble árbol de levas, con una potencia de 155 CV y un torque de 186 Nm.

Desde el mismo momento de su presentación, el Citroen ZX 16 válvulas de tres puertas consiguió un muy buen posicionamiento dentro de su segmento en lo tocante a su comportamiento como vehículo para viajes, casi al nivel del Volkswagen Golf Mk2, y aportó neumáticos Michelín XGTV de muy alta calidad, optimizados para el drenaje de agua, además de destacar por sus discos de freno de gran diámetro.

Debido a la fuerte competencia entre los Opel/Vauxhall Astra GSI, Ford Escort RS2000 y Volkswagen Golf GTi, Citroen decidió incrementar al máximo tecnológicamente posible y a marchas forzadas las prestaciones del nuevo ZX 16 Válvulas.

Ha de destacarse también su muy bajo consumo para la época: 8 litros por cada 100 km a una velocidad media de 100 km/h.

Por otra parte, aportaba mucho mejores asientos que las versiones previas del ZX (como el popular 1.9D con bloque de aleación y culata), así como abundantes ajustes para conseguir la posición más cómoda viable del piloto, además de conseguir una conducción muy eficaz potenciada por una caja de cambios notablemente rápida y precisa.

En 1996, Citroen dejó de fabricar el ZX 2 litros 16 Válvulas de 155 CV e introdujo una versión actualizada con una planta motriz todavía más potente: el ZX 2 litros de 167 CV.

El primer modelo de este nuevo motor de 167 CV mostró continuamente su gran potencia y fiabilidad, con mejoras internas en el bloque del motor, carter y culata, junto con una electrónica más avanzada, admisión y tubo de escape perfeccionados y un avance clave: el aumento del par motor a 193 Nm, incorporando asimismo un colector de admisión de longitud variable cuya misión era lograr una reacción de gran eficacia en cada velocidad de giro, aunque le faltaba un poco de respuesta en la zona alta del indicador r.p.m, algo que fue corregido en la segunda versión de este extraordinario motor de 167 C.V (que supera con creces la energía necesaria para mover el coche), arreglándoselas sin la admisión variable y utilizando conductos muy pulidos de longitud definida que trajeron consigo un mayor rendimiento a altas revoluciones.

Además, el Citroen ZX 2 litros 16 válvulas de 167 CV fue muy potenciado con neumáticos especiales Michelín de material compuesto blando y cubierta de gran resistencia, que permitían trazar las curvas a alta velocidad y con gran seguridad. Y su potencia era tal para un coche de tan reducidas dimensiones y peso, que Citroen decidió incluir su motor en el modelo Xsara de 1997.

Debido a las excelentes cualidades y fiabilidad del Citroen ZX 2 litros 16 válvulas, fue utilizado en muchísimos rallies, especialmente en Francia, Bélgica, España, Portugal y Finlandia, siendo también dos de ellos usados en Alemania para los campeonatos de carreras de coches turismos y posteriormente en 1997 durante el Campeonato de Holanda de Coches Deportivos.

Incluso, Citroen Sport España creó en 1994 la ZX 16 Válvulas Super Cup, una competición automovilística de muy alto nivel para pilotos experimentados que conducían modelos de ZX 2 litros 16 Válvulas con un motor enormemente potente, robusto y de gran fiabilidad, así como una puesta a punto de primerísimo nivel que les permitía alcanzar entre los 180 y 212 CV, una caja de cambios Tipo BE3 de 5 velocidades a crabots y una velocidad máxima de 226 km/h.

Tanto fue así que Sylvain Poulard ganó el Rally Cross de Francia en 1995 con un ZX de 16 válvulas.

Ni que decir tiene que incluso con dichos tremendos Citroen ZX 2 litros 16 Válvulas capaces de generar entre 180 y 212 CV y creados para conseguir la máxima competitividad en circuitos profesionales, no se dejó de lado en ningún momento la filosofía de intentar obtener el mejor compromiso posible entre rendimiento, tamaño y coste de producción, y hubo aproximadamente 30 coches de este modelo desarrollado como un auténtico vehículo de competición (comparable en prestaciones a las de un coche Grupo A puntero de la época), corriendo anualmente durante la mencionada y muy famosa Super Copa ZX 16 Válvulas (algunas de cuyas últimas unidades de ZX 2 litros 16 válvulas participantes preparadas por Piedrafita Sport alcanzaron entre 220 y 230 CV de potencia), que finalizó en 1997 con la llegada del Citroen Xsara.

DATOS TÉCNICOS DEL CITROEN ZX 16 VÁLVULAS
Velocidad Máxima: 220 km/h.
0-100 km/h: 9.1 segundos (versión 155 CV), 7.7 segundos (versión 167 CV).
Motor: 155 CV, 167 CV y 30 unidades participantes en la Super Copa ZX 16 Válvulas con plantas motrices con impresionante puesta a punto estado del arte de la época entre 180 y 212 CV
Torque: 193 Nm.
Desplazamiento: 2 litros.
Tipo de Motor: 4 cilindros, 16 válvulas.
Ubicación del Motor: Delantera.
Caja de Cambios: 5 velocidades.
Tracción: Delantera.
Distancia entre ejes: 2´540 m.
Peso: 1150 kg.
Año de Presentación: 1992 (versión de 155 CV - reales 144-) y 1996 (versión de 167 CV).
País de Producción: Francia.
Ratio Potencia/Peso: 142´74 CV/tonelada
Potencia por litro: 62´27 kw/litro.

                                                 Foto: Piedrafita Sports

LOS MÍTICOS PIEDRAFITA CITROENS ZX 16 VÁLVULAS KIT CARS
Julián Piedrafita, uno de los más importantes expertos en puesta a punto de motores y mecánica automovilística de la historia, y que fue desde 1977 el hombre clave de Citroen en la preparación de plantas motrices (habiendo desarrollado algunos de sus más destacados modelos como el Citroen AX 4 x 4) especialmente en el ámbito de la competición, y que desde 1994 había preparado los muy especiales Citroen ZX 16 válvulas de competición para la Copa ZX de España, logró a partir de 1997 superarse a sí mismo, rizando el rizo y desarrrollando, con profundísimo conocimiento y experiencia acumulados durante varias décadas un sueño hecho realidad: los Piedrafita ZX Kit Cars, a partir de un prototipo original contruido en Francia en colaboración con Dany Snobeck pero que no había participado en ninguna competición.

Piedrafita logró una hazaña sin precedentes: llevar el potencial del Citroen ZX de 16 válvulas hasta sus máximos confines técnicamente posibles de potencia, velocidad, seguridad y fiabilidad, mejorando en una pléyade de aspectos el ZX 16 Válvulas Kit Car original que recibió, partiendo de una carrocería Matter como núcleo, trabajando a destajo con parámetros en gran medida artesanales, todo tipo de recursos de cosecha propia, atención minuciosa a cada detalle y esforzándose por extraer el 100% del rendimiento del ZX 16 Válvulas, lo cual consiguió en gran medida, y lo que es más increíble, contando en todo momento con un presupuesto muy reducido.

De este modo, el cúmulo de mejoras y aspectos optimizados obra de José Luis Piedrafita y su equipo en el taller Piedrafita Sport de Madrid (en simbiosis con la motorización de élite realizada por Snobeck y algunas aportaciones del ingeniero y director técnico José Juan Aracil Elejabeitia, obteniéndose una planta motriz de 269 CV a 8650 r.p.m) fueron al Citroen ZX 16 Válvulas lo que Alois Ruf al motor de 3.366 cm3 con doble turbocompresor de 6 cilindros con árbol de levas ubicado en la culata, 24 válvulas, par motor máximo de 553 Nm y 469 CV de su Porsche Ruf 911 CTR de 1987, dotado con caja de cambios manual de cinco velocidades construida artesanalmente y discos de freno Brembo estado del arte en su época.


Por otra parte, en 1997, Julián Piedrafita (junto con José María Barroso y Juan José Aracil Elejabeitia) formó una gran sinergia con el piloto Jesús Puras, que condujo un Citroen ZX Kit de 16 Válvulas y 269 CV, con el que el piloto cántabro y su copiloto Carlos del Barrio ganaron el Campeonato de España de Rallies de dicho año, un triunfo muy meritorio, ya que el equipo Citroen hubo de enfrentarse a un amplio surtido de coches más potentes de otras marcas.

Este célebre Piedrafita Sport Citroen ZX 16 Válvulas Kit Car de 967 kg de peso, motor 2 litros de 4 cilindros, 2 árboles de levas en cabeza, 4 válvulas por cilindro, 269 CV sin turbo y caja de cambios secuencial X-Track de seis marchas que extrae plena potencia con enorme precisión y que posee entre otras muchas virtudes una facilidad de conducción poco común en este tipo de coches de gama referencial, notable versatilidad, gran estabilidad y ausencia de balanceo en las curvas, se convirtió desde mediados de los años noventa en el estandarte de la filosofía de coches con dos ruedas motrices y motor atmosférico de 2 litros sin turbo, cuyo objetivo era (entre otros muchos) reducir notablemente el coste de producción de los vehículos para rallies de Grupo A, pero siendo simultáneamente capaces de competir con plenas garantías contra otros coches deportivos dotados de motores con turbocompresor.

Hay que resaltar también el hecho de que la mencionada caja de cambios secuencial X-Track de seis marchas era igualmente del más alto nivel, a crabots, caracterizada por la ausencia de sincros y con dientes rectos, un prodigio de mecánica diseñado para subir marchas sin embrague y bajar sirviéndose un poco de él.

Se da además la circunstancia de que los Piedrafita Sport Citroens ZX 16 Válvulas Kit Cars fueron una plataforma tecnológica de notable trascendencia, ya que significaron la plena aplicación práctica del uso de muy avanzados ordenadores (que fueron entre otros abundantes aspectos un factor clave en el diseño del arco de seguridad integrado en la carrocería) como complemento fundamental de apoyo a la labor de taller, ámbito en el que la estrategia de José Aracil Elejabeitia (pionero en la implantación en coches de carreras en España de sistemas de telemetría con continua obtención de datos sobre una pléyade de parámetros y transmisión de los mismos desde vehículos a ingenieros y técnicos) había sido de gran trascendencia desde finales de los años ochenta en el seno de Piedrafita Sport, sin olvidar el uso extensivo de Kevlar que facilitó la reducción de peso.

Así pues, Piedrafita Sport se convirtió desde mediados de los años noventa en uno de los más importantes referentes europeos en tecnología automovilística, mecánica, de fine tuning, componentes específicos y motorización de vehículos optimizados para la competición deportiva, con auténticos mitos como el Citroen ZX Kit Car de 269 C.V pilotado por Jesús Puras o el prototipo Citroen AX 4 x 4 Turbo de 900 kilos con tracción X-Track a las cuatro ruedas a los mandos de Guillermo Barreras y 450 C.V de potencia, obra de José Aracil y modelo cumbre de los AX Piedrafita Sport.

La confianza de Citroen en Julián Piedrafita era tan grande que en 2001 le llamaron para que realizara la puesta a punto del Citroen Xsara Kit Car que Sebastián Loeb (que sería posteriormente Campeón del Mundo de Rallies seis veces consecutivas en 2004, 2005, 2006, 2007, 2008 y 2009) ganó el Campeonato de Francia de Rallies de dicho año.

Y en la memoria de los buenos aficionados a las carreras de coches siempre habrá un lugar para pilotos como Jesús Puras (6 veces Campeón de España de Rallies), Luis Climent, Daniel Sordo, Antonio Zanini, Miquel Fuster, Guillermo Barreras, Genito Ortiz, Ricardo Muñoz, Enric Burrull, Daniel Sola y otros.

© Texto y Fotos Indicadas: José Manuel Serrano Esparza

NAPIER-RAILTON SPECIAL 1933