martes, 4 de octubre de 2011

LA MALETA MEXICANA: UNA EXHIBICIÓN FOTOGRÁFICA VERDADERAMENTE FASCINANTE E HISTÓRICA

Texto y Fotos Indicadas: José Manuel Serrano Esparza. Les Rencontres Photographiques d´Arles (Francia) 2011
ENGLISH

Photo: José Manuel Serrano Esparza

La exhibición fotográfica mundial itinerante La Maleta Mexicana, organizada por Cynthia Young (ICP Curator) y realizada con una selección de 4.500 negativos correspondientes a 126 rollos de película de 35 mm expuestos por Robert Capa (45), David Seymour "Chim" (46) y Gerda Taro (32) entre Mayo de 1936 y Marzo de 1939 durante la Guerra Civil Española y revelados en París por Chiki Weisz, es sin lugar a dudas una de las más impresionantes exposiciones de la Historia, e incluye también una pequeña cantidad de fotografías realizadas por Fred Stein en la capital francesa.

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Emerico Chiki Weisz Schwartz, gran amigo de Robert Capa y Kati Horna desde su infancia en Budapest, es el personaje clave en la génesis, elaboración y salvación de este importantísimo e histórico legado fotográfico, ya que por una parte, fue él quien reveló entre 1934 y 1939 los 126 rollos de película de 35 mm en París, quien hizo los contactos, las copias a papel fotográfico, etc, y por otra, fue también él la persona a quien Robert Capa encargó en persona la custodia de los 126 rollos de 35 mm con sus 4.500 negativos (que se hallaban en su estudio del número 37 de la calle Froidevaux de París) poco antes de partir el 15 de Octubre de 1939 desde Francia hacia Estados Unidos a bordo del barco Manhattan para reunirse con su madre Julia Friedmann, su hermano Cornell y Edith (esposa de Cornell) en el brownstone de West Eighty-Ninth Street en Nueva York.

Fue Chiki Weisz quien con gran meticulosidad preparó tres cajas de bombones (de color rojo, verde y beige) con pequeños compartimentos de cartón, introduciendo en cada uno de ellos, uno por uno, los 126 rollos de película cuidadosamente clasificados - que constituyen lo que se conoce como La Maleta Mexicana- , 

Photo: José Manuel Serrano Esparza

metiendo poco después todo en una mochila que transportó en bicicleta, jugándose la vida, desde París a Burdeos, y tras sucesivas peripecias, las cajas con las 4.500 negativos fueron finalmente a parar a manos del General Francisco Javier Aguilar González (Embajador de México ante el Gobierno de Vichy durante 1941-42 y fallecido en Ciudad de México en 1972), permaneciendo el tesoro en el más absoluto olvido durante 53 años - desde 1939 -, hasta que reaparecieron en México D.F en 1992, cuando Grace Aguilar (hija del General), poco antes de morir en Ciudad de México, regaló las tres cajas con los 126 rollos de película de 35 mm y sus 4.500 negativos al productor cinematográfico mexicano Benjamín Tarver (cuya madre era muy amiga de Grace), que guardó todo en un armario de su casa durante tres años, hasta que en 1995 el cineasta se dió cuenta de que el obsequio que había recibido era mucho más valioso de lo que había podido imaginar, al mirar uno de los negativos formato 24 x 36 mm al trasluz y contemplar el semblante de Gerda Taro.

Las copias vintage y hojas de contactos de fotografías hechas por Fred Stein y Robert Capa a Gerda Taro en París en 1935 constituyen uno de los ámbitos más exóticos de la Exhibición La Maleta Mexicana. Aquí podemos ver a la derecha una copia vintage de la célebre fotografía de Gerda Taro escribiendo a máquina realizada por Fred Stein en su estudio de la parisina rue Colaincourt (donde vivía con su esposa Lilo Stein y con frecuencia preparaban grandes cantidades de comida con las que alimentaron y permitieron la subsistencia de muchos refugiados políticos judíos procedentes de Alemania que huían del nazismo) y que fue publicada tres años más tarde por la revista Regards en su número del 21 de julio de 1938, al cumplirse el primer aniversario de su muerte. Bajo esta copia vintage se halla la hoja de contactos con 25 fotogramas (en la que aparece también Chiki Weisz y a la que corresponde dicha imagen) que comienza con dos fotografías de un acordeonista ciego tocando en la calle; y a la izquierda, podemos observar una copia vintage de otra igualmente famosa fotografía: la realizada por Capa a Gerda Taro mientras dormía en pijama, sobre la cual vemos la hoja de contactos a la que pertenece, y en la que hay otras tres imágenes de la fotoperiodista durmiendo así como dos más en las que aparece con una amiga no identificada. Photo: José Manuel Serrano Esparza

A partir de entonces, se inició un período de 12 años de arduas negociaciones entre Benjamín Tarver y el ICP de New York con Cornell Capa, Richard Whelan y Brian Wallis, sin que se llegara a un acuerdo, hasta que las decisivas gestiones y tenacidad de la comisaria fotográfica y directora de cine Trisha Ziff, consciente de su enorme importancia histórica, permitieron la definitiva recuperación y salvación de La Maleta Mexicana, que fue entregada por su hijo Julio Ernesto Patrick a Cornell Capa en el ICP de Nueva York el 19 de Diciembre de 2007, en un acto muy emotivo y simbólico - es hijo de un exiliado español de la Guerra Civil-, once meses después de la muerte de Chiki Weisz, fallecido el 16 de Enero de 2007 a las 19:00 h de la tarde en ciudad de México, siendo ya muy viejito, a la edad de 95 años, debido a una grave enfermedad renal, habiendo padecido además problemas en la vista desde los años ochenta, por lo que pasó los últimos años de su vida recluído en su domicilio de la calle Chihuahua en la colonia Roma Sur de la Ciudad de México, donde fue cuidado hasta los últimos momentos por Leonora Carrington, que fue su esposa durante 61 años.

Photo: Bill Jay

Este extraordinario retrato de Cornell Capa, realizado por Bill Jay en el ICP de Nueva York en 1980, refleja notablemente la personalidad de un hombre que desde 1974 (año de la fundación del International Center of Photography) renunció en gran medida a su hasta entonces destacada carrera como fotógrafo profesional, dedicándose sobre todo a intentar preservar el legado fotográfico de su hermano Robert y al fomento de las famosas colecciones de fotografías del ICP realizadas por los mejores fotógrafos de la historia, así como de sus exposiciones itinerantes por todo el mundo.

´Desde el día de la muerte de mi hermano en 1954, me atormentaba la pregunta de qué sucede con la obra que un fotógrafo deja tras de sí y cómo hacer que esa obra siga viva´.Cuando Trisha Ziff viajó en avión desde México D.F a Nueva York, llevando La Maleta Mexicana al ICP el 19 de Diciembre de 2007, tras casi 75 años de periplo en que se la había dado por perdida, Cornell Capa, que se hallaba ya hacía tiempo aquejado de un fuerte Parkinson, pudo por fin verificar cinco meses antes de su muerte (falleció el 23 de Mayo de 2008 a los 90 años de edad) la definitiva preservación de la famosa maleta, veintisiete años después de haber emitido en 1979 (con motivo de una exposición sobre Robert Capa en la bienal de Venecia) el siguiente comunicado: " En 1940, ante el avance del ejército alemán, mi hermano le dio a un amigo suyo una maleta llena de documentos y negativos. De camino a Marsella, el amigo confió la maleta a un veterano de la Guerra Civil Española, para que la escondiese en el sótano de un consulado latinoamericano. Aquí termina la historia. Todos los intentos de encontrar la maleta han sido en vano. Naturalmente, puede producirse un milagro. Si alguien tiene información sobre la maleta, que se ponga en contacto conmigo, y tendrá de antemano mi infinita gratitud ".

El amigo de Capa a quien se refería Cornell era Chiki Weisz. Ambos creyeron durante muchas décadas que La Maleta Mexicana había desaparecido.
Fruto de las circunstancias y de las múltiples vicisitudes que han rodeado el devenir de La Maleta Mexicana desde principios de los años noventa, siendo octogenario y nonagenario Chiki Weisz no tuvo la oportunidad de saber que el legado fotográfico que Robert Capa le había entregado en Francia (y que él había arriesgado su vida para proteger, viajando en bicicleta a través de Francia) se hallaba sano y salvo a pocas manzanas de su casa, en un piso de Avda de la Revolución, ni de ver de nuevo La Maleta Mexicana ni constatar la definitiva preservación de las 4.500 imágenes expuestas por Capa, Chim y Taro, que además de ser grandes amigos suyos, confiaron plenamente hace tres cuartos de siglo en su gran profesionalidad, talento y capacidad de trabajo a la hora de revelar sus películas y de hacer los importantísimos contactos de 35 mm a partir de los cuales editar las mejores fotos.

La enorme calidad de los revelados realizados por Chiki Weisz hace tres cuartos de siglo, el prácticamente perfecto estado de conservación de los negativos de 35 mm y la excelente digitalización lograda por expertos del Rochester Museum of Photography, han permitido la ampliación de varios rollos de película de 35 mm hasta crear contactos a tamaño mural, algo enormemente exótico y que es sin duda uno de los ingredientes más del gusto del público. Increíblemente, pese a tan considerable factor de aumento, no existe apenas pérdida de calidad perceptible, lo cual dice mucho en favor del trabajo en cuarto oscuro de Chiki Weisz, ya que durante la segunda mitad de los años treinta, tuvo que revelar películas de nitrato pancromáticas Kodak y Agfa de sensibilidad aproximada Weston 32 (equivalente a ISO 40), emulsiones que se caracterizaban por un grano muy visible. También ha sido fundamental en este sentido el admirable trabajo realizado por el Laboratorio Fotográfico Picto de París, autor de dichos contactos en tamaño mural. Photo: José Manuel Serrano Esparza

No obstante, tengo la firme convicción de que Chiki Weisz habría sido muy feliz conociendo la actual situación, ya que al fin y al cabo, se ha podido preservar este tesoro, Patrimonio de la Humanidad, que era lo importante, y millones de personas por todo el mundo

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: José Manuel Serrano Esparza

tienen oportunidad de ver estas impresionantes fotografías hechas por sus grandes amigos Robert Capa, David Seymour Chim y Gerda Taro durante la Guerra Civil Española, tres generaciones después de los hechos, con unos negativos de nitrato que se han mantenido prácticamente intactos debido al clima de México y que han permitido que Cynthia Young, Assistant Curator del ICP de New York y Comisaria de la magna exhibición La Maleta Mexicana, organice una vez más una soberbia exposición fotográfica de auténtica dimensión internacional ( como ya lo fueron Unknown Wegee (2006), This is War! Robert Capa at Work & Gerda Taro - en colaboración con Kristen Lubben, Associate Curator of the ICP New York- durante 2008-2010, etc) repleta de detalles de buen gusto que cautivan a los numerosísimos visitantes,

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: José Manuel Serrano Esparza

La gran exhibición fotográfica La Maleta Mexicana incorpora además un amplio surtido de publicaciones de la época editadas en diferentes países y que informaron sobre la Guerra Civil Española. Aquí vemos dos páginas de una revista holandesa. A la izquierda aparecen fotografías hechas por David Seymour "Chim" en el Frente de Vizcaya en 1937, mientras que en la página de la derecha aparecen un texto y fotografías sobre el director de cine Joris Ivens y su película The Spanish Earth que rodó en España en 1937, con comentarios y narración de Ernest Hemigway y fotografía de John Fernhout. Un año más tarde, Joris Ivens y John Fernhout rodaron en China (sobre todo en Hankou) la película Los 400 Millones, para la cual el cineasta holandés contrató a Capa como ayudante de operador de cámara cinematográfica, tras llegar Bob con John Fernhout a Hong-Kong (donde les esperaba Joris Ivens) el 16 de Febrero de 1938 a bordo del barco Aramis, que había salido de Marsella el 21 de Enero de 1938. Photo: José Manuel Serrano Esparza

El documental Con la Brigada Abraham Lincoln en España (1937-1938), descubierto por Juan Salas (experto en estudios visuales y comisario fotográfico independiente) y rodado por Henri Cartier-Bresson y Jacques Lemare durante la Guerra Civil Española con cámaras cinematográficas Eyemo de 35 mm y que es posible ver en pantallas LCD de alta calidad, constituye otro de los alicientes de la exhibición La Maleta Mexicana. Photo: José Manuel Serrano Esparza

todo ello aunado con textos explicativos y un meticuloso orden que conlleva un ímprobo trabajo previo de preparación y estudio, con el beneficio añadido de que en esta exhibición fotográfica, con muy buen criterio, se ha dado especial protagonismo a los contactos de 35 mm, primordiales tanto para seleccionar las mejores imágenes como para saber cómo trabaja un fotógrafo y su evolución profesional:

Hoja de contactos de 35 mm con fotografías realizadas por Gerda Taro en el Frente del Jarama, al noroeste de Madrid, a principios de Marzo de 1937 y que al igual que con muchas otras hojas de contactos incluidas en la exhibición La Maleta Mexicana, permite apreciar la serie completa, es decir, el antes y el después de la imagen o imágenes que fueron seleccionadas por los editores de periódicos y revistas, así como el contexto de cada historia. Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: José Manuel Serrano Esparza

La zona de la exhibición dedicada a contactos y copias vintage de fotografías hechas por Robert Capa en Teruel (Frente de Aragón), en Diciembre de 1937 y Enero de 1938, se convierte en un constante foco de atención entre los presentes. Justo delante del visitante con sandalias se distinguen dos copias vintage: a la izquierda, una fotografía realizada por Capa a principios de Enero de 1938 en la que se aprecia a cuatro soldados republicanos (dos de ellos heridos, uno leve que marcha a pie y otro más grave, con una gruesa venda en la cabeza y que va montado sobre un burro) que caminan junto a una casa de Teruel y otra captada por Bob también en Teruel el 21 de Diciembre de 1937 (cuando con su amigo y periodista Herbert Matthews del New York Herald Tribune estaba iniciando su entrada en la ciudad sitiada por el ejército republicano) y en la que vemos a un padre que lleva en brazos a su hijo herido con el pantalón roto y la pierna derecha al descubierto con una venda totalmente ensangrentada y de fondo la gran puerta de madera de una casa y el muro blanco típicos de la época. Photo: José Manuel Serrano Esparza

Una de las hojas de contactos de 35 mm con fotografías hechas por Capa durante su cobertura de la Batalla de Teruel, de la cual La Maleta Mexicana contiene nada menos que 14 carretes del entonces denominado formato miniatura. Una vez más, la calidad de los revelados realizados por Tsiki Weiss en París durante la segunda mitad de los años treinta, resulta admirable.

Photo: Robert Capa. © Estate of Cornell Capa/ICP/Magnum

Capa en estado puro. Escaneado del negativo original de 35 mm expuesto por Bob el 7 de Noviembre de 1938 durante la Batalla del Río Segre. Esta es una de las más dramáticas fotografías de su carrera. Los obuses franquistas están cayendo muy cerca y el humo producido por las explosiones lo impregna todo.

Esta fotografía fue publicada en la revista Picture Post del 3 de Diciembre de 1938, (junto con otras también extraordinarias y muy dramáticas correspondientes a dicha batalla), con un pie de foto en el que se afirmaba que "dos soldados republicanos regresan con un prisionero capturado".


La realidad, tal y como descubrió El Legendario Maestro Richard Whelan, máximo experto mundial en Robert Capa y Alfred Stieglitz de todos los tiempos, es que se trata de un soldado republicano herido por impacto de metralla en zona ventral y ayudado por dos camaradas, por lo que el texto de dicho pie de foto es erróneo, en absoluto obra de Capa - algo que ocurrió con cierta frecuencia durante su trayectoria profesional-, y fue una decisión editorial tomada por Stefan Lorant (editor del Picture Post) y Tom Hopkinson (editor adjunto del Picture Post).

Sea como fuere, la imagen constituye otro icono discrónico más del fotoperiodismo de guerra. Capa se juega la vida para obtenerla, estando en primera línea de fuego, en una zona donde las tropas republicanas están siendo atacadas por la artillería franquista. 73 años después, casi puede escucharse todavía el ruido ensordecedor de los proyectiles, olerse la pólvora y palparse el miedo a la muerte.


Photo: José Manuel Serrano Esparza

Tres hojas de contactos y dos copias vintage de fotografías hechas por Robert Capa a principios de Enero de 1939 y correspondientes al Frente de Cataluña. En la copia de época visible arriba a la izquierda, aparecen cuatro soldados republicanos pertenecientes al 5º Cuerpo de Ejército del general Líster en zona de combates, aproximadamente tres semanas antes de la irrupción de las tropas franquistas entre Manresa y Sitges el 22 de enero de 1939 y el ataque al día siguiente sobre Sabadell, Tarrasa y Badalona, cruzando a continuación el Llobregat, todo lo cual provoca el éxodo precipitado de cientos de miles de refugiados republicanos desde Barcelona en dirección a Francia.

En la copia de época situada más abajo, vemos a un jovencísimo recluta republicano, de aproximadamente 16 años de edad, alistado durante la última llamada a filas, y fotografiado por Capa junto a los muros de una casa rural semidestruída, ubicada en área de lucha. Bob percibe claramente la bisoñez del recluta, dramáticamente revelada por dos detalles que ilustran de modo vívido la tragedia de los momentos que se están viviendo, ya que el adolescente, sin apenas instrucción militar, agarra el fusil Mauser con su mano izquierda por la zona de la punta de su cañón, el cual tapa con el dedo pulgar, con el peligro que ello conlleva, al tiempo que aferra el arma a su pecho, cde tal manera que la boca de fuego está apuntando a su cara, lo cual incrementa aún más el peligro.

Otro de los aspectos más destacados de la exhibición La Maleta Mexicana es el amplio surtido de copias vintage de muy alta calidad en tamaño medio y grande que alberga (un total de 50), más otras 20 también excelentes hechas después de la Guerra Civil Española. Aquí podemos ver un una copia positiva de época de varios niños huérfanos refugiados comiendo, realizada a partir del negativo original de 35 mm expuesto por Robert Capa en Barcelona en Noviembre de 1938. Photo: José Manuel Serrano Esparza

Copia vintage de una fotografía realizada por Capa en Marzo de 1939 en el campo de internamiento para exiliados republicanos de Argelès-sur-Mer (Francia), en la que se aprecia a una madre limpiando la nariz de su hijo. Ante el avance de las tropas franquistas y con la guerra ya perdida, un total de 500.000 personas huyeron desde España al sur de Francia cruzando la frontera gala, siendo recluidos y hacinados en diferentes campos (Le Barcarès, Bram, Argelès-sur-Mer, Montolieu, Saint Cyprien y Gurs) en condiciones lamentables, con falta de comida, ausencia de agua corriente, carencia de las más básicas condiciones higiénicas, electricidad inexistente e imposibilidad de obtener atención médica o fármacos de ningún tipo. Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: Robert Capa. © Estate of Cornell Capa/ICP/Magnum

Escaneado de negativo original expuesto por Robert Capa en el campo de internamiento para exiliados republicanos de Le Barcarès (Francia) en Marzo de 1939. Esta famosa imagen captada por Capa se convirtió en otro icono más de su carrera como fotógrafo profesional, y apareció en las páginas de muchas revistas y publicaciones de la época, mostrando al mundo con toda su crudeza y dramatismo el destino de aproximadamente 500.000 personas que tuvieron que huir de España a Francia con lo puesto y emprender una nueva vida comenzando desde cero. Una vez más, queda muy palpable el prácticamente perfecto estado de conservación de los negativos, 75 años después de los hechos, que ha permitido salvar esta gran colección de instantáneas - muchas de ellas inéditas- de la Guerra Civil Española, que constituye probablemente el mayor tesoro de imágenes de la Historia de la Fotografía.

Photo: Robert Capa. © Estate of Cornell Capa/ICP/Magnum

Imagen captada por Robert Capa en Marzo de 1939 en el campo de concentración francés de Bram durante la distribución de comida a refugiados republicanos españoles. La mirada del chico joven del centro de la fotografía en primer plano refleja claramente el cúmulo de penalidades sufridas. Bob se ha dado cuenta de que - a diferencia de otros exiliados de mayor edad que aparecen tras él- este muchacho carece de ropa de abrigo adecuada y está pasando bastante frío.

Otra imagen de asistentes a la exhibición La Maleta Mexicana viendo el documental Con la Brigada Abraham Lincoln en España (1938-1939). Photo: José Manuel Serrano Esparza

El documental Con la Brigada Abraham Lincoln en España (1937-1938) incluye abundantes textos informativos que facilitan la comprensión y contextualización de las imágenes por parte del público. Photo: José Manuel Serrano Esparza

Personas de las más diversas edades y generaciones acuden para ver en directo lo que constituye no sólo una grandiosa exhibición fotográfica, sino también un regreso en el tiempo a 75 años atrás. En la imagen, la mujer más próxima a la cámara contempla la portada de la revista Regards de 15 de Abril de 1937 en casi perfecto estado de conservación, mientras otra visitante al fondo aprecia con mayor detalle por medio de una lupa de gran aumento (suministrada por el Musée Départemental de l´Arles Antique a los asistentes) unas hojas de contactos con fotografías hechas por Gerda Taro en Marzo de 1937 en Valencia, durante la instrucción de hombres del Ejército Republicano propiamente dicho, que se formó a partir de principios de 1937 tras unos primeros meses de guerra en que predominaron las unidades formadas por milicias populares. Photo: José Manuel Serrano Esparza

La exhibición La Maleta Mexicana también muestra algunos de los Cuadernos de la Guerra Civil Española (1936-1939) elaborados por Capa y Taro de la Colección de los Archivos Nacionales de París y que incluyen contactos 24 x 36 mm recortados y pegados en sus páginas a modo de guía de referencia. Podemos ver aquí uno de ellos con los contactos del terrorífico reportaje realizado por Gerda Taro en la morgue de Valencia el 16 de Mayo de 1937, tras los bombardeos aéreos franquistas de los días 14 y 15 de dicho mes, y en el que fotografió los cadáveres ensangrentados de muchas víctimas así como a numerosos familiares esperando noticias angustiados y aferrados a la verja de la puerta principal del edificio. Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: Gerda Taro. © ICP New York

Escaneado de negativo original de dramática fotografía hecha por Gerda Taro a familiares de víctimas del bombardeo de Valencia, que aguardan noticias sobre sus seres queridos junto a la puerta de acceso a la morgue de la ciudad del Turia. La expresión facial de la mujer en primer plano vestida con ropa oscura y con el pulgar tocando sus labios es el epicentro de un icono que continúa plenamente vigente ya en la segunda década del siglo XXI, casi 75 años después de los hechos.

Estos valiosos cuadernos de contactos suscitaron también un apreciable interés. Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: José Manuel Serrano Esparza

Tres copias vintage de fotografías hechas por David Seymour "Chim" cerca de Badajoz (Extremadura), a principios de Mayo de 1936, durante su primer viaje a España como fotógrafo de la revista francesa Regards, acompañado por el escritor Georges Soria, no pasan en absoluto desapercibidas para los visitantes, ni tampoco la hoja con la serie de seis contactos de 35 mm a la que pertenecen dichas imágenes.
En la zona superior central puede verse la famosa imagen de una madre campesina amamantando a su hijo mientras escucha a un orador durante un mitin político. En estos momentos, se conoce con mayor profundidad tanto el contexto de esta fotografía como su verdadera estética de imagen y aspect ratio, ya que su negativo original era uno de los 4.500 incluidos en La Maleta Mexicana.

Hasta ahora, únicamente existían reproducciones de copias de época, en las que habitualmente se había cortado parte del frame original 24 x 36 mm y había tenido lugar un excesivo oscurecimiento e incremento del contraste, pero esta gran exhibición permite apreciar la fotografía con su proporción 2:3 completa así como con sus tonos originales, todo ello con muy superior nivel de detalle.

Esta fotografía tuvo un gran impacto y fue publicada en la revista Regards del 14 de mayo de 1936, en AIZ del 29 de Julio de 1936, en Nova Iberia en Enero de 1937.
A su derecha, podemos ver otra fotografía perteneciente a esta serie tomada en Badajoz, y en la que aparece una anciana con la mano izquierda apoyada sobre la parte izquierda de su cara, mirando a un orador y escuchando sus palabras. Esta mujer de avanzada edad tiene la boca entreabierta, apreciándose una dentadura deteriorada. Tras ella aparece la cabeza con boina y el hombro y brazo derecho de un anciano campesino, apreciándose al fondo - ya fuera de foco- a muchos otros asistentes al mitin.

En ambas fotografías, ciertamente extraordinarias, Chim, grandísimo fotógrafo y poseedor además de muy profundos conocimientos técnicos y de iluminación, hace un uso magistral de la luz lateral alta, generando cotas cenitales de dramatismo al resaltar la mitad izquierda de los rostros de los protagonistas principales, rodeados por sombras duras y miradas de honda preocupación y desesperanza.


Photo: David Seymour "Chim". © Estate of David Seymour / Magnum

Escaneado del negativo original de la famosa fotografía hecha por David Seymour "Chim" cerca de Badajoz (Extremadura) a principios de Mayo de 1936.

Obsérvese a la derecha de la mujer que amamanta a su bebé la expresión de los ojos impregnados de miedo y angustia ante un futuro incierto de otra madre algo más joven con indumentaria clara y ubicada a la derecha de la imagen -con su hija de aproximadamente tres años en brazos- cuyo hombro izquierdo toca el borde derecho del fotograma o el detalle de la chica de unos 10 años de edad que se asoma con miedo - que está de pie junto al bebé amamantado- estirando la cabeza por detrás de un hombre joven que asiste al acto, mientras justo detrás de ella vemos la mitad del rostro de otra chica de edad similar con la mirada perdida.


Chim, con gran sensibilidad y atento hasta a los más mínimos detalles, capta los rostros de campesinos y campesinas, endurecidos y prematuramente envejecidos por una vida repleta de privaciones y trabajo a destajo durante entre 12 y 16 horas diarias por míseros salarios de subsistencia (por citar sólo un ejemplo, la mujer que amamanta a su hijo probablemente no tiene más de 30 años, aunque aparenta unos 50) y se anticipa a los dramáticos acontecimientos que se iniciarán en España sólo dos meses y medio más tarde.

Nos hallamos ante un Monstruo de la Fotografía, gran amigo de Robert Capa y Henri Cartier-Bresson, que le admiraban profundamente.


Hoja con 33 contactos del reportaje realizado por David Seymour "Chim" en Noviembre de 1936 en Sabadell, gran ciudad industrial al norte de Barcelona, durante la visita que realizó con su cuñado S. L. Schneidermann a una fábrica textil. Chim capta con discreción y maestría a diferentes trabajadores y trabajadoras en plena actividad laboral, realizando distintas tareas, y a la vez consigue plasmar de modo impresionante la textura de las distintas máquinas, bobinas de hilo, etc. Pese a que este Maestro de la Fotografía se halla inmerso en condiciones difíciles de iluminación lóbrega en interior, con algunos fuertes contraluces, abundancia de fondos oscuros y presencia simultánea de hilo blanco junto a estructuras metálicas de hierro renegrido por el paso del tiempo, un porcentaje muy elevado de las 33 imágenes están expuestas con precisión, con notable nivel de detalle tanto en las zonas en sombra como en las altas luces. Photo: José Manuel Serrano Esparza

Photo: José Manuel Serrano Esparza

La expectación e interés suscitados por las fotografías y hojas de contactos de David Seymour "Chim", así como los textos explicativos junto a ellos, son uno de los puntos álgidos de esta inolvidable exhibición La Maleta Mexicana. Photo: José Manuel Serrano Esparza

David Seymour "Chim" hizo en Asturias, sobre todo en las zonas de Oviedo, Gijón y Langreo, algunas de sus series fotográficas más representativas, con retratos muy elocuentes en los que captó tanto los rostros de milicianos que luchaban a favor de la República (en las trincheras, comiendo, conversando entre ellos, etc) como hombres y mujeres trabajando en las minas en condiciones muy duras, población civil guardando largas filas para obtener alimentos y otros diferentes contextos de la vida cotidiana que muchas personas trataban por todos los medios de proseguir.

Chim consigue obtener imágenes de semántica dual en las que se percibe claramente la guerra, pero a la vez queda margen para la esperanza. Los asistentes tienen por tanto ocasión de ver además de muchas fotografías famosas de David Seymour, otro grupo de instantáneas inéditas de Chim en las que captó aspectos de la vida habitual de personas civiles retratadas, y que al no haber sido hechas en los frentes de combate, en gran medida no fueron publicadas en los periódicos y revistas de la época, pero trascienden la destrucción y reflejan otros aspectos inherentes a la guerra y cómo afectó a quienes la padecieron. Photo: José Manuel Serrano Esparza

Visitante observando la zona de la exhibición con hojas de contactos de fotografías hechas por Chim en Febrero de 1937 cerca de Oviedo a jóvenes dinamiteros asturianos. La copia vintage de la pared, en la que se aprecia a dos mineros asturianos con cartuchos de dinamita en sus manos fue portada de la revista francesa Regards del 18 de Febrero de 1937. Photo: José Manuel Serrano Esparza

Chiki Weisz siempre estuvo durante toda su vida rodeado de personas extraordinarias del ámbito fotográfico y artístico: Robert Capa, Kati Deutsch, David Seymour "Chim", Gerda Taro, Fred Stein, Leonora Carrington, Remedios Varo y un largo etcétera, siendo con diferencia Leonora Carrington, eximia representante del Surrealismo y orgullo de México, el punto de mayor inflexión en su vida, una mujer extraordinaria a la que no sólo amó profundamente, sino que admiró sobremanera y con la que tuvo dos hijos muy deseados, por los que Chiki Weisz luchó con denuedo, sobre todo durante los años cuarenta y cincuenta, como reportero social en México D.F - ya que era además un buen fotógrafo - , dejando siempre que el protagonismo lo tuviera Leonora Carrington, cuya gran personalidad y talento fueron la luz que en gran medida iluminó tanto a su familia, plenamente integrada e identificada con México, como a todos los que la conocieron y tuvieron ocasión de constatar la extraordinaria talla artística y humana de una mujer que fue además una gran madre.

Con respecto a los grandes fotógrafos para los que trabajó en laboratorio durante la segunda mitad de los años treinta, Chiki Weisz siempre optó por permanecer en un discreto segundo plano, puesto que su mayor deseo era que el protagonismo lo tuvieran Bob, Chim y Gerda, lo cual le hacía feliz, además de ser un gran admirador de Capa como fotógrafo y estarle muy agradecido, ya que gracias a la ayuda de Bob, pudo huir del campo de concentración en Marruecos al que fue deportado, llegando hasta Casablanca, ciudad en la que se embarcó en el buque Serpa Pinto rumbo a México, donde llegó en 1942.

La histórica exhibición fotográfica La Maleta Mexicana ha sido decisiva entre otras muchas cosas para demostrar sin ningún género de dudas que Chiki Weisz figura por méritos propios como uno de los más grandes expertos en revelado de películas fotográficas y positivado de todos los tiempos, junto a figuras señeras como Voja Mitrovic, Teresa Engle Moreno, Georges Fevre, Igor Bakht, David Vestal, Nathalie Lopparelli, Bruce Barnbaum, Juan Manuel Castro Prieto, Pablo Inirio, Dominique Granier, Giulietta Verdon-Roe ...
En otro orden de cosas, tal y como explicó Brian Wallis (Jefe de Exhibiciones del ICP New York), esta inolvidable exhibición ha supuesto la incontestable verificación, todavía más si cabe, de la estratosférica talla mundial como fotógrafo de David Seymour "Chim", ya que los 46 rollos de película de 35 mm expuestos por él durante la Guerra Civil Española y conservados en estado prístino, aportan unos extraordinarios retratos inéditos con luz natural de personajes republicanos famosos de la época como Federico García Lorca, Rafael Alberti, Dolores Ibárruri, Ilya Ehrenburg, Ernest Hemigway, etc (así como muchas de sus imágenes captadas tanto en Bilbao y pueblos limítrofes como en Oviedo durante 1937, en las que capta con magistral uso de la calidad y direcciones de luz los rostros de combatientes, mujeres y niños), unas singulares fotografías de diversos objetos afectados por la guerra, un perfeccionismo y una autoexigencia consigo mismo verdaderamente encomiables, con una insólita versatilidad y capacidad para extraer el alma genuina de las personas a las que fotografía, ciertamente fuera de lo común, sin olvidar sus excelentes fotos de niños que siempre fueron una de sus especialidades.

Photo: David Seymour "Chim". © Estate of David Seymour / Magnum

Escaneado del negativo original del impresionante retrato de Federico García Lorca realizado por David Seymour "Chim" a principios de Julio de 1936 en Madrid, pocos días antes del comienzo de la Guerra Civil Española.

Con gran profesionalidad y humildad, el ICP de Nueva York dejó la difícil digitalización de los negativos originales de nitrato de La Maleta Mexicana en manos de un equipo de expertos del Key Whitmore Conservation Center del Museo George Eastman Kodak de Rochester, dirigido por Grant B. Romer (Director del Advanced Residency Program in Photograph Conservation del George Eastman House Museum de Rochester), Mirasol Estrada (Becaria de la Fundación Andrew Mellon, miembro del Programa de Residencia Avanzado en la Conservación de Fotografías y formada en la ECRO de Guadalajara, Jalisco), Inés Toharia Terán (Especialista en la Conservación de Material Cinematográfico) y Arnold VanDenburgh (Diseñador), que consiguieron crear el Planar Film Duplicating Device (PFD2) fabricado con vidrio, teflón y aluminio que simultaneaba una gran calidad de escaneado profesional con la reducción al máximo de los riesgos inherentes a extender películas de nitrato de 35 mm que llevaban muy enrolladas aproximadamente 68 años, ya que se trata de un ingenioso dispositivo sostenedor de película fotográfica que funciona como un copy stand con el que se fotografiaron todos y cada uno de los 4.500 negativos originales de nitrato con una cámara digital Canon EOS DS Mark III, evitando así posible roces de las emulsiones expuestas por Capa, Chim y Taro y reveladas por Tsiki Weisz con soportes físicos de tipo alguno, consiguiendo en gran medida acceder a las imágenes sin desenrollar ni cortar las películas y con la menor manipulación posible de las mismas.

Ello ha supuesto en la práctica un memorable logro, ya que se ha resuelto el nudo gordiano del tema, que era el aplanamiento de los rollos de película de 35 mm de nitrato de modo que no hubiera distorsión de la imagen ni deterioro alguno de los mismos ni los riesgos típicos en este tipo de emulsión altamente inflamable.

Y a la vez, gracias al buen estado de conservación de los mismos, se han conseguido excelentes resultados, en mi opinión comparables en calidad de imagen a los que se habrían obtenido con un scanner profesional de 35 mm Nikon Coolscan 5000 ED que alcanza los 4.000 puntos por pulgada de definición óptica, con DMAX de 4.8, si bien los scanners de este tipo distaban de ser la mejor opción para digitalizar los 4.500 negativos de los 126 rollos de película de 35 mm muy alabeados de La Maleta Mexicana y no habrían permitido manejar con seguridad y preservar los muy delicados negativos de nitrato, que era el aspecto más importante de todos.

Tampoco era viable el uso de scanners de referencia de la industria cinematográfica con películas de 35 mm como los ARRISCANS 3K y 6K en pos del concepto de réplica digital integral del negativo original de 35 mm (con excepcionales niveles de definición y rango dinámico), ya que un elevado porcentaje de las perforaciones de arrastre de los rollos de 35 mm de La Maleta Mexicana están rotas.

Por tanto, había que buscar una solución de compromiso lo mejor posible y el equipo del George Eastman House Museum lo hizo de modo sobresaliente con el PFD2, ya que los archivos DNG de 40 megas obtenidos a partir de los RAW de cada uno de los 4.500 negativos realizados con la Canon EOS 1DS Mark III a f/16 y 1/6 seg son más que suficientes para prácticamente cualquier aplicación y tamaño deseable.

De modo verdaderamente increíble, la moderna tecnología digital ha sido clave en esta historia para la preservación de este histórico e importantísimo legado fotográfico de imágenes creadas hace casi tres cuartos de siglo, con espectacular calidad de imagen e íntegro mantenimiento de la especial estética de imagen propia de las emulsiones químicas de blanco y negro de la época que incluían elevadas cantidades de plata.Probablemente sería posible incluso ir más allá a la hora de obtener toda la información posible de los 4.500 negativos expuestos por Capa, Chim y Taro y que constituyen La Maleta Mexicana, y con elevados niveles de seguridad, utilizando el Inscanity 4K HDR Film Scanning, en estos momentos el máximo referente cualitativo mundial en scanners de la industria cinematográfica, con rango de densidad completa 3.3, sensor TDI y fuente lumínica LED espectralmente optimizada, que usa una guía de película sin perforaciones (junto con un registro óptico de pin libre de contacto, por lo que se evita el riesgo de rotura alguna en las mismas, además de incluir una pequeña entrada de precisión para el rodillo que aplana las películas combadas, todo lo cual resulta mucho más seguro para el manejo de emulsiones procedentes de archivos antiguos o bien encontradas después de muchas décadas) y obtiene la máxima información posible en altas luces.


Photo: José Manuel Serrano Esparza

Entre lo mejor de la producción de imágenes realizadas por David Seymour "Chim" durante su cobertura de la Guerra Civil Española, figuran las fotografías que hizo en Febrero de 1937 en Asturias (Oviedo, San Esteban de las Cruces, Gijón, Langreo, minas de Duro-Felguera) y en Enero-Febrero de 1937 en el País Vasco (Bilbao, Bermeo, Lekeitio, Berango, Gorliz, Gatika, Erandio Goikoa, Guernika, Güeñes, Amorebieta, Eibar, Cenarruza-Puebla de Bolívar y Elgeta). Photo: José Manuel Serrano Esparza

Y por si todo ello fuera poco, La Maleta Mexicana ofrece también a sus visitantes dos excepcionales postres: la filmación con cámaras de cine de 35 mm realizada por Henri Cartier-Bresson y Jacques Lemare a la Brigada Lincoln en 1937 y 1938 durante la Guerra Civil Española y muy especialmente el documental La Maleta Mexicana, dirigido por Trisha Ziff, uno de los acontecimientos cinematográficos del año a nivel mundial, rodado durante dos años no sólo en España, sino también en distintos países relacionados con la Guerra Civil Española, y que ofrece una descarnada visión social y política de lo que significó el conflicto y las consecuencias que tuvo en quienes lo padecieron, sobre todo los exiliados, incluyendo además entrevistas de enorme interés con amigos y amigas de Capa, Chim y Taro todavía con vida, así como con personas de edad muy avanzada que vivieron aquellos convulsos días.

Copyright Texto y Fotos Indicadas: José Manuel Serrano Esparza. LHSA
Inscrito en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de Madrid.

Capa Fotografió a un Soldado Republicano Muerto Sobre Un Árbol a Las Afueras de Teruel

Robert Capa, China 1938: Primeras Fotografías Kodachrome de Guerra de la Historia