domingo, 28 de noviembre de 2021

LOS BIPLANOS DE FRANCO NO COMENZARON A LANZAR BOMBAS SOBRE LA POBLACIÓN DE CERRO MURIANO DURANTE LA MADRUGADA DEL 5 DE SEPTIEMBRE DE 1936

Texto y Foto : José Manuel Serrano Esparza 

Los biplanos de Franco no comenzaron a lanzar bombas sobre la población de Cerro Muriano aquella misma madrugada el 5 de Septiembre de 1936 como han indicado recientemente algunas fuentes. 

En primer lugar, porque el frente de combates el 5 de Septiembre de 1936 en la zona de Cerro Muriano no estuvo en Cerro Muriano pueblo, sino en las colinas Las Malagueñas,  Torreárboles (cotas cuya captura previa era indispensable para que el general Varela pudiera conquistar Cerro Muriano sin tener abundantes efectivos de tropas republicanas a su espalda) y la Finca de Villa Alicia. 

Y en segundo lugar, porque los biplanos de Franco, aviones Breguet XIX y Nieuport 52, no atacaron en absoluto el pueblo de Cerro Muriano durante la madrugada del 5 de Septiembre de 1936. 

Aeródromo de la Electromecánica hoy en día, 85 años después de que los aviones biplanos Breguet XIX y Nieuport 52 partieran de él el 5 de Septiembre de 1936, aproximadamente a las 9:45 h de la mañana para bombardear la cima de las colinas Torreárboles y Las Malagueñas, en las que había abundantes tropas republicanas y milicianos, apoyando así el ataque de las columnas franquistas central e izquierda a través de la vertiente sur de dichas cotas. Este antigio aeródromo está ocho km al oeste de Córdoba capital, cerca de Medina Azahara. © José Manuel Serrano Esparza 

Dichos aviones iniciaron sus ataques aproximadamente a las 10:00 h de la mañana de dicho día, contra la cima de Las Malagueñas y Torreárboles, para apoyar el ataque cuesta arriba que desde dicha hora realizaban respectivamente la columna central franquista atacante al mando del comandante Álvarez Rementería (con 300 falangistas y una compañía de ingenieros, a través de la vertiente sur de Las Malagueñas) y la columna de la izquierda franquista atacante al mando del comandante Sagrado (a través de la vertiente sur de Torreárboles) contra las tropas republicanas que defendían la cumbre de ambas colinas.  

Los aviones biplanos de Franco no empezaron a lanzar bombas sobre Cerro Muriano pueblo hasta aproximadamente las 14:00 h del 5 de Septiembre de 1936, bombardeo que se intensificó a partir de las 15:00 h de la tarde de dicho día, tal y como relata el periodista suizo Frank Borkenau en su obra " El Reñidero Español ", donde describe como él y los fotógrafos Hans Namuth y Georg Reisner se refugiaron debajo de un túnel situado al sur de Cerro Muriano, fuera de su casco poblacional.